hucha de un cerdito con dinero

Un presupuesto ajustado no tiene porqué limitar tu ocio. Con estos planes low cost podrás pasar muy buenos momentos, sin que tu bolsillo se resienta.  Porque, a menudo, lo mejor de la vida es gratis. 

Planes low cost con amigos 

  • Una excursión y picnic en la naturaleza. Organiza una salida al campo con amigos, para pasear y contemplar uno de los espectáculos más maravillosos (y gratuitos): la naturaleza. Prepara un aperitivo, bebidas y deliciosos bocadillos y marca la ruta a recorrer. Un plan saludable y divertido. 
  • El club de lectura. Monta un encuentro con tus amistades más lectoras para compartir el amor por la lectura. Un grupo de cinco será perfecto. Podéis fijar un día al mes en cada casa para comentar el libro que hayáis decidido en común leer al mismo tiempo. Café, té, una copa de vino, pastas, musiquita… Crea el ambiente más idóneo. Incluso puedes tematizar el encuentro: si el libro es romántico, velas y flores en el salón. Si es de misterio, más velas y música de intriga. 
  • La barbacoa. Seguro que en tu cabeza ya resuena la susodicha canción de Georgie Dann. Crea un grupo de whatsapp y fijad una fecha para vuestro encuentro al aire libre. Organizáis entre todos una jordana de “traje” (yo traje eso y tú aquello) para definir quién lleva el qué: uno salchichas, otros hamburguesas, otros las verduras, etc. Y a disfrutar de una rica barbacoa entre amigos.  
  • Juegos reunidos. Si el día no acompaña y tenéis que quedaros a cubierto, puedes montar una divertida tarde-noche de juegos. Puedes echar mano de los clásicos juegos de mesa o disfrutar de un concurso de adivinanzas de películas con mímica o dibujos. Las risas están aseguradas.  

Planes low cost para parejas 

  • Sofá, peli y manta: PLA-NA-ZO. Para una tarde de fin de semana o un día lluvioso. El trinomio de sofá-peli-manta es infalible. Bueno, si le añades unas palomitas será top. 
  • Una cena romántica a la luz de las velas (en casa). Está claro que entre los planes para hacer que sean económicos no está la visita a un restaurante con estrella Michelin. No panic. La alternativa para sorprender a tu pareja es preparar una rica cena en casa. Pon la mesa con mucho gusto, saca la mejor vajilla, el mantel más elegante y prepara su plato favorito con un buen vino. Música y velas son todo un clásico que nunca falla. ¡Y a disfrutar de una velada exclusiva! 
  • Spa doméstico para dos. Que no te da la vida, ni el dinero, para irte de spa con tu partner in crime, pues móntatelo en casa.  Si tienes bañera, un baño de espuma y pétalos de rosas a la luz de las velas es lo ideal. Si tienes ducha, pues a ducharos juntos. Después, saca las mejores cremas hidratantes y aceites para haceros un masaje; primero uno y luego el otro. Acaba con un brindis de cava y unos bombones.  
  • El test para parejas. ¿Cuánto os conocéis? ¡El ganador tiene premio! Prepara una lista de preguntas sobre vuestras cosas favoritas y anécdotas personales y… ¡a jugar! El que acierte más sobre el otro, gana. Un masaje de pies o ese detallito que hace tiempo que te pide puede ser la recompensa.  
  • Practicar deporte juntos. La pareja que suda unida, se mantiene unida. Además, puede servir de motivación para ponerse en forma. Si a ti te gusta el yoga y tu pareja es más de marcha, turnaos. Un día yoga en pareja con una clase online y al día siguiente salís a correr.  
  • Sorpresa, sorpresa… Imagina que tu chica o chico llega a casa de trabajar y se encuentra un camino de luces (velas o guirnalda) en el pasillo, que conduce a una mesa con una bonita nota romántica.  

Ideas para planes low cost en casa  

  • Tarde de manualidades con los peques. Potenciarás su creatividad y pasareis un rato entretenido en familia. Existen tantos tipos de trabajos manuales… Mira tutoriales online y decide con ellos su obra de arte, hecha con materiales que puedes tener por casa.  
  • Hacer repostería casera. Otro pasatiempo económico y muy familiar es el de preparar pasteles o dulces juntos. Explota al masterchef que lleváis dentro y divertíos planeando el plato, preparándolo y, como no, saboreándolo.  
  • ¿Y si nos montamos una peli? Gracias a la calidad de video de la mayoría de dispositivos móviles actuales, cualquiera puede transformarse en un gran director de cine. Primero, dibujad un storyboard sobre los planos a rodar, que mejor expliquen vuestro guión. Después, ¡acción! El atrezzo es importante; no olvides preparar la escena y los disfraces para cada secuencia.  
  • Una gincana en casa. Convierte tu casa en una loca carrera de obstáculos, con pistas que conduzcan a una recompensa. Solo tú sabrás donde está el tesoro escondido, pero ¡no se lo pongas fácil! Para lograr las pistas deberán saltar un camino de cojines sin pisar ni tocar ni uno o meter una pelota en una cesta tres veces, hacer un baile divertido o ir por el pasillo a la pata coja sin caerse.  
  • Visitar una exposición de arte o museo. Si no te da para la entrada, investiga las visitas guiadas virtuales que muchos museos ofrecen. Es una buena manera de viajar por las mejores pinacotecas del mundo, sin moverte del sofá.  

¿Qué te parece? ¿Te animas? Para todo lo demás, MasterCard… 

Te ayudamos hacer planes sin gastar mucho