pincel barnizando madera

¿Estás pensado en cambiarle el look a tu casa y no sabes muy bien por dónde empezar? ¿Qué tal si empiezas por darle un nuevo aspecto a tus muebles? No te estamos diciendo que tengas un gasto enorme cambiándolos todos sino que les des una nueva vida renovando su apariencia con pintura para madera. Pintar tus muebles de madera es una solución económica y muy resultona que hará que tu casa parezca otra en un abrir y cerrar de ojos, y sin necesidad de grandes reformas. Vamos a ver todo lo que necesitamos saber para pintar madera y conseguir ese aire nuevo que estamos deseando. 

Tu kit básico de pintura para madera 

Cada pintor necesita su material. Vamos a hacer un repaso de las herramientas que vas a necesitar para que, cuando te pongas manos a la obra, no te falte de nada y puedas pintar muebles de madera con comodidad. 

  • Papel de lija de grano fino 
  • Un paño para limpiar 
  • Pinceles y rodillos pequeños 
  • Cubeta para la pintura 
  • Cinta de pintor 
  • Herramientas para sacar herrajes, bisagras y tiradores 
  • Papel de diario o telas viejas para cubrir la zona 

7 pasos para pintar madera y que quede ¡perfecta! 

Lo primero que debes plantearte es:  

  • ¿El mueble tiene barniz o la pintura no está en buenas condiciones? Si es así, tendrás que lijar el mueble antes de ponerte a pintar madera. Si no, el resultado no será el óptimo.  
  • ¿Está bien acabado? Entonces no necesitarás lijar y podrás pintar la madera directamente. 

Una vez aclarados estos puntos, pongámonos manos a la obra. 

  1. Cubre la superficie en la que vayas a pintar muebles de madera para que nada se manche. Tanto el suelo como las superficies de alrededor. 
  2. Retira todos los herrajes, bisagras y tiradores del mueble en caso de que los tenga y líjalo si necesitas hacerlo.  
  3. Límpialo bien antes de pintar y cubre con cinta todas aquellas partes que no quieras manchar con la pintura. 
  4. Si has lijado la pieza, necesitarás aplicar una imprimación antes de aplicar la pintura para madera, de esta manera, la pintura se agarrará mejor. 
  5. Ahora lija suavemente la imprimación y luego limpia la pieza para eliminar ningún rastro de polvo con un trapo húmedo. 
  6. Ya puedes empezar a pintar madera. Consejo: no apliques la pintura para madera directamente del bote. Si tiras la cantidad necesaria en una cubeta y vas rellenando según la gastes, evitarás estropear la pintura del bote. 
  7. Una vez se haya secado la pintura, puedes darle una segunda capa o bien un barniz mate incoloro que protegerá la pintura y también evitará que el polvo se quede adherido a la pieza. ¡Et volilà! 

Muebles pintados a la tiza 

¿Te gusta el look nórdico, skandi o boho? ¡Apuesta por muebles pintados a la tiza! Son piezas con un encanto especial, tan imperfectas como consigue hacerlas el paso del tiempo, una imperfección que aporta belleza a los muebles. La buena noticia es que puedes conseguirla en un plis porque no hay un trabajo previo que debas hacer con el mueble (a no ser que esté en muy mal estado) y además, existe pintura para madera chalk paint que te hará conseguir el efecto deseado sin más. 

Solo 3 claves para que pintar muebles de madera con pintura a la tiza sea todo un éxito:  

  1. Pinta la superficie del mueble con pintura chalk paint y una brocha de cerdas suaves haciendo pequeños movimientos superpuestos y sin presionar la brocha demasiado. 
  2. Deja que se seque y aplica una segunda capa si lo ves necesario. 
  3. Dale un acabado con cera mate incolora. Sellará la pintura y protegerá la pieza haciendo que dure en perfecto estado durante mucho más tiempo.  

No lo dudes, decorar con muebles pintados a la tiza en casa está de moda y le dará un encanto muy especial. 

Claves para pintar puertas 

Los muebles no son las únicas piezas de madera que solemos tener en casa. ¿Y las puertas? Pintar puertas no es difícil y es uno de los cambios, junto con pintar muebles de madera, con mayor efecto que puedes darle a tu casa. Tres consejos para pintar puertas de forma fácil y efectiva. 

  • Elige un rodillo específico para lacar o esmaltar. ¿Cuál es? De pelo muy corto, espuma o fibra teflonada. 
  • Desmonta la puerta y trabaja en plano sobre unos caballetes. Es la forma más cómoda para pintar puertas
  • Lija bien la puerta para que la superficie te quede lisa y puedas pintar la madera con un resultado final fino y perfecto. 

No es difícil, ¿verdad? Pues ponte música y lánzate a pintar madera en casa. Te lo pasarás bien y conseguirás renovar tu casa sin grandes gastos. 

¡Busca mobiliario de madera y píntalo a tu gusto!