Accede a las mejores marcas hasta -70%

Pastas de té caseras

Cuando tenemos visita en casa solemos añadir un pequeño aperitivo. Cuando es ofrecemos café o té a nuestros invitados, por lo general este momento lo solemos acompañar con algo dulce. Las pastas de té son una de las mejores alternativas para acompañar este momento con amigos. Te enseñamos a hacer pastas de té caseras para que puedas sorprender a tus amigos y familiares, y convertirte en el perfecto anfitrión.  

Cómo hacer pastas de té caseras paso a paso  

Estas pastas tan típicas en países como Inglaterra quedan ideales, y además están riquísimas para acompañar el té o el café. Para hacer pastas de té caseras necesitaremos estos ingredientes: 

  • 170 gramos de mantequilla o margarina vegetal 
  • 100 gramos de azúcar glas 
  • 1 pizca de sal 
  • 1 cucharada de esencia de vainilla 
  • 2 yemas de huevo 
  • 300 gramos de harina 

Primero bate bien la mantequilla o margarina vegetal a temperatura ambiente. Una vez que ya esté batida agrega el azúcar glas y la sal, y vuelve a batir. Cuando ya lo hayas mezclado, añade la esencia de vainilla y mezcla. Luego, incorpora las yemas de huevo, una a una y bate. Por último añade la harina poco a poco, si puede ser tamizada mejor para que no se formen grumos. Una vez que lo hayas mezclado todo bien reserva la mezcla en la nevera durante unos 45 minutos o 1 hora si puedes.  

Antes de sacar la mezcla de la nevera, ve precalentando el horno a 200ºC. Cubre bien la superficie de la mesa o una tabla con harina para que no se adhiera la masa de las galletas. Extiende bien la masa con la ayuda de un rodillo. Luego corta con la ayuda de un molde las galletas, lo ideal es que no pasen de los 5 centímetros. Cuando ya lo tengas vete colocando las galletas en el horno poco a poco. Deja hornear unos 10-15 minutos dependiendo de la potencia del horno. Cuando las veas algo doradas mejor saca las galletas y deja que se enfríen. Una vez ya estén suficientemente frías decora tus pastas de té como prefieras, puede ser con chocolate, coco, avellana… 

Cómo decorar la mesa para las pastas de té 

Por lo general, solemos ofrecer el té o el café en el salón. Intenta acondicionar la zona sobre todo para que la mesa no se estropee. Una buena forma es añadir salvamanteles individuales o un coqueto mantel. Añade una vajilla algo más original, y si quieres para darle el toque más ‘british’, un pie de tarta para añadir tus pastas de té. En el caso de que vayas a servir té y no café, que no te falte la cajita con todas las infusiones y por supuesto la vajilla adecuada para servirlo.