Sofá Mila en tono crema en un salón etno con mesa baja de madera, alfombra de ratán, planta y lámpara de mimbre

En la simplicidad reside la gracia de esta pieza tan especial que te enamorará a primera vista. El sofá Mila es una pieza única creada por nuestros estilistas en Westwing para deslumbrar con un mueble elegante, con una aire clásico y moderno al mismo tiempo. Un sofá de tres plazas con cinco cojines a modo de respaldo, con líneas limpias y un color neutro, blanco crema, muy chic, que se adapta a cualquier estilo, temporada u ocasión. Una pieza que no pasa desapercibida y aumenta al instante el nivel de glamour de cualquier espacio.

Un sofá que desprende elegancia por sí mismo

Una estructura de madera de abeto maciza se esconde bajo una suave y envolvente funda de algodón 100% que llega a ras de suelo, lo que le otorga ese aire de solemnidad.

El look se completa con tres cojines perfectamente alineados a modo de respaldo y dos cojines superpuestos, uno a cada lado. ¡Y mucha atención a estos dos últimos! porque uno de los puntos fuertes del look de Mila es precisamente el aire sofisticado que se consigue con la posición de estos dos cojines, ligeramente reclinados sobre los laterales.

Por todo ello, el sofá Mila consigue por sí solo desprender una gran elegancia. Y si, además, lo combinas con una selección de muebles o elementos decorativos con toques dorados o de materiales como el mármol o la cerámica, ya es el no va más.

Un sofá que brilla con luz propia

Esta maravillosa pieza en color blanco crema desprende luz propia y consigue iluminar cualquier estancia de un plumazo. Irradia frescura, le da un cierto aire vacacional al ambiente y consigue levantar el ánimo con su luminosidad.

Combinada con muebles en materiales naturales como la madera, el mimbre o el ratán y pequeños toques decorativos en ligeros tonos pastel, conseguimos un look nórdico luminoso, más informal y fresco, con un plus de elegancia.

Un sofá que te envuelve en una sensación de confort

Sumérgete en el asiento y los cojines mullidos del sofá Mila y olvídate por unos instantes del resto del mundo. El sofá Mila, fabricado en Europa, destaca por su comodidad gracias a un relleno de espuma y un sistema de muelles No-Sag de muy alta calidad. ¡Se adapta al cuerpo como ningún otro! Además, sus altos laterales permiten recostarse cómodamente sobre el antebrazo o utilizarse como respaldo para un momento de relax con un libro o para hacer mucho más amena una jornada de teletrabajo frente al ordenador.

Un sofá muy fácil de desvestir para poder limpiarlo

Cuenta hasta 10 mientras desvistes al sofá Mila, despegando sin esfuerzos las simples tiras de velcro que se utilizan para ensamblarlo; y ya tienes la funda desmontada y lista para enviar a limpiar. ¡Así de fácil y rápido! Sin sofocos y sin tener que pedir ayuda. Tanto la funda principal del sofá, como la de los cinco cojines, deben limpiarse en seco, a fin de conservar todo su esplendor. Su material de algodón de muy alta calidad te permitirá lucir tu sofá Mila como nuevo a pesar del paso del tiempo.

Un sofá muy versátil para múltiples looks

Gracias a su color neutro y a su carácter clásico atemporal con líneas modernas, el sofá Mila se adapta a muchos estilos distintos. Le va estupendo tanto a los ambientes más formales, como a los más desenfadados y se presta para cambios de look con cada estación u ocasión o con las nuevas tendencias de cada temporada. ¿Vemos cómo?

Aquí van 5 ideas para 5 estilos de decoración distintos

  1. Un sofá Mila para un estilo clásico-moderno: Mézclalo con muebles de líneas limpias en materiales de corte clásico. Por ejemplo, con una mesa baja rectangular de líneas rectas, estructura metálica y tablero en mármol negro y con dos mesas auxiliares de forma cilíndrica colocadas a cada lado del sofá con unas llamativas lámparas de mesa gemelas de corte moderno. Remata el look con una alfombra en un tono neutro, que le aporte algo de color al ambiente.
  2. Un sofá Mila para un estilo clásico-tradicional: Combínalo con una cortina gruesa de brocado, una alfombra en el mismo tono o en los mismos motivos que la cortina y con una lámpara de estilo victoriano de lágrimas de cristal.
  3. Un sofá Mila para un estilo minimalista: Colócalo de espaldas a una pared gris oscuro presidida por un gran lienzo monocromático. Tal vez, una mesa auxiliar y poco más. Conseguirás un look perfecto tanto para el hogar como para cualquier espacio de transición, como una zona de recepción o una sala de espera.
  4. Un sofá Mila para un estilo campestre: Rodéalo de flores secas y añade frente al sofá una mesa de madera de aspecto robusto. Completa el estilismo con una agradable mecedora y un cálido plaid de estampado folk. Ideal para una casa al estilo French country, que fusiona los estilos clásico y rústico.
  5. Un sofá Mila para un estilo navy: Emplázalo presidiendo una alfombra de un bonito color azul y añade una mesa baja en madera desgastada con motivos o decoración marina (estrellas de mar, conchas, cuerdas…). Revístelo con un plaid a rayas azul-blancas con acabado de flecos; o, en su defecto, sustituye dos fundas de cojines por unas fundas a rayas azul-blancas, al más puro estilo marinero. Un look ideal para el apartamento de la playa.

El sofá Mila, siempre a la última

El Mila es una de esas piezas únicas, cuyo valor estético, no se deprecia con el paso del tiempo. Con unos toques decorativos sobre sí mismo (cojines adicionales, plaids…) o a su alrededor (alfombras, sillones, mesas, estanterías…) podrás ir adaptándolo a los colores, formas y texturas de moda o a cada estación.

Con sus líneas limpias y su color crema neutro constituye el mejor aliado para poder dotar al espacio de un look fresco en verano o uno más cálido y acogedor en invierno.

Te permitirá, además, crear distintos ambientes, según la ocasión. Tanto si lo utilizas en casa, como si lo eliges para un entorno profesional, el sofá Mila te ayudará, por ejemplo, a crear un ambiente navideño acogedor, un look festivo para celebrar un éxito empresarial o un aire sofisticado para recibir a un cliente importante.

Difícil no dejarse seducir por el sofá Mila. Hemos pasado horas y horas diseñándolo para que se convierta en la pieza preferida de tu salón: ahora te toca a ti decidir si hemos acertado.