Accede a las mejores marcas hasta -70%

Velas blancas y color crema sobre estante

Las velas aportan luminosidad, decoran y añaden aromas a los diferentes espacios de la casa. Estos pequeños objetos ayudan a ambientar una velada romántica con tu pareja, pero también a crear un espacio relajado y de desconexión en el baño. Te enseñamos cómo hacer velas caseras paso a paso para que puedas disfrutar de aromas únicos en tu casa.  

Los aromas afectan sobre nuestro sistema nervioso. Muchas veces gracias a los olores podemos combatir numerosos problemas de salud como el estrés. Por ejemplo, cuando tenemos problemas de insomnio lo mejor es apostar por olores como la lavanda ya que ayuda a nuestra mente a relajarnos y poder descansar. Otros como los olores del geranio ayudan a reducir los dolores menstruales.  

Todo lo que necesitas para hacer velas en casa 

Para hacer las velas en casa necesitarás de un medidor para calcular las cantidades, unas tijeras, un trozo de hilo de algodón, y un palo de madera. Es importante que antes de ponerte a elaborar las velas esterilices los tarros que vayas a usar. Si son nuevos no hay problema, pero sí son reutilizados de conservas mejor lávalos bien con agua y jabón. En cuanto a los ingredientes que necesitarás para hacer la vela son:  

  • 60 gramos de cera de soja 
  • 20 gramos de manteca de karité 
  • 19 gramos del aceite esencial que elijas (almendras, rosa mosqueta…) 
  • 1 gramo de los aceite aromáticos que más te gusten (lavanda, rosas, eucalipto, limón…). Puedes incluso mezclar dos fragancias. Te recomendamos echar unas 20 gotas de cada fragancia.  

Cómo hacer velas paso a paso 

  1. La mecha

    Ata el hilo de algodón al palo de madera.  

  2. Calienta la cera

    Derrite la cera al baño maría y empapa el hilo de algodón en ella. Deja posteriormente que se seque verticalmente sobre una superficie limpia.  

  3. Revisa la temperatura

    Introduce un termómetro en la mezcla, y una vez que ya haya alcanzado los 40ºC es hora de introducir los aceites aromáticos.  

  4. Añade al tarro

    Vierte la mezcla de cera en el tarro de vidrio que hayas elegido, pero antes no te olvides de añadir la mecha. Luego espera hasta que se solidifique la cera y corta el hilo sobrante de la cera, y ¡listo!