salón en tonos tierra beige con cojines y mantas

Si para ti ‘disfrutar’ y ‘frío’ no pueden estar en la misma frase, ¡te equivocas! Te hemos preparado una serie de trucos para el invierno, con los que gozar del calor del hogar en esta estación del año. Cocinando suculentas recetas, haciendo manualidades con los peques, el clásico sofá-manta-peli y un montón de tips deco para hacer de tu casa un refugio acogedor y cálido. Después de leer esto, ¡te declararás fan del invierno!

Una decoración cálida y acogedora

Aunque el invierno en España suele ser bastante benévolo, la verdad es que el frío invita a quedarse más en casa, sobre todo los domingos por la tarde, bien acurrucados en el sofá. En esta estación entran en juego las sábanas, mantas y plaids de tejidos y texturas más abrigadas. Para entrar en calor, en la cocina, ollas y platos de cuchara. En el salón, espacios para facilitar el juego y la creatividad, con manualidades caseras para pasar el rato. Tus plantas también necesitan cuidados especiales, así como el aislamiento para ahorrar energía y sentirnos confortables. Por todo ello, no solo las costumbres cambian, sino también la decoración, que se vuelve más cálida y acogedora.

¡Abriga tu casa! Para combatir el frío de fuera, vamos a calentar los interiores. En nuestra guía aprenderás los mejores trucos para el invierno.

Consejo de lectura: ¡disfruta del invierno con nuestras escapadas y planes caseros para hacer durante las vacaciones de invierno!

Colores y materiales

Los colores del invierno no tienen por qué ser apagados y tristes. Los colores y materiales que te harán pasar un buen invierno:

  • Colores cálidos: tonos tierra, mostazas, naranjas, verdes y blanco roto para aportar luminosidad. Esta puede ser una combinación ganadora para un salón acogedor que transmite calidez mediante los colores. Cuanto más oscuros, más calor absorberán.
  • ¡Más madera! Se trata del material que mejor logra crear atmósferas cálidas, con un aire de refugio nórdico. Suelos de parquet, muebles macizos y detalles decorativos en madera crearán un ambiente acogedor.

Truco Westwing: los grises oscuros, por ejemplo, captan el 90% del calor que les llega y los verdosos, el 79%. Elevarán la sensación térmica en casa.

Textiles calentitos

Aunque es conocido por todos, uno de los trucos para el invierno más útiles es recurrir a los textiles.

  • Las alfombras, un must de invierno. Estas piezas textiles, tan prácticas como decorativas, ayudan a crear espacios muy apetecibles, además de suponer un manto de calidez bajo tus pies.
  • Dale al plaid en tus sofás y butacas. No dejes ni un asiento para el descanso sin estas mantitas con las que cubrirte mientras ves tu serie favorita, lees, tomas un té o charlas con la familia y amigos.
  • Las cortinas son otros elementos textiles que no pueden faltar en una casa invernal, porque no solo dan sensación de calidez a tus ventanas, sino que también ayudan a que no se cuele el frío por ellas. En invierno es importante aislar bien las ventanas, ya que por ellas entra la mayor parte del frío en casa.
  • Cambia los cojines y apuesta por tejidos como el terciopelo, el borreguito o la lana, con ilustraciones de ciervos o con estampados de cuadros. Papeles pintados con siluetas de abetos, ropa de cama con motivos nórdicos… Cualquier imagen que te transporte a ambientes rústicos o de montaña, “calentará” la estancia.
  • En el dormitorio, juega con las superposiciones de sábanas de franela, nórdico y plaids a los pies de la cama. ¡Y cojines! De varios formatos y colores. Así, tu cama pedirá a gritos que te sumerjas en ella. Un cabecero de madera o tapizado ampliará el efecto. ¡Un dormitorio acogedor a la vez que estiloso!

Accesorios y rincones especiales

Si aún sigues queriendo hacer tu casa más hogareña este invierno, aquí tienes algunos trucos para el invierno infalibles.

  • Si tienes una chimenea, lucky you! No tengas pereza y enciéndela. Es una buena forma de calentar la casa sin calefacción y además crean una atmósfera muy acogedora. A falta de chimenea… ¡buenas son velas! Su iluminación cálida y aromas evocarán el calor del fuego.
  • Prepara un rincón especial para el invierno. Con simplemente una butaca cerca de una ventana, una lámpara de pie y una mesita auxiliar o banqueta para apoyar los pies, ya tendrás tu lugar favorito para hacer punto o leer. No te olvides de poner una mantita y encender una vela.
  • Dale verde a tu casa con plantas de invierno. El helecho es ideal para un interior en invierno porque el frescor le sienta bien y no quiere sol directo. Otras plantas que soportan bien el frío son: el acebo, los narcisos, los crisantemos, la hiedra o el jazmín.
  • Cuida la iluminación artificial, ya que en invierno hay menos horas de luz y es clave que ubiques las lámparas para crear una atmósfera bien iluminada. De mesa, de pie, apliques, de techo… No dejes ningún rincón importante a la sombra.

