Descuentos de hasta -70% ¡Regístrate!

Regadera con agua sobre césped

Hacer un uso adecuado de la luz y el agua es primordial. No sólo lo notará nuestro bolsillo sino también el medio ambiente. Te damos 5 trucos para ahorrar electricidad y agua, y conseguir ser eficiente en casa.  

Cómo ahorrar electricidad y agua

  1. Apuesta por electrodomésticos de bajo consumo: siempre que vayas a comprar un nuevo electrodoméstico revisa su etiqueta energética. Busca siempre los que tengan la etiqueta A+++.  
  2. Frigoríficos de bajo consumo: es uno de los electrodomésticos que siempre tenemos encendido en casa, ya que si no, no podríamos mantener los alimentos en perfecto estado. Por eso, es uno de los que más gasta y que debemos cuidar. Siempre mantén la temperatura del frigorífico a 7ºC, ya que es la recomendada, mientras que el congelador a 18ºC. También intenta que la nevera y el congelador esté lleno, porque de lo contrario verás como sube mucho más la factura de la luz. 
  3. Climatiza con textiles: cuando llega el invierno solemos utilizar demasiado la calefacción. Para reducir el consumo de calefacción debes aclimatar la casa para que sea mucho más cálida. Una buena forma es añadiendo alfombras de pelo largo, cojines y mantas. Aprovecha las horas de sol para dejar las ventanas más abiertas y que pueda calentar algo más la casa. 
    En verano, lo mismo pero al revés. Quita las alfombras muy cálidas, o textiles de pelo y sustitúyelos por materiales más frescos como el algodón o el lino. Aprovecha para bajar siempre las persianas cuando salgas por las mañana y que así no se caliente la casa demasiado.  
  4. Cuidado con los ordenadores y móviles: muchas veces dejamos sin darnos cuenta el ordenador o el móvil enchufado cuando ya se ha cargado. Esto es un error muy común que puede incrementar mucho la factura de la luz. Así que revisa que tu ordenador o móvil ya se ha terminado de cargar y quítalo de forma inmediata del enchufe.  
  5. Apuesta siempre por luces LED: son las bombillas de bajo consumo, y entre más utilicemos en casa mejor. Las bombillas halógenas llegan a consumir 10 veces más que las LED, ¡así que se nota! 
  6. Ahorra agua con pequeños detalles: reducir el consumo de agua no solo beneficia a nuestra factura sino también al medio ambiente. El agua es un bien muy preciado que debemos siempre cuidar y limitar su uso. Evita las duchas excesivamente largas, cierra el grifo mientras te lavas los dientes, no abuses del lavavajillas, enjabónate las manos siempre con el agua cerrada…Con estos pequeños detalles podrás ahorrar agua y ser más respetuoso con el medio ambiente.  
  7. Primeras gotas de agua: los primeros litros de la ducha se suelen desperdiciar, ya que muchas veces estamos esperando a que el agua se caliente. Intenta aprovechar esos litros lavándote los dientes en la ducha o incluso la cara hasta que el agua haya cogido la temperatura idónea.