Accede a las mejores marcas hasta -70%

Mujer haciendo yoga en esterilla de casa

El deporte es una de las primeras cosas de nuestra lista que siempre nos salva en un día de trabajo estresante. Esto es debido a que el ejercicio nos ayuda a liberar tensiones y estrés. Ahora que estamos confinados en casa es hora de liberar nuestro estrés con el deporte que más nos guste. Cardio, entrenamientos de fuerza o incluso yoga. El yoga en casa es uno de los mejores ejercicios para aquellos que quieren devolver el equilibrio a su cuerpo y mente. Conseguiremos crear un lugar lleno de paz y tranquilidad que nos servirá para ejercitar el cuerpo y al mismo tiempo relajar nuestra alma. En Westwing tenemos algunas ideas muy interesantes que convertirán para convertir nuestra casa en el templo del yoga. 

¿Qué es el yoga?

El yoga no es sólo un deporte, es mucho más. La palabra yoga significa unidad y armonía. El yoga calma nuestro cuerpo, mente y alma. Por eso se utiliza tan a menudo para lograr una mejor calidad de vida, equilibrio y energía. Combina varios ejercicios, meditación, así como nutrición consciente y pensamientos positivos. Se divide en diferentes estilos que tienen el mismo propósito: conectar nuestro cuerpo con todo el cosmos.

¿Dónde podemos practicar yoga?

El yoga se puede practicar en cualquier lugar donde se podamos añadir una esterilla. Ahora con el confinamiento hay muchas opciones online, tanto en Youtube como en Instagram para hacer aprender yoga en casa. Si tenemos un espacio suficiente para una esterilla y un poco de paz, ¡ya lo tenemos todo!  

Yoga en casa: ¿cómo empezar?

Para empezar, vale la pena preparar un plan de ejercicios para que nos terminemos de enganchar a este ejercicio. Te damos algunos consejos: 

  1. Establece los días en los que practicarás yoga. También determina a qué hora practicarás yoga en casa. Ajusta el tiempo de práctica de yoga a nuestra nueva  rutina diaria (sobre todo si tenemos niños).
  2. Haz un horario para todo el mes. Elige videos en YouTube para planificar cada día. Si se establece el programa con antelación, hay más posibilidades de que no abandonemos el plan.
  3. Consigue una esterilla de yoga y un traje cómodo.
  4. Prepara un rincón de la casa para el yoga. ¡Te ayudaremos a hacerlo!

Organizar un rincón de yoga en casa

  • Consejo 1: Lo más importante es sentirse cómodo y seguro en el espacio de yoga que hemos preparado. 
  • Consejo 2: El tamaño de la habitación es muy importante para que no tengas que limitarte en tu ejercicio. Una sala ideal para la práctica es de al menos 2,5×3,5 metros.
  • Consejo 3: La habitación debe ser silenciosa, lo más ligera posible y tener un suelo liso.
  • Consejo 4: Como algunos ejercicios de yoga pueden requerir mucho esfuerzo, la buena ventilación de la sala de yoga es muy importante. ¡Una habitación con ventanas será perfecta!
  • Consejo 5: Durante la temporada de verano podemos trasladar nuestra práctica de yoga a nuestro balcón o jardín si tuviéramos. 

Accesorios que no deberían faltar en la sesión de yoga en casa

Cuando hacemos yoga en casa, es recomendable ambientar un poco el espacio si podemos. La decoración oriental por ejemplo, encaja mucho con el yoga y muchos centros recurren a ella para conseguir que la atmósfera y la sensación sea completa. Otros de los elementos fundamentales a la hora de hacer yoga son las velas aromáticas o el incienso. Por supuesto, esto a parte de nuestra esterilla. Vale la pena también que consigamos una altavoz conectado a nuestro smartphone para ponernos música tranquila. Si estás empezando a hacer yoga en casa, te recomendamos contar con un espejo. De esta forma, te fijarás mucho más en las posturas y podrás saber si realmente las estás haciendo de forma correcta. conseguir un altavoz para la música tranquila y un espejo. Si practicas la meditación, no olvides un cojín que sea suficientemente cómodo. 

Los materiales en el estudio de yoga en casa

El yoga se trata de un estilo de vida consciente, saludable y sostenible, así que los materiales artificiales están fuera de esta técnica. Un suelo de madera, una esterilla de yoga hecha de materiales naturales como el caucho natural, y decoraciones hechas de cerámica o piedra son elementos que no pueden faltar en una espacio dedicado al yoga. 

¿Cómo se limpia una esterilla de yoga?

Incluso si practicas en tu esterilla, puede ser un verdadero hábitat para las bacterias. Atrapa el polvo, el sudor y el aceite. Recuerda que durante la práctica nos tocamos la cara una docena de veces y la suciedad en ella puede afectar a tu piel. Y más ahora con el Coronavirus debemos incidir en la limpieza de nuestra esterilla de una forma mucho más regular. 

Lo mejor es rociar la esterilla con un líquido especial (explicamos cómo hacerlo abajo) y un paño suave después de cada práctica. Podemos usar un paño de microfibra suave para no dañar la superficie de la alfombra. También vale la pena lavar la esterilla de vez en cuando en el baño o la ducha con un líquido suave para así eliminar definitivamente cualquier tipo de suciedad. 

Cómo limpiar la esterilla con un producto especial

Estos son los 6 pasos que necesitamos seguir para una limpieza adecuada de nuestra esterilla: 

  1. Paso 1

    Para limpiar la esterilla de yoga necesitaremos agua destilada, aceite de lavanda, aceite de árbol de té y vinagre.

  2. Paso 2

    Primero llenaremos una botella pequeña con agua destilada. 

  3. Paso 3

    Luego añadimos el vinagre. 

  4. Paso 4

    Introducimos también siete gotas de aceite de lavanda y dos gotas de aceite de árbol de té.

  5. Paso 5

    Agitamos la botella para mezclar todos los ingredientes.

  6. Paso 6

    Pulverizamos la mezcla en ambos lados de la esterilla de yoga y la secamos bien con un paño de algodón suave.

¡Nuestro limpiador casero está listo! Lo importante es que no sólo elimina las bacterias, sino que también deja un agradable y fresco aroma en la superficie de la esterilla.

No importa si practicas en un rincón separado del dormitorio o en una habitación grande y espaciosa, el yoga en casa te hará sentir mejor. Con nuestros consejos, crearás un espacio relajante para el cuerpo y el alma en poco tiempo, que ayudará mucho en el confinamiento.