Accede a las mejores marcas hasta -70%

Vasos de longdrick en una camarera con una pieza decorativa de mano

¿Conoces la diferencia entre las bebidas en vasos largos y los cócteles? Las bebidas largas son aquellas que solo tienen un ingrediente y que se sirven en un vaso más grande entre 120 y 330 ml. Un cóctel, por otro lado, consta de al menos tres ingredientes. El cóctel se mezcla con otras bebidas, mientras que las bebidas largas se beben sin ningún tipo de mezcla. Por último, pero no por ello menos importante, hay diferencias en los vasos longdrink y los de cóctel. ¡Te lo enseñamos!

Accesorios de decoración para tus vasos de cóctel

Por un lado, es importante que encuentre los vasos de longdrink adecuados para ti, pero también que la decoración de la mesa vaya a juego con ellos. Apuesta por bonitos posavasos o manteles individuales. ¡A tus invitados les encantará.

Vasos de cóctel: ideas para regalar

La mayoría solo tenemos en casa algunas copas de vino y vasos de agua, pero no para específicamente vasos para bebidas largas. Por eso, estos vasos de cóctel son una genial idea para hacer un regalo. Ya sea para un aniversario o para un cumpleaños, estos son vasos son la mejor opción.

En nuestra tienda online podrás encontrar una amplia variedad de marcas de vasos en vidrio para bebidas largas, y de alta calidad. Una de ellas es la tradicional marca italiana RCR Cristalleria Italiana que lleva desde 1967 dedicada a la producción de cristal. Sus vasos cuentan con un brillo único y especial hecho directamente en Italia. 

Vasos de cóctel: las bebidas más populares

Por último, debes saber que las bebidas más habituales para los vasos de cóctel son:

  1. El clásico: Gin-Tonic

    Es una bebida que nunca pasa de moda. Pon un cuarto o algo más de ginebra con tres cuartos de tónica en un vaso con hielo, y revuelve. Puedes añadir de forma opcional limón, lima, pepino o incluso frambuesas, dependiendo del toque que quieras darle al gin-tonic.

  2. El rebelde: Whiskey con cola

    Es una de las bebidas americanas más populares. Sin embargo, el Longdrink es una variante refrescante y un poco más ligera, ¡que deberías probar! Para ello mezcla aproximadamente un trercio de whisky con dos tercios de cola. Añade un poco de helado y limón al gusto, y ¡listo!

  3. El estímulo: Vodka Energy

    Para conseguir esta bebida simplemente mezcla 4 cl de vodka con 10 cl de bebida energética. Dependiendo de la bebida energética, conseguirás un tipo de aroma u otro. Si prefieres un toque más agrio, puedes añadir una rodaja de limón al vaso.

Disfruta con nuestros consejos y crea tu bebida favorita en tu nuevo vaso de cóctel.