Terrario en casa hecho en cuenco de cristal

¿A quién no le gusta las manualidades y más si es para decorar? Las manualidades ayudan a relajarnos y aumentar nuestras capacidades imaginativas. Si necesitas hacer una actividad que te relaje, ¿por qué no aprender a hacer un terrario de plantas? Además, las plantas ayudan a aumentar el bienestar de nuestra casa y también decoran. Toma nota, y aprende a hacer los terrarios de plantas más molones de forma asequible.  

¿Cuáles son las plantas adecuadas para terrario? 

Un terrario es un pequeño jardín que se cultiva dentro de un recipiente de vidrio. Son perfectos para tenerlos dentro de casa porque decoran y son muy fáciles de mantener. Si además cuentas con un piso pequeño es una de las mejores formas, y más estilosas de seguir contando con plantas en casa.  

La mayoría de las plantas se adaptan bastante bien a los terrarios. Dependiendo del clima que tengamos en casa es cierto que unas plantas nos irán mejor que otras. Las plantas que mejor se adaptan a esta forma de crecimiento son las suculentas y los cactus.  

Cómo hacer un terrario paso a paso 

Lo primero que debes tener para hacer un terrario es un recipiente de vidrio. El tamaño lo eliges tú, dependiendo del sitio donde quieres añadirlo y también de cuantas plantas quieras poner. Además, del recipiente debes contar con piedras para para hacer la base del terrario. En multitud de viveros las podrás encontrar y también se utilizan en exterior a modo decorativo. Otro aspecto importante que no te debes olvidar es el sustrato para plantas. Deberás elegir el sustrato idóneo para cada tipo de planta: cactus, suculentas,… 

  1. Limpiar

    Lo primero es limpiar bien el recipiente y asegurarte de que no tenga bacterias ni residuos.  

  2. Colocar las piedras

    Una vez tengas limpio el recipiente es hora de colocar la primera capa de piedras.  

  3. Añadir musgo

    Cuando ya tengas esta capa hecha añade un poco de musgo, para evitar que la tierra luego pase a la gravilla.  

  4. Añadir tierra

    Ahora es el momento de añadir la tierra, que hayas elegido (dependiendo del tipo de planta) en el recipiente. Aplasta bien hasta que quede bien integrada en el recipiente.  

  5. Introduce las plantas

    Coge las plantas que hayas seleccionado para el terrario e introdúcelas en el recipiente. Haz un pequeño hueco e incorpora las plantas. Cubre las plantas con un poco más de tierra si fuera necesario.  

  6. Evita el vidrio para las plantas

    Es importante que las plantas no toque el vidrio para que las plantas aguanten más tiempo.  

  7. Añade decoración

    Añade si quieres algo más de decoración. Puedes pintar por fuera el recipiente o incluir una cuerda para colgar el terrario.

  8. Riega con cuidado

    Riega las plantas con mucho cuidado y no en exceso, y ¡ya estaría! Ya puedes disfrutar de tu terrario de plantas en casa, y de forma rápida y muy sencilla.