diseño para uan reforma de casa

Las reformas de casas no son algo que puedas emprender a la ligera. Implican obras costosas que hay que valorar muy bien antes de lanzarse a ellas. De ahí que sea una buena idea plantearse cada paquete de reformas con calma, valorando pros y contras, para decidir finalmente si merece la pena llevarlos a cabo y, en caso de decidir que sí, si necesitamos un profesional en reformas de casas y/o algún permiso de obras. Con la idea de clarificar un poco las cosas y no encontrarnos con problemas a posteriori vamos a hacer una guía exprés útil para todas las reformas de casas que nos evitará más de un disgusto. Empezamos. 

Reformas de casas: Toma nota de tus necesidades 

No hay dos familias iguales ni dos formas de vivir iguales. Es por ello que no todas las reformas de casas implican los mismos cambios. Plantéate cómo vives tú y qué necesidades tienes en tu día a día. Coge una libreta y durante unos días ve apuntando en ella cada cosa que te gustaría cambiar en casa a medida que te encuentres con el problema. Por ejemplo: estás cocinando, necesitas una fiambrera y para cogerla tienes que retorcerte y rebuscar sacándolo todo para dar con la que necesitas. ¡Bingo! Una de las reformas que debes plantearte es la de la cocina porque un espacio de almacenaje mayor y más optimizado te irá de perlas. 

¿Necesitas realmente tirar paredes o cambiar estancias de lugar? 

Plantéatelo seriamente. Tirar paredes y volver a levantarlas en otro lugar no es un problema grave porque no es uno de los gastos más altos que puedes tener en una reforma aunque pueda parecerlo, pero sí puede implicar, quizás, tener que tocar el circuito eléctrico y el del agua, y esto sí que es más engorroso y más caro. Piénsate bien si merece la pena. 

Hazte un book sobre el estilo que estás buscando 

Esta es la parte más divertida de nuestra guía exprés de reformas de casas: el book de reformas. ¿De qué se trata? De que mires en internet, revistas y libros de decoración todas aquellas reformas que te encantan y que te gustaría hacer en casa. ¡Westwing puede ayudarte mucho aquí! Hablamos de detalles tipo: 

  • El tipo de azulejos que te gustan 
  • El color de la pintura 
  • El tipo de muebles que te encantaría tener 
  • Cocina abierta o cerrada 
  • El tipo de lámparas que más te atraen 
  • Bañera o ducha, etc. 

Este book te servirá a ti para centrarte en aquello que buscas y que a la hora de que llegue el momento de pedirlo no te pierdas en un mar de posibilidades, y también ayudará a los expertos en reformas de casas que estén llevando a cabo la tuya a saber qué estilo es el que buscas y qué deben ofrecerte para que la reforma de tu casa sea todo un éxito. 

Haz un presupuesto: cuánto cuestan las reformas de casas 

Antes de llamar a ningún profesional de las reformas de casas, utiliza, de nuevo, esa gran ayuda que tenemos que es internet. Busca cuánto puede costar hacer cada una de las reformas en las que estés pensando y hazte un presupuesto. Primero, podrás valorar si hay determinados cambios que te los puedes ahorrar y después, te facilitará ponerte un máximo de gasto que te dé margen de maniobra pero que te sirva para marcarte un stop ya desde el principio. Esto es muy importante porque, cuando nos metemos en reformas de casas, siempre, siempre, aparecen extras y hay que estar prevenidos. 

Busca tres presupuestos de reformas de casas

Contar con un profesional de reformas de casas es imprescindible y no siempre es fácil dar con uno en el que puedas confiar. Pregunta a familiares y amigos que hayan hecho reformas en casa y busca presupuestos. Tres es la media perfecta. Valóralos y quédate con el que más te convenga o con el que veas que te vas a entender mejor, ya que cuando empiezas con una reforma y los problemas aparecen, es muy importante tener una comunicación fluida con los profesionales para solucionarlos sin disgustos. 

Confirma los permisos que necesitas 

Los profesionales de reformas de casas saben perfectamente qué permisos hay que solicitar para cada tipo de reforma, sin embargo, no está de más que los sigas de cerca y les preguntes si todo está en regla. Es clave para evitarte problemas burocráticos y que las obras se paralicen por no haber hecho lo necesario.  

Por último, un consejo más: las reformas de casas no son algo fácil, ni rápido, ni cómodo. Por ello, solo nos queda decirte que cuanta más paciencia tengas, mejor lo vivirás. Piensa que te espera… ¡la mejor casa con la que hayas soñado! 

¿Estás buscando mobiliario nuevo para una casa recién reformada?