Descuentos de hasta -70% ¡Regístrate!

Plantas en una terraza

¿Este año no vas a viajar? ¿Te quedas en casa y no tienes balcón ni terraza? No hay ningún problema. Si eres un fan de la decoración como nosotros, puedes conseguir una terraza maravillosa dentro de casa (sí, sí, dentro de tu casa) para pasar el verano al fresco en un ambiente relajante y súper cool. ¿Quieres saber cómo? En Westwing tenemos mil ideas para conseguirlo. ¡Síguenos! Este año, convertir una habitación en terraza es el reto. Y nosotros lo tenemos ganado desde ya. 

Si el exterior es verde, tu habitación también

Una habitación tiene techo y paredes, claro está. Pero también tendrá ventanas. Ábrelas al máximo. Convertir una habitación en una terraza implica conectarla tanto como puedas con el exterior. Para ello, aire fresco, rayos de sol y vistas (sean como sean) son imprescindibles. El verde lo pondrás tú y no debe faltar, porque nos inspira Naturaleza y nos procura un espacio relajante en el que sentirnos bien.  

5 plantas ideales para un jardín interior (que parezca exterior) 

  1. Sansevieria

    Sus hojas altas en verde y amarillo darán luz al conjunto de plantas que elijas. Además, sobrevive incluso si la cuidas poco. Para que crezca hacia arriba, ponle una maceta estrecha, lo que te ayuda a dar espacio a otras plantas que lo necesiten más.

  2. Costilla de Adán o Monstera deliciosa

    Sus grandes hojas te transportan directamente al Trópico. Se hace alta y grande, con lo que la sensación de frescura la tienes asegurada. Esta sí que necesitará la maceta que le sobra la Sansevieria.

  3. Violeta africana

    Si te apetecen las flores, esta es la planta perfecta. Es muy agradecida y si la pones en un lugar protegido y expuesto al sol, como podría ser junto a la ventana de esa habitación que vamos a convertir en terraza, puede que consigas que florezca más de una vez al año.

  4. Anturio rojo

    Es otra planta con flores que florece casi todo el año. Ponla cerca de la ventana pero que no le dé la luz directamente. Mantén la tierra humedecida y pulveriza las hojas para que no se sequen. Tendrás planta para tiempo.

  5. Ficus benjamina

    No podía faltar. Es un clásico de las plantas de interior y crece como ninguna. Riégala solo para mantener la tierra humedecida y plántala en una maceta colgante porque en la Naturaleza no solo hay verde en el suelo, también en lo alto. Así que si consigues un espacio donde el verde te rodee y lo tengas en macetas pero también lo haya colgante, más sensación de estar en un exterior tendrás.

Nuestro consejo: Cuando las coloques, hazlo creando un juego de distintos tipos de maceta, distintas alturas de plantas y distintos colores de verde. ¿Por qué? Porque la Naturaleza es así. Nada es igual ni está perfectamente colocado. En un bosque las plantas crecen a su aire, mezcladas, y nadie las recorta. Cuanta más naturalidad en tu jardín interior, más sensación de exterior tendrás. 

Muebles para convertir una habitación en terraza

Nuestro objetivo es crear un espacio muy fresco y natural dentro de casa, ¿verdad? pues los materiales que elijamos para nuestro mobiliario también lo deben ser. La apuesta Westwing: muebles de fibras naturales como el ratán, o de bambú, porque quedan tan bien dentro de casa como en las terrazas (https://www.westwing.es/inspiration/hogar/otras-estancias/decoracion-de-terrazas/). Es más, dentro de casa te durarán mucho más tiempo perfectos porque la intemperie no los ensuciará ni los estropeará.  

Convertir una habitación en una terraza, además, tiene otra ventaja y es que probablemente tengas más espacio, así que quizás puedas poner incluso un sofá y unas butacas para crear un completo salón de exterior. Pero si no es así, no hay problema: aplica las ideas de mobiliario que encontrarás en el artículo cómo decorar un balcón, especiales para ambientes pequeños. Lo que sí no debe faltar son auxiliares de madera o de fibras para dejar los zumos, el libro y el aperitivo que te tomarás en tu terraza interior. 

DECOIDEA 10: Si puedes, instala una silla colgante en la habitación. Es relajante y su look nos hace pensar en espacios al exterior. Están de moda y son muy cool.  

Detalles para tu terraza de interior

Apuesta por textiles frescos. Para los cojines, estampados selváticos, por ejemplo, o tejidos de algodón con borlas o dibujos tipo ikat para looks más boho. Y en el suelo, una gran alfombra de fibras naturales o varias superpuestas.  

Las lámparas de pie o de sobremesa y los farolillos en el suelo tampoco deben faltar porque las luces bajas crean ambientes mágicos, mucho más que la iluminación que llega del techo (la cual deberías olvidar).  

Y por supuesto, no olvides las paredes: un buen espejo que refleje el exterior que se ve por la ventana te llevará ese paisaje dentro de casa, multiplicará la luz y hará crecer el espacio visualmente. Y unos cuadros que decoren y nos hablen del mar, de bosques o simplemente de detalles verdes, serán el colofón final.  

¿Ya estás pensando en qué habitación vas a convertir en terraza?