vela en vaso de cristal

Las velas sirven para crear un ambiente acogedor e íntimo, quedan ideales para decorar cualquier rincón y ayudan a ambientar con sus aromas los diferentes espacios de la casa. Estos pequeños objetos pueden ayudarte a acondicionar una velada romántica con tu pareja o a crear un espacio de relax y de desconexión en torno, por ejemplo, a un baño relajante. Te enseñamos cómo hacer velas caseras paso a paso para que puedas disfrutar de aromas únicos en tu casa y también puedes leer nuestro artículo sobre portavelas DIY para tener el kit completo.  ¡Es facilísimo!

Hacer velas aromáticas con aceites esenciales

En la aromaterapia aprenderás que los aromas de los aceites esenciales inciden sobre nuestro sistema nervioso y nos ayudan a combatir numerosos malestares o problemas de salud.

Cuando tenemos problemas de insomnio, el aroma de aceite esencial de lavanda ayuda a relajar la mente y a descansar. Para crear buenas energías o mejorar la respiración, los aromas cítricos de naranja o de limón son ideales.

Por estas y otras muchas cualidades terapéuticas y relajantes de los aceites esenciales te proponemos practicar la aromaterapia en casa con unas bonitas velas caseras.

Todo lo que necesitas para hacer velas en casa 

Toma nota de todo lo que necesitas para hacer velas en casa de una manera muy simple, fácil y rápida:

Utensilios necesarios:

  • Un cordón de algodón grueso para hacer la mecha.
  • Unas tijeras.
  • Un termómetro.
  • Un palo de madera que puedas desechar para remover la cera.
  • Un cartón para usar como base para trabajar y no manchar nada.
  • Tantos tarros de vidrio como velas quieras fabricar. Una buena opción son los tarros de yogur de cristal.

Ingredientes

Estas cantidades son ideales para hacer una vela en un tarrito de yogur: 

  • 60 gramos de cera de soja o, si la cera viene en escama, el equivalente al doble de lo que ocupará la vela. Por ejemplo, si queremos fabricar 1 vela en un tarrito de yogur, fundiremos 2 tarritos de escamas.
  • Colorante para velas (opcional). Una media cucharadita de café por vela.
  • 3-4 gotas del aceite esencial que elijas para cada vela.

Sigue estos 10 fáciles pasos para hacer velas caseras

  1. Esteriliza los tarros que vayas a usar en agua hirviendo para que no queden restos de comida.

  2. Coloca los tarros y el resto del material sobre la base de cartón para no manchar la encimera.

  3. Pon la cera de soja en un cazo y caliéntala hasta que esté casi toda la cera líquida. Apaga el fuego antes de que toda la cera esté completamente líquida. Los últimos grumos de cera podrán derretirse con el calor residual que queda.

  4. Espera a que la cera líquida se enfríe un poco.

  5. Introduce el cordón de algodón en el cazo durante unos segundos para encerarlo. Retira el cordón del cazo con ayuda del palo. Cuando se haya enfriado un poco para no quemarte, escúrrelo pasando tus dedos a lo largo del cordón y cuélgalo de un tendedero para que se seque al aire en posición vertical.

  6. Mide la temperatura de la cera con el termómetro. Cuando esta haya descendido a unos 40ºC, añade el colorante, remueve la mezcla con el palo y viértela cuidadosamente sobre los tarritos.

  7. Añade 3-4 gotas de aceite esencial sobre la cera de cada tarro.

  8. Corta la mecha a trozos tan largos como la altura del tarro.

  9. Cuando la cera este casi opaca y empiece a solidificarse, introduce la mecha en el centro de la vela.

  10. Espera a que la vela esté completamente sólida y… ¡ya puedes encender la mecha de tu vela aromática!

Embellece tus velas con elementos decorativos

¡Vuelve al paso 9! Cuando la superficie de la vela apenas comience a endurecerse, además de la mecha, añade unos pequeños detalles decorativos sobre la vela como, por ejemplo, pétalos de flores secas.

