hormiga apoyada entre una roca y un tronco de árbol

Las hormigas son unos de los insectos más fáciles de encontrar en casa, y también de los más difíciles de eliminar. Ya sean hormigas voladoras o cualquier otro tipo, es importante que desaparezcan de casa, antes de que se conviertan en una plaga. Sin embargo, es posible acabar con las hormigas en casa con estos remedios. ¡Toma nota y di adiós a las hormigas! 

¿Qué tipo de hormigas se dan más en España? 

Existen muchos tipos de hormigas en España, aunque una de las más conocidas es la ‘pheidole pallidula’. Un tipo de hormiga que se da sobre todo por la zona del mediterráneo, y que es muy sensible a los cambios de humedad.  

¿Cómo evitar que se instalen hormigas en casa? 

Prevenir siempre es el mejor remedio, por eso para evitar plagas en casa de hormigas, te recomendamos seguir algunos de estos consejos: 

  • Limpieza: es esencial para que las hormigas no se instalen en casa. Y es que las hormigas tienen predilección por los sitios donde hay comida y además son cálidos. Para evitar que lleguen hasta nuestra casa, debemos siempre tener todo muy limpio y recogido. De esta forma, las hormigas descartarán al instante nuestra casa como su nuevo hogar.  
  • Eliminar grietas: las hormigas tienen un tamaño muy pequeño por lo que se pueden filtrar perfectamente por cualquier grieta. 
  • Usar repelentes: podemos usar repelentes naturales, o químicos. Te recomendamos hacerlo en zonas conflictivas como las ventanas, la entrada a la casa o las puertas.  
  • Sellar agujeros usando silicona o yeso: de esta forma evitaremos que las hormigas puedan quedarse en esos huecos o incluso establecer nidos.  

¿Cómo eliminar una plaga de hormigas en casa? 

Existen muchas formas de eliminar las hormigas de casa y algunas de ellas son con remedios naturales. Estos son algunos de los más populares:  

  1. Vinagre y agua: es uno de los recursos más utilizados ya que ayuda a ahuyentar y eliminar por completo las hormigas. Para usarlo de forma efectiva, debemos mezclar un poco de agua y vinagre, y luego sumergir varias esponjas en esta mezcla. Colocamos la esponja por las zonas más conflictivas y por donde hayan podido pasar las hormigas, y en unos días veremos que desaparecerán.  
  2. Polvos de talco: los polvos de talco son uno de los remedios que actúan muy bien contra las hormigas. Podemos repartir estos polvos caseros por todo el exterior de la vivienda, para así no ensuciar el interior. De esta forma, protegeremos la casa de la entrada de las hormigas por ventanas o puertas.  
  3. Hojas de menta: es otro de los remedios naturales más comunes. Una buena forma de esparcir la menta por la casa, es colocarla en pequeños saquitos -como hacemos con la lavanda en los armarios- y, situarlos en sitios estratégicos.  
  4. Zumo de limón: en general, todos los cítricos son repelentes de las hormigas. Para eliminar las hormigas, puedes introducir en un spray un zumo de limón exprimido y agua, y verterlo en algunas zonas conflictivas de la casa.  
  5. Ajo: el ajo también es un repelente muy efectivo para las hormigas. Para hacer un buen repelente debemos triturar algunas cabezas de ajo e introducirlas en un bote de spray y añadir agua. Dejamos la mezcla reposar un par de horas para que el agua adquiera bien el olor del ajo, ¡y listo! Ahora solo tendremos que rociar la mezcla en las zonas de paso de las hormigas, y en ventanas y puertas. 
  6. Bicarbonato y azúcar: mezclamos bien en partes iguales y lo echamos en las zonas de paso de las hormigas. Esta mezcla desprende una sustancia que resulta tóxica para las hormigas, por lo que se alejarán al instante cuando la detecten.  

Si quieres saber más sobre los trucos de casa que sí funcionan, puedes descubrirlos en los artículos que te hemos preparado en Westwing. Limpieza, orden y mucho más para una casa impecable.  

¡Disfruta de una casa libre de hormigas!