jacuzzi en el exterior

¿Quién no ha soñado alguna vez con tener su propia piscina? O mejor aún: ¿quién no ha soñado con un jacuzzi exterior en el que no solo bañarse, sino cuidarse, y hacerlo bajo el sol o bajo las estrellas? Si es una idea que te ha rondado siempre por la cabeza o acabamos de despertar tu deseo, estás en el lugar adecuado.   

El jacuzzi exterior ideal para ti 

Ya sea en una terraza amplia, en un ático o en un jardín, puedes disfrutar de tu jacuzzi exterior particular. Eso sí, si lo vas a instalar en tu terraza, la construcción debe cumplir con una serie de requisitos que los especialistas en este tipo de spas deberán valorar, y con toda probabilidad necesitarás un permiso de obras. Además, debes tener una toma de agua y una de electricidad en el espacio en el que vayas a instalarlo, y estas deben cumplir la normativa que asegure la máxima seguridad para zonas de agua. Una vez sepas que sí puedes disfrutar de un jacuzzi exterior, deberás responder a estas preguntas:  

  • ¿De cuántas plazas lo necesitas? Para uso privado, los jacuzzis para exteriores se fabrican desde para 2 personas hasta para 6. 
  • ¿De qué forma te encaja mejor en el espacio? Puedes elegir entre un jacuzzi exterior redondo, cuadrado o incluso esquinero (para espacios más reducidos). Y puedes instalarlo o bien de superficie o bien encastrado. Si es de superficie, lo habitual es revestirlo de materiales como la madera sintética o la madera natural de ipé (resistente al agua y a la intemperie). Revestidos de madera son mucho más estéticos y encajan mejor con el resto de la decoración del exterior. 
  • ¿De qué tipo de material debe ser tu jacuzzi? Los jacuzzis exteriores con estructura metálica son los más recomendables puesto que son los más duraderos. Estos jacuzzis cuentan con un acabado exterior en acrílico o acero inoxidable. 
  • ¿Cómo podré mantener el calor del jacuzzi en el exterior? Cuando no lo estés usando, puedes contar con una cubierta térmica, muy recomendable para que el calor no se pierda. De esta manera ahorrarás el máximo de energía. Por otra parte y también relacionado con el ahorro, existen sistemas de bombeo de agua que reducen su consumo eléctrico.

Y un dato a tener en cuenta a la hora de instalarlo: se necesita que el suelo en el que se instalará el jacuzzi exterior esté bien nivelado y que el resto del pavimento que le rodee tenga caída hacia un desagüe por si hubiera alguna fuga de agua.  

Consejo: trata de no instalarlo cerca de la ventana de un dormitorio puesto que los jacuzzis producen algo de ruido y esto puede alterar el descanso. 

must de tu zona wellness particular

Para que tu jacuzzi exterior sea el mejor del mundo, no solo necesitas esa piscina de burbujas en la que sumergirte para relajarte. También es importante que alrededor todo te invite a ese relax. Una decoración del espacio bien pensada será imprescindible. Y sobre todo, que no te falten las 7 piezas básicas:  

  1. Hamacas: imprescindibles para salir el jacuzzi y seguir relajándote al sol. 
  2. Auxiliares: para apoyar tu té helado, tu limonada o ese aperitivo que redondea el momento. 
  3. Una alfombra: para salir de tu jacuzzi exterior y tener una cálida pisada que te acoja y, a la vez, evite que resbales. 
  4. Una silla: donde dejar tu toalla o albornoz para tenerlo a mano cuando salgas del jacuzzi. 
  5. Lámparas: portátiles, solares o no, para poder colocarlas alrededor de tu jacuzzi exterior cuando decidas regalarte un baño nocturno.  
  6. Textiles gustosos: toallas, cojines, colchonetas, sombrillas… todo para darle suavidad, confort y color a tu spa particular. 
  7. Y plantas: un jacuzzi exterior invita a rodearse de altas plantas, que no solo nos dan un paisaje verde que ayudará a nuestro relax, sino que también nos regalarán una barrera visual para conseguir una mayor intimidad.  

Y todo, todo, lo encontrarás en Westwing. Ideas maravillosas para disfrutar de tu oasis particular.