Baño con un estilo glam, dorado y mármol

El baño, por pequeño que sea, tiene diferentes zonas en función del uso que damos a cada una de ellas. Por ejemplo, la zona de baño, con la bañera y/o la ducha, o la zona de tocador, con el lavamanos y el espejo. Y no sirve una luz general para todas. Al contrario: cada una de ellas requiere su iluminación específica. Elegirla bien es fácil si sabes cómo y para ello, hemos elaborado una pequeña guía de iluminación que te ayudará a acertar con tus lámparas a la hora de enfrentarte a la decoración de tu baño. ¿Empezamos? 

Luz natural, colores naturales 

La luz natural es un bien muy codiciado en los baños, ya que suelen ser estancias interiores que quizás cuentan con una ventana (las más afortunadas), pero normalmente da a un patio de luces oscuro. Sin embargo, si tienes la suerte de disponer de un baño con ventana al exterior, ¡aprovéchalo! La luz natural ayuda a que los colores se vean bien, como son en realidad, lo que te será mucho más cómodo para arreglarte. Por ello, lo ideal es que coloques el lavamanos con su espejo junto a la ventana para aprovechar al máximo esa claridad natural. 

Lámparas de baño que imiten la luz natural 

Pero claro, también se hace de noche en los baños que tienen ventana al exterior y necesitan las mismas lámparas que los baños interiores. Así que imitar la luz natural con las luminarias será siempre una buena idea para cualquier baño.  
El consejo de los expertos en iluminación es que elijamos LED’s, ya que su eficiencia energética es mayor que la de otras bombillas y el calor que emiten es más bajo en comparación con los fluorescentes (que alteran los colores) o los halógenos.  
Por otro lado, lo más aconsejable es elegir LED’s con tonalidades entre neutras y frías (igual o mayor a 4000o Kelvin), por su buen rendimiento cromático, además de su bajo consumo y su baja emisión de calor. 

Una luz para cada zona 

  •  Luz general. Si el baño es pequeño, puede que baste con un solo plafón en el techo, y si es un baño más grande, las luces encastradas en el techo aportan una luz homogénea perfecta. Coloca las suficientes para que no queden espacios en penumbra. En cuanto a la intensidad que necesitas para la iluminación general, los expertos aconsejan 200 lux (lúmenes/m2). Por otro lado, aunque no sean luces que estén en contacto directo con el agua, se recomienda también que tengan un IP –índice de protección– de 44 porque el vapor se condensará fácilmente con el agua caliente. 
  • En el espejo. Es una zona clave del baño y donde necesitamos una luz puntual que nos ayude a ver el más mínimo detalle. La intensidad de la luz, de nuevo, debe ser de unos 200 lux; el IP, también de 44, y el IRC (Índice de Reproducción Cromática), de 90. ¿Que qué es el IRC? La exactitud con la que la luz muestra los colores de los objetos. Con un IRC entre 90 y 100 los colores se muestran como son en la realidad. 

¿Ideas para colocar las lámparas de baño que iluminen bien el espejo?  

  • Instalarlas para que creen una cortina de luz entre nosotros y el espejo. Sobre todo, no hay que colocarlas de tal manera que incidan sobre nuestra cabeza, ni orientarlas hacia el espejo, porque se crearían reflejos incómodos. 
  • Colgar apliques a ambos lados del espejo. 
  • Instalar lámparas a ambos lados del espejo creando un efecto camerino. Hay espejos que ya cuentan con este tipo de iluminación incorporada en su estructura. Por otra parte, si también cuentas con un espejo de aumento, también puedes encontrar modelos que cuentan con iluminación incorporada. 
  • Iluminación en la zona de ducha y/o bañera. Iluminar la zona cercana a la bañera o a la ducha es importante para crear un rincón que invite a la relajación. Lo que hay que tener en cuenta aquí es que serán luces que estarán instaladas en una zona húmeda que puede recibir salpicaduras, así que es mejor elegir luces con una protección mínima de IP65. Y si las luces están dentro de la ducha, por ejemplo, recibiendo agua directa, habrá que colocarlas con un IP68. 
  • Lámparas de baño ambientales. Un baño debe ser un espacio relajante y la iluminación puede conseguir ese ambiente acogedor y zen que necesitamos para desconectar. Se llevan, por ejemplo, los realces luminosos: pequeñas tiras leds que se colocan bajo los muebles como el del lavamanos o los estantes.  
  • Luces prácticas. Hay también sistemas para iluminar el interior de armarios y cajones que se activan cuando los abres y así ayudan a encontrar mejor lo que estamos buscando. 

6 estilos de lámparas de baño que nos encantan 

1. Estilo industrial 
Elige lámparas de baño que cuenten con metal negro. Los apliques en forma de foco junto al espejo ayudarán a dar este estilo. Aunque también las lámparas colgantes tipo bombilla Edison, donde el cable trenzado cobra tanto protagonismo como el bulbo en sí. Estilo sencillo y con mucho carácter. 

2. Estilo art-déco 
Son lámparas de baño donde el dorado o los metales cobrizos no faltan. A veces combinados con bulbos blancos. Son lámparas elegantes y sofisticadas con vocación escultórica.  

3. Estilo clásico 
Las pantallas de tela o de cristal nos llevan al estilo clásico de inmediato. Que no falten en los apliques de tu baño.  

4. Estilo contemporáneo 
Desde lámparas de líneas rectas, tipo cubo, en negro o blanco mate, hasta lámparas colgantes, estilizadas y de diseño. 

5. Estilo boho 
Las fibras naturales también se llevan en los baños más desenfadados y naturales. Pero también las lámparas de baño colgantes con bombillas tipo Edison encajan en espacios de estética más hippy. 

6. Estilo escandinavo
Focos y lámparas colgantes de metal en blanco roto, azul grisáceo o verde menta quedan ideales en baños de estilo más nórdico. 

Ahora que ya sabes las claves para iluminar adecuadamente tu baño, solo te necesitas inspiración… Deja que te ayudemos con nuestra selección de lámparas de baño. Prácticas, bonitas y de todos los estilos. ¡En WestwingNow, encontrarás lo que buscas! 

¡Ilumina bien el espejo en tu baño!