Descuentos de hasta -70% ¡Regístrate!

Bengala de celebración de año nuevo

Cuando se acerca un nuevo año llenamos nuestra libreta de deseos de año nuevo. Los propósitos de año nuevo son ya un clásico que muy pocos cumplimos: ir al gimnasio, comer más saludable, dejar de fumar…son solo algunos de los objetivos que nos proponemos cumplir a nivel personal. Pero, ¿y qué hay de los propósitos de decoración? Como amantes del mundo del interiorismo queremos que tus propósitos del próximo año sean un poco distintos. Después de pasarnos tanto tiempo encerrados en casa nos hemos dado cuenta de la necesidad de hacer que nuestra casa sea más healthy ¡Toma nota!

Deseos de año nuevo para renovar tu casa 

Enero: hora de cambiar los textiles 

Llegó el momento de renovar por fin los textiles de la casa. Ponte como propósito de año nuevo cambiar las sábanas, fundas nórdicas y plaids al menos cada tres meses o con cada cambio de estación. Así conseguirás un nuevo aspecto en casa y no te cansarás de ciertos rincones de la casa.  

Aunque enero sea un mes frío y oscuro, no hay que descuidar el cuidado de nuestras plantas de interior. Disponer de flores y plantas dentro de tu casa favorecerá la purificación del aire, pues éstas absorben el dióxido de carbono y lo transforman en oxígeno. Además, cualquier planta ofrece aromas en la casa, mejora el estado anímico a través de su cuidado y en general relaja el ambiente. En enero, un cesto con una Prímula ofrecerá colorido a tu casa.

Febrero: un despertar saludable y enérgico 

Con el confinamiento muchos han tomado la iniciativa de hacer deporte en casa. No se necesita mucho, solamente hay que habilitar un espacio (no es necesario que sea muy grande) con una colchoneta delgada. Ponte un poco de música y prepárate una rutina de ejercicios diarios durante media hora y ya verás como en pocas semanas te encuentras en mucha mejor forma.

Pero lo mejor de hacer ejercicio a primera hora de la mañana, es el desayuno. Eso sí, disfrútalo, saboréalo. Desayunar con calma y tomarte tu tiempo hará que tus mañanas comiencen mucho mejor. Crea una mesa cálida, y vístela para el momento del desayuno. Tan solo necesitarás un mantel blanco, liso, que transmita calma; una vajilla de colores, y unos salvamanteles de fibra natural, y ¡listo! 

Marzo: sé más organizado 

El orden es muy importante en una casa. Por ejemplo, la ropa en los armarios: ¿Te cuesta encontrar algunas prendas? Si hay ropa que no te cabe, opta por guardarla, bien doblada, en cajas de diferentes tamaños. Recicla o dona la que realmente no uses. En la cocina, separa los estantes por tipo de alimentos. Ayúdate de unos tarros de cristal para que puedas ver fácilmente con qué alimentos cuentas en la cocina. Una cocina bien ordenada, con sus tarros con nombres, con sus utensilios bien guardados por uso, te hará la vida mucho más fácil. Una casa bien ordenada es símbolo de bienestar.

Abril: hazte adicto a la lectura 

Leer ayuda a ampliar nuestro conocimiento y a mejorar nuestras capacidades creativas. Leer es todo un placer lleno de bienestar y sabiduría. El propósito que necesitas es el de dedicarte una hora al día a la lectura. Para que puedas concentrarte más en la lectura, crea un rincón. Añade una cómoda butaca, unos estantes para tus libros, y una lámpara de pie. Luego, vete añadiendo pequeños detalles que lo hagan mucho más confortable como velas, mantas o cojines. Y ten en cuenta también los colores de este espacio, un espacio zen, sin muchas estridencias. El blanco y el verde y sus múltiples combinaciones serán la mejor opción.

