Accede a las mejores marcas hasta -70%

Accede a las mejores marcas hasta -70%

Pastillas de jabón para hacer jabón natural

Los detergentes suelen contener ingredientes con demasiados químicos que pueden afectar a nuestra piel. Una forma idónea, respetuosa con el medio ambiente y con tu piel es crear tu propio detergente casero. Te enseñamos cómo hacer detergente casero y natural, ¡y es de lo más sencillo! 

Los perfumes y otros colorantes que llevan los detergentes pueden aumentar nuestra sensibilidad y producir alergias. Una forma de reducirlo es utilizando ingredientes naturales en los detergentes que usamos para la ropa. Estas son algunas de sus ventajas:  

  • Es una opción mucho más económica, ya que los detergentes caseros se realizan con ingredientes mucho más asequibles.  
  • Es muy sencillo de hacer y necesita muy pocos ingredientes. 
  • Es una opción respetuosa con el medio ambiente, ya que los ingredientes que usamos no son nocivos.  
  • Es un producto antialergénico, es decir que no produce alergias en la piel ya que solo se usan productos naturales.  

Cómo hacer detergente casero paso a paso  

Para preparar un detergente natural usaremos ingredientes naturales:  

  1. Una o dos pastillas de jabón natural.
  2. Dos tazas de bórax.
  3. Unas gotas de aceites esenciales.
  4. Agua.

Lo primero que debemos hacer es rallar las pastillas de jabón. Mientras vas rayando el jabón, calienta una olla y una vez que esté caliente pon los jabones al baño maría. Baja el fuego y vete removiendo poco a poco el jabón. En otro recipiente añade el bórax y el bicarbonato de sodio, y mézclalo con el agua que has hervido con el jabón. A continuación, echa más agua y vuelve a disolver. Por último, incorpora los aceite esenciales que hayas elegido. Por último, cubre el cubo. Una vez que esté frío, reserva el detergente en diferentes botellas. Un truco: al ser natural debes siempre agitar antes de usar.  

¿Se puede hacer el mismo proceso con el suavizante? 

Efectivamente, al igual que podemos hacer un detergente casero, también se puede crear un suavizante natural. En el suavizante se suele utilizar vinagre, pero no te asustes por su olor, ya que podemos mezclarlo con aceites esenciales. Lo bueno del vinagre es que ayuda a rebajar el contenido de cal que tanto afecta a las prendas. En el caso de que no cuentes con aceites esencial, puedes apostar por limón.