reformas de una puerta

Vivir en la ciudad puede ser muy práctico pero a la vez puede que pagues un alto precio en cuanto a tranquilidad se refiere. Y es que en la ciudad, todos vivimos muy cerca, las casas no suelen tener un buen aislamiento acústico y acabamos escuchando toooda la conversación del vecino como si estuviéramos sentados en su salón. Hay una solución a este problema, claro está, y es insonorizar la pared e incluso insonorizar el techo. ¿Pero cómo podemos aislar una pared? Vamos a repasar las claves para saber cómo insonorizar una habitación y ganar tanto confort acústico como si estuviéramos en el campo.  

Aislamiento acústico, aislamiento térmico 

Insonorizar la pared es una de las reformas que más beneficios nos aportan en nuestro día a día. Oír ruidos indeseados siempre es un componente estresante para nuestra vida cotidiana, así que, para empezar, el aislamiento acústico nos aportará paz. Pero, insonorizar un habitación, lleva de la mano otro beneficio magnífico: nos aporta aislamiento térmico, porque los materiales que se utilizan protegen del ruido y también del frío o del calor, y con ello, ganamos bienestar y nuestro bolsillo también se ve recompensado porque gastamos mucho menos en energía para mantener la casa a la temperatura que queremos.  

3 claves para insonorizar (bien) una habitación  

  • Paredes: Instalar una doble pared de pladur delante la pared que se quiere insonorizar y entre el muro original y el tabique de pladur, colocar un material absorbente como paneles de fibras naturales o bien espuma de poliuretano. Este material, cuanto más grueso, más absorberá los ruidos.  
  • Techo: La forma de insonorizar el techo es igual que la que se utiliza para conseguir el aislamiento acústico de las paredes, es decir, crear un doble techo por debajo del original con unas placas de pladur y rellenar el hueco con material absorbente.  
  • Suelo: También es muy importante. Dependiendo del pavimento que tengamos en casa, incluso nuestras pisadas pueden retumbar y molestarnos no solo a nosotros, sino también a nuestros vecinos. Existen en el mercado bases aislantes que se colocan sobre el suelo original y se cubren con el pavimento elegido y que consiguen un gran aislamiento acústico. De nuevo, de su grosor dependerá un mayor grado de aislamiento. 

¿Cómo insonorizar una habitación totalmente?    

Pero… ¿y si ya lo hemos hecho todo para insonorizar la pared y para insonorizar el techo pero seguimos oyendo ruidos? ¿Por dónde entran? Tenemos la respuesta: por las ventanas. Las carpinterías y los cristales son cruciales a la hora de conseguir un buen aislamiento acústico. Cuánto más grueso sea el cristal, mejor conseguirás insonorizar una habitación. Así que no te limites a insonorizar la pared o a insonorizar el techo. Invierte en cambiar las ventanas y aprovecha para instalarlas con rotura de puente térmico y cristales tipo Guardian Sun. Lograrás aislar tu casa no solo de los ruidos sino también del frío y del calor, y, como decíamos antes, ganarás máximo confort y encima, ahorrarás. 

DECOIDEA CON TRUCO: ¿Necesitarías saber cómo aislar una pared sin gastar mucho dinero? Las estanterías con libros y las cortinas gruesas pueden aportarte el aislamiento acústico que necesitabas a la vez que decorar tu casa con toda la calidez y la personalidad que deseas. Y es que los libros son absorbentes de ruidos y logran que las ondas del sonido no retumben en los espacios. En cambio las paredes desnudas, son multiplicadoras de ruidos. ¡Huye de lo diáfano! e instala estanterías, coloca libros, plantas e incluso cuadros, además de las cortinas que te hemos comentado. Todo ayuda para insonorizar una habitación y conseguir el confort acústico que estás buscando.  

Con estos consejos, tanto si piensas en una reforma como si solo quieres pequeños cambios con buenos resultados, para ti, cómo aislar una pared no tendrá ningún secreto.  

¡Disfruta del silencio!