Planes para hacer en casa en invierno

Ahora que ya sabes todos los trucos para subir la temperatura de tu casa con la decoración, te proponemos planes caseros de invierno para que disfrutes de tu hogar:

  • Ponte al calor de los fogones. El invierno es la estación ideal para meterse en la cocina y preparar típicas recetas de invierno con productos de temporada, sanas y nutritivas. Porque en esta época del año tu cuerpo necesita más calorías.
  • Otra de las actividades que más nos apetecen en invierno es disfrutar del séptimo arte. Una alternativa al cine es ver una película en casa con nuestros amigos, nuestros hijos, nuestra pareja o solos. Para que la experiencia sea completa, prepara palomitas, fuera luces, dentro mantas y a subir el home cinema.
  • Manualidades de invierno. Otro plan para hacer en casa durante las frías tardes invernales, sobre todo si tienes hijos, es la creación de adornos y demás trabajos manuales, originales y divertidos. ¡El tiempo pasará volando!
  • Juegos de mesa, dedicarte a la jardinería con tus plantas de invierno, lectura, sesión beauty a lo spa en casa, hacer meriendas especiales con repostería casera, meditación y yoga, una cena romántica, planificar el próximo viaje… son otras actividades con las que aprovechar el tiempo, bien calentitos en casa.

Como en invierno pasamos muchas horas en casa, es importante mejorar el ambiente en casa. Apuesta por aromas relajantes, plantas y una buena iluminación. Y por supuesto, no te olvides del orden en casa, esencial para ser felices en casa.

10 Consejos para aislar bien la casa para no pasar frío (y usar menos la calefacción)

Muchos caen en el error de pensar que para mantener la casa caliente y resistir así a un frío invierno, la cosa está en aumentar la temperatura de radiadores y estufas. Sin embargo, está demostrado que la clave no está en cómo de alta es la temperatura, sino en cómo de bien se mantiene la misma en las diferentes habitaciones. Es por ello que un buen aislamiento es fundamental para mantener la casa caliente. Estos son los principales trucos para no tener frío en casa:

  1. El más eficaz es sin duda aislar la casa desde fuera. No obstante, este procedimiento puede resultar un tanto costoso, ya que si nuestro edificio no se construyó aislado desde el principio, habría que intervenir desde la fachada y es bastante complicado.
  2. Para aprovechar al máximo el rendimiento de los radiadores y estufas, coloca papel de aluminio detrás de los mismos, puesto que así el calor no se absorbe por la pared, sino que se refleja y se emite de vuelta a la sala.
  3. Identifica las paredes frías (normalmente las que están orientadas al norte). El aislamiento de paredes es fundamental en invierno así que revístelas con madera, corcho, papeles textiles o una estantería con libros.
  4. Otro punto muy importante es tapar las corrientes de aire con alfombras, muebles u otros elementos, para así evitar que se escape el calor.
  5. Evita colocar muebles delante del radiador o estufa, pues así el calor será absorbido por los mismos y no se distribuirá por la estancia con eficacia.
  6. El suelo de madera es el mejor aislante. Por el pavimento es por donde la casa pierde más calor. Si en verano el suelo puede llegar a 16º, en invierno baja hasta 10º. En el caso de que tengas parquet de madera natural, tienes el mejor aislante. Si es laminado, su efecto madera generará sensación cálida pero para abrigar de verdad, cúbrelo con alfombras.
  7. Bajar las persianas cuando se pone el sol, tapar las rendijas por donde se cuela el aire o colocar burletes son medidas que te pueden hacer ahorrar hasta un 15% en calefacción.
  8. Un gesto sencillo que te ayudará a mantener el calor es que durante las horas de sol abras bien las cortinas y, cuando empiece a despedirse, ciérralas para que no se escape el calor.
  9. Ojo con la humedad, porque intensifica la sensación de frío. Recurre a deshumidificadores si en tu casa la humedad ambiental supera la barrera del 60%. Si es posible evita secar la ropa en invierno dentro de casa ya que hace que la humedad aumente considerablemente.
  10. Energía solar, gas natural, bomba de calor… tengas el sistema de calefacción que tengas, mantén el termostato a 21ºC ya que es la temperatura ideal para dormir. Elegir la temperatura del aire acondicionado o calefacción es fundamental. Piensa que cada grado de más supone un 8% de incremento en la factura energética.

Si te gusta el invierno y estás planeando casarte pronto…¡No te pierdas nuestro artículo sobre la decoración de una boda en invierno!

Esperamos que con estos trucos para el invierno te sientas a gusto en tu casa, hagas de tu casa un lugar acogedor y sobre todo que ¡no pases frío!

De los trucos de invierno que no fallan: una manta acogedora