manos con pincel

Nuestra casa es el territorio idóneo para estimular la creatividad si miramos a nuestro alrededor con un poco de imaginación. Las manualidades son uno de nuestros planes en casa favoritos. Por eso te traemos una propuesta amplia y para todos los gustos que conquistará el corazón de niños y mayores. ¡Qué mejor manera de pasar tiempo en familia que con manualidades para hacer en casa!

Manualidades para hacer en casa con niños: taller de disfraces

Comenzamos con una actividad que hará las delicias de los más pequeños de la casa. Siempre en búsqueda de nuevos estímulos y con una envidiable imaginación, a los menores les fascinan los mundos de fantasía. Por eso uno de los juegos en casa para niños que más triunfa es montar su propio taller de disfraces. ¡Les va a encantar! Y además de ser una excusa estupenda para potenciar la máximo su creatividad, también lo será para echar mano de materiales que podemos reutilizar y concienciarlos de la importancia del reciclaje.

Para darle forma a estos disfraces, el elemento más importante y más fácil de personalizar serán siempre las máscaras, los antifaces y las caretas, encantadoras para niños de todas las edades. Con ellas se podrán convertir en lo que su imaginación les pida: leones, zorros, emojis de Whatsapp, unicornios o monstruos de ojos saltones. Hazte con un buen alijo de cartulinas de colores, cartones, pinturas, purpurina, ojos móviles, pegamento de barra y tijeras y… ¡Preparados para que comience la acción!

Manualidades para hacer en casa: collage con antiguas revistas

¿Hacer limpieza y además crear una obra maravillosa? Sí, las dos tareas son compatibles con estas manualidades fáciles para hacer en casa que te proponemos. Ideal tanto para niños como para mayores. Desempolva tus antiguas revistas, selecciona las imágenes que más sugerentes te resulten, recorta, conecta con tu niño interior y atrévete a componer insólitas combinaciones sin limitar tu imaginación.

Poco a poco, irás dominando esta técnica sencilla, para la que solo necesitas tijeras, pegamento, cartulinas y recortes de revista y con la que puedes conseguir resultados espectaculares. ¿Te ha entusiasmado alguno en particular? ¡Enmárcalo y disfruta de un nuevo cuadro en tu hogar hecho por ti mismo! ¡Guau!

Haz tu propia vajilla de cerámica

En casa y para casa, así es este hobby que te proponemos, con el que recuperarás el placer de crear algo con tus propias manos.

Para iniciarte en el mundo de la cerámica desde tu hogar necesitas un espacio amplio y preparado para montar un pequeño taller. Bastará con una mesa y sillas cómodas y despejadas en las que situar todos los materiales. Las manchas de arcilla se eliminan con agua fácilmente, pero, para no ensuciar de manera indeseada ningún objeto, asegúrate de que todo a tu alrededor está a salvo y a punto para que puedas llevar tu concentración nada más que a esta tarea apasionante.

Vas a necesitar barro rojo, muy económico, fácil de conseguir y el más indicado para principiantes. Si quieres ir un paso más allá, hazte también con un torno de alfarero. De todos modos, esta herramienta no es imprescindible, ya que descubrirás que, apenas empleando tus propias manos, las posibilidades son infinitas.

En lo que a herramientas se refiere, te recomendamos que consigas un kit básico: punzón, vaciador, cortador de alambre, pinceles y puncheta. ¡Y estamos listos para comenzar! Una vez moldeada la pieza puedes dejarla al natural o decidir esmaltarla.

¿No sabes qué moldear? Prueba elaborando tu propia vajilla: platos, vasos, morteros, cuencos, juegos de té… ¡Cada pieza que crees con este hobby en casa será única e irrepetible!

Manualidades para hacer en casa: crea tus propias velas aromáticas

Un toque chic, muy personal y que ambiente el aroma de manera deliciosa. Esto es lo que puedes conseguir creando tus propias velas caseras. ¿Te parece muy complicado? ¡Lo cierto es que no lo es! Conseguir el perfume y la textura que siempre habías querido para tus estancias está al alcance de tu mano. Te explicamos cómo hacerte con la decoración más original y sofisticada para ese rincón especial de tu hogar.

Vas a necesitar tarros de vidrio, tus aceites esenciales preferidos, pedacitos de velas antiguas sobrantes, mecha, un palito de madera y un recipiente de cocción.

Lo primero es deshacer las velas antiguas que te hayan sobrado creando pequeñas escamas. Para ello puedes emplear un sistema de picado y retirar la mecha. A continuación, debes derretir en el recipiente de cocción elegido, a fuego medio o bajo, la cera, removiendo lentamente. Mientras la derrites, puedes ir agregando las gotas de tus aceites esenciales favoritos, para que la cera se vaya impregnando el nuevo aroma. Regula, con las cantidades a añadir, la intensidad que sea de tu gusto.

Con una gota de cera, sitúa la mecha en el fondo del tarro de vidrio para que se mantenga fija en el lugar central. Para conseguir este paso, puedes ayudarte de un palo vertical con el que enderezar y fijar la mecha. Llegados a este punto, ya puede comenzar a verter con cuidado de no quemarte la cera derretida, hasta llenar el tarro. Ahora solo tienes que esperar a que se solidifique y ¡objetivo conseguido!

En poco más de un par de horas, tendrás las velas con la consistencia adecuada para decorar a tu antojo, y con tu aroma favorito, cualquier rincón de tu hogar. No te olvides de darle el toque de gracia para un resultado de lo más profesional: corta la mecha adecuándola al tamaño de la vela. Si aún no te animas a hacer tus propias velas, mira este sencillo video para hacer velas originales que hemos preparado para ti.

Nadie dirá jamás que se trata de una vela reciclada y… ¡tendrá ese encanto único de los materiales hechos a mano con todo el cariño! Por este motivo, las manualidades para hacer en casa nos resultan un ejercicio muy creativo y todo un regalo para conectar con nuestro propio ritmo.

 Encuentra inspiración para tu vajilla casera con estos productos