-20% adicional en todas las ventas

dormitorio verde con papel de pared

Nos encanta el efecto del papel pintado en la pared. Pero es cierto que con el paso del tiempo pueda sufrir deterioro o sencillamente haber pasado de moda. Si estás buscando un nuevo lookn para las paredes de esa habitación y quieres saber cómo quitar el papel de la pared, la buena noticia es que se trata de una solución reversible. Eso significa que, siguiendo estos sencillos trucos para paredes que hemos preparado para ti desde Westwing, podrás dejar la pared como nueva y a tu gusto. Elegir un nuevo diseño, colocar friso o pintar ya depende de tus preferencias. Eso sí: te aseguramos que el resultado será fantástico. ¡Vamos allá!

Cómo quitar el papel de la pared: cuidados previos

Esta tarea es sencilla si seguimos paso a paso el orden necesario. Antes de comenzar, es importante tener en cuenta los preparativos imprescindibles para que todo el proceso se desarrolle con éxito.

Queremos que la operación resulte lo más fácil posible y para ello debemos asegurarnos de que hemos retirado los embellecedores y las tapas de los enchufes y de que hemos protegido las cajas con cinta de carrocero. Asegúrate también de cubrir los rodapiés antes de empezar, así evitarás que se ensucien con alguno de los materiales que vamos a utilizar. Si el área de trabajo se centra en el techo, es una buena idea desmontar las lámparas.

¿Te gustaría tener una casa de revista? Regístrate ya en Westwing y no te pierdas las rebajas de hasta el 70% para amueblar y decorar tu casa con estilo.

La junta entre el techo y la pared es una zona que suele pasar desapercibida y también merece nuestra atención en lo que a cuidados previos se refiere. Con un cúter despega con delicadeza el papel pintado de modo que, cuando lo retires, no extraigas también la superficie sin empapelar.

Cómo quitar el papel pintado: técnicas para humedecer la superficie

Desde Westwing te traemos cuatro consejos que no te fallarán si quieres saber cómo quitar el papel pintado muy pegado y que ofrece especial resistencia.

Antes de nada: humedece la pared. Puedes hacerlo con productos específicamente diseñados para estas tareas como los sprays quita papel. El modo de empleo es muy sencillo: pulveriza sobre la superficie y deja actuar el tiempo indicado por el fabricante. Esto hará que se reblandezca. Recuerda que cuanto más húmeda esté la pared, más probabilidades tendrás de poder retirar el papel en grandes pedazos, por lo que no olvides de ser generoso en la aplicación del spray. Hazlo de arriba abajo y ¡verás lo fácil que resulta quitar después el papel pintado!

Eso sí: a la hora de retirar el papel, hazlo en sentido inverso a la aplicación del spray. Comienza desde abajo y por una esquina. Si vas a trabajar en el área del techo, es preferible que elijas la esquina de un lateral para comenzar. La técnica para quitar el papel también es importante: nada de bruscos tirones para despegarlo, mejor hacerlo con delicadeza y con ayuda de una espátula. Recuerda que es una tarea de precisión y que buscamos que el resultado sea perfecto. Además, esta suavidad a la hora de despegarlo evitará daños en la superficie de la pared que se encuentra bajo el empapelado.

Otra opción para humedecer la pared y facilitar la tarea de desnudarla es emplear vapor sobre la superficie. ¿Cómo? Una plancha, una vaporeta o un decapante de vapor son los instrumentos ideales. Para conseguir un resultado óptimo basta con que pases el accesorio elegido sobre la superficie con sutileza y como si estuvieses planchándola.

Cómo quitar el papel de pared y que quede perfecto

En Westwing somos perfeccionistas cuando la situación lo merece. Y es que a la hora de emprender una reforma buscamos un acabado de lujo.

Por eso, cuando finalices la tarea de quitar el papel pintado, no escatimes en perfeccionar los detalles. Elimina cualquier posible resto de cola o adhesivo y asegúrate de que toda la superficie está realmente limpia. Una vez que te cerciores ya solo quedará secarla, con un lapso de tiempo suficiente para volver a trabajar sobre ella, ya sea para empapelarla de nuevo con otro diseño, para pintarla o para revestirla con otro material.

Cómo quitar el papel de pared y conseguir un nuevo acabado

Lo más habitual es que tras desnudar tu pared quieras darle un nuevo diseño o decidas pintar la pared. Para que quede perfecta, si estás pensando en agregar un nuevo diseño y recomenzar el proceso de empapelado, te aconsejamos que prepares bien la pared para ello. Haz que luzca lo más lisa posible: un lijado para evitar imperfecciones, una buena limpieza y la aplicación de un fijador especial te lo pondrán muy fácil.

Así evitarás que todo aquello que vayas a aplicar tenga el aspecto que necesitas y, muy importante, que el yeso de la pared no se desprenda. Prevenir ayuda a evitar reparaciones posteriores.

¿Ya lo tienes? Recuerda la secuencia de pasos imprescindibles para desnudar tu pared: protege las zonas sobre las que quieras evitar daños indeseados, como rodapiés, interruptores y enchufes; lija el papel con un cepillo metálico, pulveriza generosamente sobre la superficie un spray quitapapeles y deja actuar unos 15 minutos o aplica un instrumento de vapor para humedecerla, retira el papel pintado y limpia al detalle la pared de posibles restos de material, como la cola.

¡Un truco final! Asegúrate de cómo es el tipo de papel que recubre tu pared. En el mercado, existen dos: arrancable o pelable. En función de cómo sea, será mejor una u otra estrategia para retirarlo: el papel arrancable sale de una sola pieza, sin embargo, el papel pelable se retira solo en la superficie y queda la base. Para que salga por completo, es necesario repetir la operación.

¿Ya sabes cómo quitar el papel de la pared? En ese caso, ha llegado la hora de que elijas el nuevo diseño y te pongas manos a la obra para conseguir ese lavado de cara que estabas buscando. Tu habitación está lista para estrenar nuevo look con un acabado de diez que sorprenderá a todos tus invitados.

Sigue leyendo: Si has disfrutado de estos trucos no dejes de leer nuestra guía paso a paso sobre cómo hacer paredes de pladur. Inspírate con Westwing y transforma tu hogar.