O decora el tarrito de la vela directamente. Antes de comenzar el proceso para hacer velas, puedes pintar o decorar los tarritos de cristal con diseños que te ayuden a completar la decoración de un espacio. Para darle a las velas un toque glam puedes decorar los tarros con purpurina; o para un look navideño puedes añadir, por ejemplo, una pequeña piña seca cogida con un cordón de sisal. ¡Y también puedes hacer velas que brillen en la oscuridad utilizando colorante fosforescente!

Velas caseras muy originales

Si quieres sorprender a tus visitas con velas DIY originales, te proponemos las siguientes ideas;

  • Velas flotantes para la piscina

Para esta manualidad necesitaremos unas velas en forma de barcos de papel que utilizaremos como molde. En este caso rellenaremos el molde de parafina derretida y echaremos un poco de colorante para que nuestras velas en forma de barco brillen por la noche.

  • Velas de cera de abeja natural

En el caso de las velas más clásicas, se trata de un proceso tan sencillo que incluso los más pequeños de la casa podrán ayudarnos. Solamente tenemos que cortar la lámina de cera de abejas del tamaño que deseemos y cortar una mecha un poco más larga que la lámina. Después calentaremos la cera con un secador y la iremos enrollando poco a poco alrededor de la mecha dándole forma.

  • Velas de gel

Para esta manualidad utilizaremos el mismo sistema que en de los dos primeros casos y derretiremos la parafina en gel en una olla. Colocaremos la decoración que queramos en los botes, como por ejemplo conchas marinas, y la cubriremos por completo.

  • Velas aromáticas con cáscaras de fruta

La forma más sencilla de hacerlo es como hemos visto en los casos anteriores pero añadiendo aromas como el de rosa, lavanda etc. Sin embargo también hay otra manera y consiste en aprovechar las cáscaras de fruta para darles un toque más especial.

  • Twisted candles, las velas de moda

Las “Twisted Candles” son el último grito en decoración y el accesorio que no puede faltar en casa de un buen amante de la decoración. ¿Lo mejor de todo? ¡Puedes hacerlas tu mismo en 4 sencillos pasos! Utiliza velas de candelabro y déjalas reposar en agua caliente durante 15-20 minutos hasta conseguir una textura suave y moldeable. A continuación utiliza un rodillo para aplanar la parte superior de tu vela y enróllala sobre si misma creando una espiral. Por último, déjala reposar hasta conseguir de nuevo una vela rígida, ¡lista para decorar!

Trucos para que tus velas duren más tiempo

Existen varios métodos para conseguir que una vela se queme más lentamente y así poder disfrutarla durante más tiempo. Te contamos nuestros dos trucos favoritos:

  1. Poner la vela en el congelador. Al hacerlo, se endurece la cera, lo que hace que se derrita más lentamente y por lo tanto dure más tiempo. Cuanto más delgada sea la vela, menos tiempo necesita estar en el congelador. Mientras que una vela gruesa puede tardar seis u ocho horas en congelarse, una delgada puede estar lista en una hora o menos. Si no tienes suficiente espacio en el congelador, simplemente pon la vela en el congelador por la mañana o por la noche antes de encenderla.
  2. Usar agua caliente para quitar la cera. Pon la vela en una superficie protegida con una toalla o un periódico. Usa un cuchillo para mantequilla o una cuchara para quitar toda la cera que puedas. Vierte agua hirviendo en el recipiente, dejando espacio en la parte superior. Si tu vela está hecha de una cera blanda, como la cera de soja, puedes usar agua caliente que no esté hirviendo. El agua hirviendo derretirá la cera y flotará hasta la parte superior. Deja que el agua se enfríe y retira la cera. Después, cuela el agua para deshacerte de los pequeños trozos de cera (no viertas la cera por el desagüe). Raspa cualquier resto de cera y límpiala con agua y jabón.

Ya ves, las posibilidades aromáticas y de decoración con las velas son infinitas. ¡Dale rienda suelta a tu imaginación y comienza a hacer tus propias velas caseras!