Estanteria escalera en negro

Son prácticas para ordenar libros, para mostrar colecciones, para adornar con tus fotos y detalles favoritos… Las estanterías son esa pieza que cualquier pared, esté en la habitación en la que esté, siempre agradece. Y no hablamos solo de estanterías que puedes comprar ya hechas… Si te gustan las ideas DIY y se te da especialmente bien el bricolaje, este artículo te interesará, porque veremos cómo hacer una estantería a través de 5 ideas –desde más trabajadas a más improvisadas– que decorarán tu casa y te ayudarán, a la vez, a mantenerlo todo en orden.  

Estantería de obra casera 

¿Cómo hacer estanterías de obra en casa? ¿Es posible hacerlas uno mismo sin necesidad de contratar especialistas? Sí, es posible, sobre todo si te ayudas de planchas de Pladur llamadas “Trillaje” –formadas por dos placas de 10 mm de espesor, que se venden a medida– con sus perfiles de aluminio para sujetarlas. Con ellas, puedes hacer una estantería de obra en cualquier rincón de la casa, pero te proponemos una idea que nos gusta especialmente: hacerla como cabecero de una cama, que, si te animas, también puedes construir tú mismo. 

  • Para empezar, debes decidir la medida que tendrá tu estantería de obra y pedir el material cortado a ese tamaño –las planchas y las guías– en tu tienda especializada en bricolaje.  
  • Una vez tengas el material, lo primero que tienes que hacer es dibujar en la pared la situación de la estantería.  
  • Luego, hacer los agujeros pertinentes en la pared con un taladro, para poder atornillar las guías. 
  • Ajusta la plancha en el perfil presionando para que encaje, y sujétala a las guías con tornillos. 
  • Ahora pon los perfiles metálicos a la parte delantera de la plancha de Pladur y atornilla la tapeta.  
  • Tapa las juntas con pasta especial para ello y cúbrelas con cinta para juntas. 
  • Haz lo mismo con el frente. 
  • Para terminar, cuando esté la pasta seca, líjala para dejarla bien fina, limpia los restos de polvo y ya podrás pintarla. 

Estanterías colgantes

Una lámina de madera –la madera raw queda especialmente bien para este tipo de estanterías caseras– o una corteza de árbol gruesa puede convertirse en una estantería colgante boho. Hazle un par de agujeros con un taladro en los dos extremos. Mete unas cuerdas delgadas por ellos, haz unos nudos en los extremos para que la estantería repose en ellos y anuda el extremo superior de las cuatro cuerdas arriba del todo para colgarlo de un gancho en la pared o bien en el techo. Imagínatela colgando junto a una silla tapizada por ti mismo en un rincón de lectura. Un rincón DIY con encanto y muy, muy personal.  

Una estantería especiera para la cocina 

¿Cómo hacer una estantería para las especias… y lo que necesites? Corta cuatro listones de 70 cm de largo –puedes modificar esta medida según el espacio que tengas–, 10 cm de ancho y 0,5 de grosor, y dos de 55 cm de largo, 3 cm de ancho y 0,5 cm de grosor. Estas últimas, atorníllalas en posición vertical de tal forma que de una a otra haya 70 cm. Encima, apaisados, irás atornillando los otros cuatro listones dejando 5 cm entre ellos de separación. De esta estructura, ya podrás colgar unas cestas para dejar tus especias y otros tarros o útiles de cocina que necesites tener a mano.  

Estanterías con cajas de frutas 

Una fórmula tan simple como apilar una serie de cajas de frutas iguales, que puedes agarrar unas a otras con cola de carpintero o bien con tornillos. Elige una pared en la que quieras montar tu “librería” particular y ve apilando las cajas en horizontal. También puedes combinar cajas colocadas en horizontal con otras en vertical. Haciéndolo así, debes tener en cuenta que se crearán huecos sin estante: una versión irregular de estantería, pero también muy decorativa.  

Esta librería quedará genial en un salón de tipo boho, desenfadado y juvenil, pero también será muy práctica para un rincón de estudio, donde también quedaría perfecto cualquiera de los tableros de notas que podrás encontrar en este link.  

Cómo hacer una estantería para tu jardín de aromáticas 

Unas escuadras atornilladas a la pared podrán sostener unas estanterías especialmente preparadas para albergar macetas con aromáticas. Y ya que estamos… ¿por qué no haces también las macetas de tus plantas aromáticas? Si necesitas ideas te damos unas cuantas. Pero vamos a lo que nos ocupa: cómo hacer una estantería casera para aromáticas. Necesitarás un taladro con broca corona para madera. Solo tendrás que dibujar en la madera dónde quieres colocar cada maceta, de forma que queden puestas simétricamente, y hacer los agujeros para que las macetas entren por el agujero y queden sostenidas en ella por el borde superior. ¡Súper decorativo! 

Ahora que ya sabes cómo hacer una estantería de todo tipo, desde una estantería de obra, hasta una de madera o hecha con elementos tan sencillos y económicos como cajas de frutas, no tienes excusa para lanzarte a hacer tu propia librería o tu balda decorativa para la pared de cualquier rincón o incluso como cabecero de cama. ¡Lánzate y presume de haberlo hecho tú mismo! 

¡Inspírate con nuestras estanterías!