Un baño azul con una mampara de ducha transparente

Si quieres renovar o actualizar tu baño seguramente te preguntes ¿pongo una cortina o una mampara de ducha? Cada una tiene sus pros y sus contras y a veces resulta complicada la elección. Si te decides por una mampara de ducha verás que hay muchos estilos y modelos. ¡No te preocupes! Te hemos preparado una guía con los tipos y consejos más útiles para que sepas cómo elegir una mampara de ducha sin problema.

Mamparas vs. Cortinas

¿Mampara de ducha o cortina? Si aún no te has decidido te resumimos las ventajas e inconvenientes de cada una:

  • Pros de las cortinas:  instalar una cortina en la ducha es una decisión fácil y económica. Hay mil diseños para adaptarse tanto a tu estilo como a la época del año, si quieres. Y cuando se estropean (o te cansas de ellas) es tan fácil como descolgarlas y cambiarlas.
  • Contras de las cortinas: tienen dos hándicaps. Por un lado, con sus ondas y estampados, ocupan un espacio visualmente hablando que hace que el baño parezca más pequeño, y por otro lado, no son estancas, con lo que las fugas de agua están prácticamente aseguradas.
  • Pros de las mamparas de ducha: nos ofrecen estanqueidad y, dependiendo de cómo sean, una invisibilidad que hará que tu baño parezca mucho más amplio y luminoso de lo que es en realidad.
  • Contras de las mamparas: son más caras y requieren mayor cuidado para evitar las marcas de su uso.

Actualiza tu cortina de ducha

Mamparas de ducha a la última

Has decidido instalar una mampara de ducha pero, ¿cómo elegir la mampara de ducha según las últimas tendencias de baños

  1. Estética: hoy se apuesta por mamparas con perfiles y herrajes mínimos para un baño moderno. ¿Por qué? Porque la estética casi invisible de la mampara hace que percibamos el espacio mucho más amplio y luminoso. 
  2. Materiales: El vidrio templado o laminado es el rey en este tipo de mamparas debido a su resistencia y seguridad ante las roturas. Y si a este tipo de mamparas añades rodamientos enrasados en el suelo y bisagras ocultas, conseguirás una mampara discreta y de muy fácil limpieza. Ya solo te falta que el vidrio sea antical, una solución interesantísima porque simplifica los trabajos de limpieza hasta en un 80%. No obstante, debes saber que la película antical suele tener una duración de entre 5 y 10 años según la calidad del producto.

Tipos de apertura para las mamparas de ducha 

El tipo de apertura es clave para elegir bien la mampara de ducha. El espacio que ocupe tu ducha determinará qué tipo de apertura le irá mejor.  

  • Si el baño es pequeño y tu ducha también lo es, lo ideal son las puertas batientes que se abren hacia adentro o bien plegables o correderas que ofrecen un paso mínimo de 50 o 60 cm. También es posible optar por puertas batientes que se abran hacia afuera, pero necesitarás espacio frente a ellas y esto no siempre es posible. Una apertura de 180o hacia afuera hará que la ducha sea 100% accesible. 
  • Si el baño es amplio o la ducha es de tipo walk-in, es decir, lo suficientemente grande como para caminar dentro de ella, una hoja fija sin perfiles ni herrajes, que deje un paso de 70 a 90 cm, será lo ideal. 
  • Si la ducha está colocada en una esquina, pero el acceso no puede ser lateral porque otro elemento como el lavamanos o el inodoro lo impiden, existe la opción de instalar una mampara con apertura angular: dos puertas que se cierran justo en el ángulo y que al abrirse dejan un paso amplio. 
  • ¿Y si el plato de ducha es curvo? También existen modelos de mampara que se adecúan a formas curvas. Como ves, no hay límites para las mamparas. 

¿Cómo elegir una mampara de ducha segura?  

Actualmente, los cristales de las mamparas se realizan con vidrio templado resistente a los impactos. Su grosor suele ser de entre 6 y 8 mm. Si la apertura es corredera, es mejor elegirlos de 6 mm y si la hoja es fija, son más recomendables los cristales de 8 mm. ¿Y si, por un fuerte impacto, se produce una rotura? Este tipo de vidrio, al romperse, se resquebraja en partículas de entre 4 y 5 mm de grosor con una forma que impide que sus aristas puedan cortar.   

El cristal de la mampara puedes elegirlo transparente, que como te hemos comentado antes, es la última tendencia o bien traslúcido o serigrafiado, lo que te ofrece una mayor intimidad. 

Por otro lado, un elemento a tener en cuenta para acertar a la hora de cómo elegir la mampara de ducha es su altura. Para proteger el baño de salpicaduras, debe ser de entre 1,80 y 2 m.  

¿Qué perfiles necesita una buena mampara de ducha? 

Para saber cómo elegir la mampara de ducha perfecta, hay que hablar del material ideal de los perfiles y los herrajes. El aluminio es el mejor porque es ligero y resistente a la humedad y a los productos químicos. Para asegurarte de que es un buen aluminio, confirma que cumple las normativas DIN y AENOR de acuerdo a la norma ISO9002. Según la decoración de tu baño, tienes la opción de elegir el acabado en cromado, en negro mate o en cobrizo o dorado mate, en caso de querer una mampara a juego con griferías más sofisticadas o de corte industrial.  

  • Perfiles para mamparas pequeñas. Si tiene menos de 70 cm de ancho y 6 mm de grosor, podrás minimizar los perfiles al máximo. 
  • Perfiles para mamparas grandes. Cuanto más grande sea tu mampara, más agarre necesitará. Una opción ideal en este caso es una perfilería cruzada perpendicular a la pared que sujete la mampara a esta.  

Ahora que ya sabes cómo elegir la mampara de ducha, ¿qué prefieres: cortina o mampara? Si optas por mampara, esperamos haberte ayudado. Y si eliges cortina, te invitamos a recorrer la sección de baño de WestwingNow. ¡Hay opciones para todos los gustos!  

Sigue leyendo: si estás reformando tu baño, descubre cómo alicatarlo y cómo decorarlo según tu estilo, industrial, clásico o incluso vintage!

¿Estás buscando accesorios para complementar tu ducha nueva?