árbol de navidad en salón plata y gris

¿Qué sería de la Navidad sin un árbol? El árbol decora, llena de magia nuestra casa y nos invita a ser más y más creativos cada año. Además, decorarlo en familia ayuda a estrechar lazos. Colgar los adornos y coronarlo con la estrella es una fiesta ¡que nadie quiere perderse! Eso sí, ya sea un árbol de madera natural, artificial con aire de árbol nevado o más original como un árbol hecho con fieltro, comprar un árbol de Navidad perfecto para tu casa tiene sus secretos. ¿Los descubrimos juntos?

¿Qué estilo de árbol necesitas?

Las navidades hacen que las casas se llenen de luz, adornos curiosos, brillos y por su puesto: árboles de Navidad. Si quieres que el árbol encaje de forma armónica en la decoración de la casa, es importante elegir bien el tipo de abeto y los adornos para el árbol de Navidad. ¿Vamos a ello? ¿Qué estilo va más contigo?

Árbol de Navidad clásico

Si te gusta la decoración eterna, la que nunca pasa de moda, elegante y serena, apuesta por un árbol de Navidad natural o sintético y decóralo con adornos en plata, dorado, gris o cristal. Un árbol nevado también puede ser una buena opción para este tipo de casas y para aquellas cuya decoración es clásica pero con un punto sofisticado, una opción ideal es un árbol de Navidad blanco.

Árbol de Navidad rústico

Si quieres comprar un árbol de Navidad de estilo rústico, tienes distintas opciones. Puede ser un árbol de Navidad natural o incluso un árbol de Navidad más original como puede ser un árbol de madera hecho con una estructura de ramas o de tablones o un árbol de fieltro, que con su calidez, también nos lleva a pensar en espacios rústicos con un punto informal. ¿Y los adornos? El verde y el rojo serían los colores estrella para un árbol de Navidad de estilo rústico más tradicional, y una combinación de tonos arena, gris y blanco, encajarían en un árbol rústico actual.

Árbol de Navidad moderno contemporáneo

Los árboles de Navidad no siempre deben ser árboles… Nos explicamos: no tienes por qué comprar un árbol de Navidad natural, sintético o hecho de cualquier otro material imitando la forma exacta de un abeto. Pueden ser también otro tipo de adorno como la rama de un árbol cualquiera clavada en una maceta y decorada con una simple guirnalda de luces y alguna estrella. O directamente una guirnalda de luz haciendo un zigzag en vertical en la pared.  

Árbol de Navidad boho

Natural, sencillo, original… Estas podrían ser las palabras para describir un árbol de Navidad de estilo boho. Podría ser un árbol de madera, un árbol hecho con fibras naturales, con rafia, con cuerda… Hay mil opciones. Es un estilo que se brinda a creaciones DIY muy personales.

Árbol de Navidad glam

Elegante, glamuroso y con mucho estilo. Puedes optar por un árbol natural o artificial, lo importante en este tipo de árbol de Navidad es la decoración. Adornos en tonos dorados son fundamentales. Combínalos con adornos de terciopelo, seda o cristal, y conseguirás un árbol muy sofisticado.

4 claves para elegir el árbol de Navidad, ¡y que quede bonito!

Antes de elegir el árbol de Navidad te recomendamos que tengas en cuenta lo siguiente.

1. ¿Necesitas un árbol de Navidad pequeño o grande?

Debes tener en cuenta el espacio que ocupará, de ancho y de alto –las medidas estándar suelen ser de 150 cm, 180 cm o 210 cm, aunque los hay más altos–, y debes dejar un mínimo de 20 cm hasta el techo. Para acertar con el diámetro, dibuja una plantilla de papel del tamaño que te gustaría que tuviera tu árbol y colócala en el suelo. Sabrás el diámetro máximo que puedes elegir a la hora de comprar un árbol de Navidad.

2. ¿Natural o artificial?

Comprar un árbol de Navidad natural es elegir la opción más ecológica, aunque también la más cara. Puedes optar por la versión natural sin raíces, que podrás reciclar una vez terminadas las fiestas, o bien decidirte por un árbol de Navidad artificial, más económico y más duradero, ya que, si lo guardas bien, cada año estará en perfecto estado de revista.

3. Ten en cuenta la base

Para que tu árbol quede perfecto, necesitarás cubrir su pie –tanto si es una maceta, como si es una base de madera o un pie metálico–. Puedes optar por macetas de fibras grandes, por rafia para envolver el pie o por una manta que, bien colocada, oculte las partes más feas, y por supuesto, rodearlo de regalos.

4. Y si no tienes espacio…

Opta por elegir un árbol distinto que no necesite ocupar parte del suelo. Un árbol de fieltro, por ejemplo, te permite colgarlo de una pared o en una puerta. Y una pequeña silueta de árbol creada con ramas secas y cordeles, o con bonitos christmas, se puede colgar también de la pared o del techo en cualquier rincón de la casa. Hay muchas opciones y todas dependen de tu creatividad.

Los adornos: el toque final

¿Cómo decorar un árbol de Navidad como un profesional del estilismo navideño? Empieza por las guirnaldas de luz. Colócalas de abajo hacia arriba dando vueltas al árbol, así quedarán más integradas entre las ramas y no estarán condicionadas por los adornos. Luego, si quieres, puedes añadir unas cintas que caigan de abajo a arriba. Y ahora ya puedes proceder a colgar los adornos. Elige cuatro o cinco modelos de adornos distintos (y de formas diferentes) y ve combinándolos colocándolos de dentro hacia fuera de las ramas. Faltará la estrella arriba del todo y, para la base, puedes añadir magia envolviendo cajas de zapatos y de otros objetos pequeños que tengas en casa como si fueran los regalos que acaba de dejar Papá Noel. Mucho encanto con poco gasto.

¿Este año tienes que renovar tu árbol de Navidad? Ahora ya sabes cómo comprar un árbol de Navidad perfecto para tu casa, ya sea un árbol de madera, un árbol de fieltro, con ramas verdes o tan blanco como un árbol nevado. Feliz decoración!