Mayo: hora de llenar la casa de flores 

Mayo es el mes de las flores por excelencia. Si tienes un propósito de año nuevo que sea llenar tu casa de flores. Las casas con flores son mucho más alegres, llenas de vida y buen humor. Pero si ya tienes tu rincón de las flores, lo único que tendrás que hacer es preocuparte de renovarlo con plantas de temporada que llenen la habitación de frescor y color. Hay muchas opciones de plantas y flores de interior para plantar en mayo, pero nos quedamos con un par: el hibisco, que da una flor de varios colores formada por cinco pétalos en forma de embudo, y la miltonia, una planta de apariencia exótica, con un a flor de colores llamativos, blanco, rosa o rojo y un toque de amarillo en el centro.

Junio: vida al aire libre 

¡Ya es hora de salir al exterior! Es hora de poner la atención en tu terraza, jardín o hasta en habilitar un pequeño espacio en tu balcón. Dependiendo del total de metros que dispongas podrás poner una mesa, unos sofás o hasta habilitar una zona chill out. Busca los mejores sillones, los cojines que vayan a juego (el blanco es idóneo para esta época del año) y sofás de exterior con acabados de fibras naturales.

Pero si tu espacio es limitado plantéate colocar lo justo para estar cómodo. Puedes colgar un balancín del techo; puedes instalar un sofá bien encajado lleno de cojines e iluminar la zona con bombillas; o simplemente puedes poner dos sillas de madera y una mesa de madera a juego. Y lógicamente acompañar el balcón con una buena selección de flores y plantas. 

Julio y agosto: hora de vestir la mesa 

Si la terraza ya está bien vestida solo queda cómo no, la mesa. En verano las comidas al exterior serán diarias, así que vale la pena tener bien decorada la mesa para que no se vea sucia ni desordenada. Para las comidas familiares utiliza un bonito mantel de lino, con una vajilla blanca con toques dorados, y una cubertería única bañada en dorado. Para esos momentos más informales de cumpleaños, dale al color. Apuesta por una vajilla con el color del momento: el living coral. ¡Cada momento es único, y cada mesa también! 

Septiembre: ¡nos mudamos! 

¡Vuelta a la rutina! Septiembre es para muchos un nuevo año. Una nueva etapa de propósitos como los de año nuevo, y lleno de deseos. Comienza una nueva vida con un nuevo curso, nuevo trabajo (muchas veces), y hasta en ocasiones cambios de piso. Si es tu caso aprovecha para renovar tu estilo, crea un ambiente mucho más cálido en casa. En Westwing podrás encontrar diferentes estilos e ideas para que hagas de este nuevo piso un espacio estilo y con mucha personalidad.  

Octubre: renueva la oficina 

Ahora que nos pasamos más días trabajando en casa que en la oficina, deberemos tener en cuenta la organización y decoración del espacio habilitado como nuestra oficina. Será clave para nuestra concentración, para ser más eficientes y productivos. Disponer de una estantería con cestas para guardar tus documentos o tener el escritorio bien despejado, son elementos que te ayudarán a no tener ningún tipo de distracción. Eso sí, se permiten en el escritorio pequeños accesorios como lapiceros, bloc de notas o lámparas de sobremesa. Y si se quiere algún elemento floral para darle alegría al espacio.  

Noviembre:  llega el cambio de armario 

Cuando tenemos que cambiar el armario, nuestra casa tiembla. Los cambios de estación son la mejor época para hacer limpieza en nuestro armario. Ponlo en la lista de propósitos de año nuevo, y nos lo agradecerás.  

Diciembre: pasa tiempo con los niños 

Pasar tiempo con los niños, ya sean tuyos o familiares cercanos es esencial. Y es durante las vacaciones de Navidad cuando tienen más protagonismo. Es la época ideal para renovar la habitación de juegos. Añade pequeñas mesas para que coloreen, guirnaldas de luces, algunos tipis, y juegos con manualidades. Les encantará la idea, y también pueden ser partícipes del cambio.