Devoluciones ampliadas hasta el 31 enero 2022

felpudo de entrada

Si la decoración interior es importante, también lo son los detalles que la rodean en el exterior. Entre esos elementos decorativos a los que debemos prestar siempre atención, está el felpudo. Este objeto se han convertido con el paso de los años en una verdadera tarjeta de presentación a nuestra casa. Y es que al final, la zona de la entrada y recibidor es uno de los puntos más importantes; es la carta de bienvenida a nuestra vivienda, por lo que es importante vestirla de forma adecuada. Pero, ¿sabes cómo elegir bien el felpudo para la entrada de la casa? En Westwing queremos enseñarte algunos trucos para que puedas acertar con la elección del felpudo. Sigue muy atenta, y lee bien nuestros consejos decorativos.

¿Por qué apostar por un felpudo en la entrada de la casa?

Los felpudos tienen una misión muy clara: eliminar la suciedad de los zapatos antes de entrar a casa. Es una medida de higiene que poco a poco se ha convertido en un elemento decorativo indispensable en las entradas de las casas. 

Otra de las funciones de los felpudos es evitar resbalones, deslizamientos y caídas en la zona de la entrada. De esta forma, y gracias al felpudo, podemos secar la suela del zapato y, evitar también, manchar la zona del recibidor.

¿Dónde añadir un felpudo en casa?

Lo más habitual es encontrar el felpudo justo delante de la puerta principal de la casa. En los pisos, los felpudos se encuentran en la zona del rellano por lo que no están expuestos a la intemperie. Sin embargo, en las viviendas unifamiliares que se encuentran casi a pie de calle, los felpudos si están en el exterior y deben resistir bien a las inclemencias meteorológicas.

Tipos de felpudos para la entrada de la casa

Hay muchos tipos de felpudos, dependiendo de las características de nuestra casa, y, por supuesto, de nuestra personalidad. Para que puedas encontrar el mejor felpudo, hemos hecho una lista con los más populares. ¡Elige tu opción favorita!

Felpudos de fibra natural

Es uno de los felpudos más deseados. Esto es debido a dos motivos: el auge de la fibra natural en los últimos años, y por supuesto, su resistencia y durabilidad. Los felpudos de fibra natural más utilizados son los de coco, y sirven para interior como exterior. Además, los felpudos de coco natural absorben bien la humedad; ayudan a quitar bien la gravilla y el polvo; y son bastante resistentes.

Felpudos de fibra sintética

Otra opción muy elegida son los felpudos de fibra sintética. Este tipo de felpudos son muy resistentes a la intemperie (incluso a la humedad), por lo que se recomiendan utilizar, sobre todo, en zonas de exterior o de alto tránsito. Son felpudos muy fáciles de limpiar, e incluso podemos encontrar algunos modelos que imitan a la fibra natural.

Felpudos de plástico

Los felpudos de plástico son una opción bastante idónea si lo que buscamos es una opción resistente al agua. Se recomienda su uso en zonas de exterior, ya que este tipo de felpudos nos puede durar bastante tiempo.

Felpudos de goma

Son unos de los felpudos más usados últimamente. Este tipo de felpudos son muy fáciles de limpiar, y permiten eliminar bien la suciedad de las suelas de los zapatos.  Al estar hechos de goma duradera, no se deforman, son transpirables y limpian eficazmente las bacterias que se puedan adherir a nuestros zapatos.

Cómo limpiar los felpudos

Como hemos podido comprobar, los felpudos sirven como barrera para la entrada de virus y bacterias a través de los zapatos. Pero es cierto que, con el tiempo, los felpudos también necesitan una limpieza. Para que puedas mantener el felpudo en buenas condiciones, te recomendamos llevar a cabo estos trucos:

  • Sacudir siempre el felpudo para eliminar los restos de suciedad.
  • Aspirar (solo si es de fibra natural) el felpudo para quitar el polvo.
  • Limpiar con un cepillo empapado en agua y detergente (si es de fibra sintética) el felpudo. Y después siempre secar el felpudo al aire.

Felpudos lavables

Además de limpiar los felpudos como te hemos comentado, existe otra alternativa: los felpudos lavables. Como las alfombras, estos felpudos se pueden introducir en la lavadora sin problema y así eliminar en profundidad bacterias. Podemos encontrar multitud de opciones, y felpudos originales: con estampado, lisos, con mensajes…

Consejo: si introduces felpudos o alfombras en la lavadora, te recomendamos que posteriormente hagas un lavado sin nada antes de introducir ropa. Así, si se ha quedado algún resto de polvo se podrá eliminar por completo y no afectará a la ropa que introduzcas posteriormente.

Descubre nuestros felpudos favoritos