counter en cocina de madera con pastel navideno

Toda comida de Navidad o cena de Navidad que debe culminar con una explosión de sabor. Y es que puedes pasarte horas y horas en la cocina preparando espectaculares recetas de Navidad y el menú puede no lucir como merece si el broche final no está a la altura. Por eso, desde Westwing te traemos estos postres navideños para triunfar. ¡Una nota dulce y muy distinguida para disfrutar como nunca de las fiestas!

Postres navideños espectaculares y sencillos

Endulzar la Navidad y darle ese toque que deja boquiabiertos a tus invitados no tiene por qué ser un asunto complejo. Te garantizamos un triunfo total con recetas sencillas, tanto si eres un amante de los robots de cocina y buscas postres navideños para la Thermomix, como si prefieres elaborar ricas recetas con los medios más simples. Pon en práctica estos postres navideños fáciles de preparar y de lo más resultón. ¿Quién dijo que exclusividad y sencillez estaban reñidos? ¡Prepárate para sorprender!

Bocaditos de limón

Nos conquista su frescura, su elegancia y lo bien que lucen ante los invitados. Si buscas un toque cítrico y sorprendente, apto para los que no son tan amigos del chocolate, los bocaditos de limón son una propuesta de lo más chic. Que no te engañe la sencillez de su preparación: su poder refrescante es la nota perfecta para terminar una copiosa comida navideña.

Ten a mano:

  • 225 g de harina de trigo
  • 65 g de azúcar moreno
  • 150 g de mantequilla
  • 180 ml de zumo de limón
  • 60 g de azúcar blanco
  • 3 huevos
  • 180 g de chocolate blanco para repostería
  • ralladura de limón al gusto.

Precalienta el horno a 180 grados, seleccionando el calor arriba y abajo y la rejilla en una posición media. Elige un molde cuadrado de unos 24 centímetros de lado y engrasa. En un bol, mezcla la harina con el azúcar moreno, añade la mantequilla y ve preparando migas con los dedos. Esmaga la mezcla en la base del molde, distribuye de forma homogénea y hornea 15 minutos. Deja enfriar.

En paralelo, vamos a preparar la rica crema de limón. Para ello, derretimos al microondas el chocolate blanco, lo mezclamos con los huevos, el azúcar, el zumo de limón y la ralladura.

Cocemos esta mezcla removiendo sin parar hasta que comience a hervir y veamos cómo la crema se vuelve más espesa. Colocamos la crema sobre el chocolate blando derretido y removemos hasta conseguir una mezcla de textura lisa.

Es hora de volcar esta crema encima de la base horneada y de remover ligeramente el molde para conseguir que quede nivelada. La dejaremos templar antes de llevar a la nevera. El frío prolongado, con un mínimo de 3 horas en reversa, hará que adquiera la consistencia que necesitamos. Cuando ya esté solidificada, la cortamos en porciones cuadradas. Servimos muy fría y con un precioso toque de azúcar glas espolvoreado. ¡Ñam!

Mousse de cava

Versátil, sencillo, ligero, digestivo, elegante y con una estética minimalista que no nos puede gustar más. Nos fascina el mousse de cava, un postre con muchísimo estilo que no puede faltar en todo banquete navideño que se precie. Otra forma de acercar los espumosos al paladar, como el champán y el cava, tan típicos de la Navidad, en una propuesta que encandilará a todos los comensales.

Toma nota de estos ingredientes para cuatro personas:

  • 4 g de gelatina en polvo
  • 75 ml de nata líquida
  • 50 ml de cava
  • 2 claras de huevo
  • 50g de azúcar glass
  • Topping de decorativas frambuesas (frescas o crujientes y deshidratadas, como más te guste; el contraste, sí o sí, será perfecto).

¡Ahora vamos al lío! Esta receta es tan sencilla que, en apenas 20 minutos, la tendrás lista. Calienta la nata y el azúcar y llévalos a ebullición. Retira del fuego. Agrega la gelatina, remueve y vuelca el cava. Deja que la mezcla se atempere unos minutos y monta las claras de huevo a punto de nieve. Cuando la mezcla haya ganado cuerpo y la temperatura haya descendido, agrega un tercio de las claras montadas. Poco a poco, termina de añadir las claras procurando que no se baje el volumen y… ¡Lo tenemos!

Elige tu mejor vajilla para la presentación: en los vasos vierte cada ración y refrigera durante al menos tres horas. No te olvides del toque final en la decoración: ese topping de frambuesa deshidratada, de frambuesa fresca o, incluso, de rico chocolate. ¡Absolutamente exquisito!

Postres navideños bajos en calorías: vasitos de mango y yogur

Hablar de postres ligeros para Navidad no es una utopía, no. Si quieres recortar calorías y huir de el exceso de azúcares añadidos que reinan en estas fiestas, te traemos una propuesta de lo más nutritiva, colorida y saludable.

Estos vasitos de mango y yogur con semillas de chía, uno de los súper alimentos por excelencia, te encantarán. Es una recete muy rápida y de alto valor biológico.

Si quieres preparar entre 2 y 4 vasitos de esta mezcla, vas a necesitar

  • Un mango mediano, maduro y aromático
  • Una lima
  • Un yogur natural o yogur de soja
  • Gotas de esencia de vainilla o unas semillas de vaina natural
  • Dos cucharadas de semillas de chía
  • Media taza de leche o bebida vegetal
  • Miel y un dátil de manera opcional

Una vez reunidos los ingredientes, comenzamos por hidratar las semillas de chía: adquirirán así una rica textura gelatinosa. Las sumergimos en leche o en la bebida vegetal que hayamos elegido durante una hora. Pelamos el mango, lo cortamos por la mitad, cortamos el hueso y extraemos la pulpa, sin desperdiciar el jugo. Lo pasamos por la batidora añadiendo un poco de miel y el dátil sin hueso.

Mezclamos el puré resultante con el zumo de la mitad de una lima y repartimos en vasitos. Escurrimos el yogur, añadimos la vainilla y batimos hasta conseguir la textura cremosa que buscamos. Coronamos con semillas de chía y ralladura de lima para un efecto espectacular. Servimos muy frío ¡y a disfrutar!

Recetas de galletas de Navidad, recetas de postres navideños o las tapas más innovadoras para sorprender a tus invitados en estas fechas. En Westwing nos encanta esta época del año por muchos motivos, pero si tenemos que elegir uno, nos quedamos con el maravilloso ajetreo que invade las cocinas y las mesas de todos los hogares, juntos y reunidos por fin alrededor de un menú delicioso en la mejor compañía.

Dulce Navidad: sirve tus postres de la forma más original