salón en gris y azul

Son muchos motivos los que nos pueden llevar a querer conocer cómo pintar paredes y darle un lavado de cara a esa habitación que ha dejado de gustarnos. Y es que, a la hora de emprender una reforma, cambiar la apariencia de la pared en una estancia es, sin duda, lo que generará un efecto más potente e inmediato. ¿Todavía no sabes cómo hacerlo? No te preocupes: en Westwing expertos en trucos para paredes, hemos preparado para ti una completa guía sobre cómo pintar una pared para que esta tarea te resulte pan comido y no se te escape ningún detalle importante. ¿Preparado? ¡Comenzamos!

1. La elección de la pintura

Darle una nueva vida a una estancia es una de las mayores satisfacciones en lo que a decoración del hogar se refiere. Con el paso del tiempo, los materiales no solamente sufren deterioro, sino que también pueden quedar obsoletos y pasados de moda.

Si hay un paso por el que debemos comenzar en el proceso, es este. Elegir bien cómo será la pintura de tu pared determinará el éxito de la tarea. En primer lugar, ¿vas a pintar una pared de exterior o de interior?

Si tu pared elegida está en el interior del hogar, elige siempre una pintura acrílica mate o satinada. ¿La diferencia? La pintura mate absorbe la luz y resulta estupenda para maquillar pequeñas imperfecciones de la superficie. Además, nos encanta por su facilidad en lo que a limpieza se refiere. ¡Solo necesitarás un poco de agua!

Por su parte, la pintura satinada aporta luminosidad a la estancia por el brillo sutil que la caracteriza. No obstante, recomendamos su uso solo en caso de que la pared esté perfectamente lisa. De lo contrario, delatará sus fallos.

¿Te gustaría tener una casa de revista? Regístrate ya en Westwing y no te pierdas las rebajas de hasta el 70% para amueblar y decorar tu casa con estilo.

2. Cómo preparar una pared antes de comenzar

Una vez elegida la pintura que vamos a emplear, ya podemos llevar toda nuestra atención a la pared que vamos a reformar.

Lo primero que tenemos que hacer es acondicionarla adecuadamente. Esto es, prepararla para que esté en perfectas condiciones para recibir la pintura. Hay que verificar su condición y ver si tienes que tapar agujeros en la pared.

Con ayuda de una espátula, alisaremos la pared: eliminaremos imperfecciones, pintura antigua desconchada e irregularidades. Si son de gran profundidad y el efecto de la espátula no resulta suficiente, podemos emplear una lija para igualar el nivel de la superficie.

3. Cómo pintar una pared y cubrir los desperfectos

Seguimos con nuestra tarea de dejar la pared que vamos a pintar en perfecto estado. Después de retirar los restos de pintura, es hora de encargarnos de las marcas, las grietas y todas aquellas imperfecciones que pueda haber en la pared.

La pasta niveladora será nuestra gran aliada. Excelente material de relleno que aplicaremos con ayuda de una espátula. Recuerda que la lija aportará el toque final, una vez más, para garantizar el alisado de la superficie. Aplica, deja secar, lija y… ¡Listo!

¿Lo tienes? ¡Vamos con el siguiente paso!

4. Protección del suelo y mobiliario

¿Te mueres de ganas por empezar a pintar? Lo entendemos, sí, pero, ¡un momento! Todavía nos falta un último paso (es el último, prometido) para que pintar nuestra pared sea una tarea segura y no te complique la vida en el hogar: ¡proteger la estancia! Te aseguramos que lo vas a agradecer y que te ahorrarás mucho tiempo de limpieza.

Te recomendamos que emplees papel (hay modelos con cinta adhesiva incorporada que facilitan enormemente el trabajo) con el que cubrir todo aquello que quieras proteger de posibles accidentes con la pintura: lámparas, marcos de las puertas, tiradores, suelo, llaves de la luz… ¡E incluso algunos muebles si no has vaciado la habitación por completo!

5. Cómo pintar una pared en varios tonos

Sí, sí, sí, ha llegado la hora de comenzar a pintar. Y no será lo mismo que lo hagas si tienes pensado aplicar solo una capa de color o si lo que quieres es aplicar varios tonos. En caso de que te decantes por la segunda opción y te apetezca probar combinaciones, vas a necesitar medir la pared, delimitar y decidir el color de cada franja y marcarlo con cinta de pintor. No deja huella y es una excelente guía de trabajo.

6. Cómo elegir bien las herramientas

Nuestra primera herramienta estrella para aplicar la pintura va a ser la brocha. ¿Y a dónde nos iremos? ¡Directamente al techo! Concretamente a la junta entre el techo y la pared: una parte delicada que precisa de toda nuestra atención y una tarea para la que la brocha nos va a proporcionar mayor precisión.

Continuaremos perfilando detalles con ayuda de la brocha: cubre la perfilería de las ventanas, los marcos de las puertas, los interruptores, los enchufes… Una vez que hayas completado los bordes, ya puedes pasar al trabajo en grandes superficies.

7. Empezar por el lugar adecuado

Es hora de pasarse al rodillo y abordar una mayor superficie de pared, pero ¿por dónde comenzamos? Si eres zurdo, ve a por el ángulo superior izquierdo y si eres diestro, empieza por el superior derecho. Parece una tontería, pero este pequeño truco te ayudará a apoyar en la pared sin pintar la mano que no uses y ganarás en comodidad.

En este video te contamos cómo pintar una pared en X. Una técnica de pintura muy sencilla y que puedes hacer fácilmente sin preocuparte de los detalles.

8. Qué sucede tras aplicar la pintura

¡Voilà! Te has pegado una buena jornada de trabajo y lo has conseguido. Ya has cubierto tu pared con todas las capas de pintura necesarias. ¡Enhorabuena! ¿Es una gozada ver el cambio, verdad? Ahora es el momento de retirar con cuidado la cinta de pintor: hazlo suave, pero de forma continua. Es importante que lo hagas cuando la pintura todavía no se ha secado para evitar desperfectos.

9. Mimar cada detalle

Vamos con el toque de gracia sobre cómo pintar una pared. Porque sí, en Westwing somos, como tú, grandes perfeccionistas. ¿Quieres que tus esquinas queden impolutas? Pon en el borde una lámina de acetato y aplica pintura en la esquina que quieras retocar. ¡De esta forma no afectará al resto y el resultado será perfecto!

Si ya tienes una pared pintada a la perfección, pero deseas decorarla con elementos originales, descubre cómo colgar una tv en la pared para que quede espectacular.