Accede a las mejores marcas hasta -70%

Accede a las mejores marcas hasta -70%

Foto en blanco y negro de sillas antiguas algo destartaladas

Un mueble antiguo, por sí solo, puede convertirse en el auténtico protagonista de una estancia. Y es que suelen tener un carácter que difícilmente consiguen los muebles de nueva fabricación. ¿Por qué? Los materiales nobles, la realización artesanal, el mimo con el que se hacían los muebles en el pasado, poco tiene que ver con la fabricación industrial. Eran piezas únicas y el paso del tiempo lo único que ha hecho es añadirles carácter. Eso sí, puede que ese carácter esté oculto bajo una pátina de suciedad o de pequeños desperfectos. Nada que no se pueda salvar conociendo los pasos para restaurar muebles antiguos de madera y  devolverles toda su belleza.

¿Qué material puedes necesitar?

  • Trapos
  • Cepillo de dientes duro
  • Cepillo de cerdas suaves
  • Lija suave
  • Brocha
  • Espátula
  • Destornilladores
  • Formón
  • Guantes protectores
  • Agua y jabón neutro
  • Decapante
  • Disolvente
  • Cola rápida
  • Masilla para madera
  • Aceite para herrajes
  • Barniz, cera o pintura (dependiendo del acabado que quieras darle)

Nuestro consejo:

Trabaja en una habitación bien aireada ya que utilizarás productos que, inhalados, pueden ser nocivos. Por otro lado, cubre el suelo de la zona donde vayas a restaurar muebles antiguos con papel de periódico para evitar mancharlo. Y ten cerca el aspirador o la escoba y el recogedor, además del cubo y la fregona, para mantener la estancia limpia y que el polvo o los restos que puedas generar no vayan a parar a la pieza limpia.

Cómo restaurar muebles antiguos paso a paso

  1. Paso

    Pásale un trapo humedecido en agua y jabón neutro. Concéntrate en aquellas zonas donde haya manchas o en las molduras que pueda tener, ya que la suciedad queda ahí más incrustada. Para llegar a los rincones más difíciles, utiliza el cepillo de dientes. Cuando acabes, sécalo completamente con otro trapo.

  2. Paso

    Si la pintura o barniz del mueble antiguo está en muy mal estado, ponte los guantes y pásale decapante con una brocha. Deja que actúe unos minutos y luego, rasca el acabado con una espátula. Repite la operación hasta que hayas eliminado toda la pintura o el barniz. Para acabar, limpia el mueble con un trapo humedecido en disolvente.

  3. Paso

    Cuando el disolvente se haya secado, pasa una lija fina por toda la pieza para eliminar posibles restos de material y, a la vez, dejar la madera preparada para aplicarle los nuevos productos. La lija hace que el poro de la madera se abra y reciba mejor el acabado final que le apliques.

  4. Paso

    Si tiene carcoma, tendrás que aplicar un producto anticarcoma con una brocha en cada uno de los agujeros que detectes en el mueble. Luego debes envolver la pieza en plástico y renovar el plástico cada 48 horas durante cuatro días, que será el tiempo que necesitará el producto para acabar con la carcoma.

  5. Paso

    ¿El mueble tiene hendiduras o rasguños? Puedes taparlas con masilla para madera o con cera natural. Así los disimularás. Necesitarás la espátula para rellenarlos bien y que no queden cúmulos de masilla. Luego, hay que dejar que seque el tiempo que determine el producto para más tarde lijar la superficie hasta que el desperfecto se haya disimulado.

  6. Paso

    Las bisagras y guías de cajones también son muy importantes a la hora de restaurar muebles viejos. Si el mueble antiguo tiene puertas y están descolgadas, intenta atornillar bien la bisagra de nuevo a la madera o bien ayúdate de un poco de cola rápida para pegarla en su lugar. Pero si la bisagra está en muy mal estado, lo ideal será cambiarla. Hay que mirar de encontrar una bisagra del mismo tamaño, porque si es más grande será necesario ampliar el hueco de la vieja bisagra con un formón. Y si el mueble antiguo es un mueble con cajones que no cierran bien, aplica este truco: pon jabón en las guías y verás cómo se deslizan mucho más suavemente.

  7. Paso

    Los pomos, tiradores y herrajes de los muebles antiguos también hay que recuperarlos. Si son de bronce, los debes limpiar bien con un trapo humedecido en agua y jabón. Para el resto, utiliza vinagre. Funciona. Y si el mueble viejo tiene cerraduras, frótalas con un cepillo de cerdas suaves y ponles aceite.

  8. Paso

    Ha llegado el momento de barnizar o encerar el mueble. Pon una primera capa y deja secar el tiempo que indique el fabricante. Luego, vuelve a lijar la pieza, limpia el polvo que se haya generado y vuelve a dar otra mano de producto. Hazlo siguiendo las vetas de la madera y quedará perfecto.