accesorios de limpieza de madera y negors colgados pared

Con la pandemia hemos aprendido a valorar más nuestra casa. Hemos organizado nuevos espacios, e incluso hemos cambiado algunos hábitos de limpieza. Y es que, ante la presencia de virus y bacterias, es importante mantener la casa limpia el mayor tiempo posible. En Westwing, sabemos lo valiosa que es la casa y sentirnos cómoda en ella. Por eso, queremos darte algunos consejos sobre cómo limpiar y desinfectar la casa a prueba de virus.

Cómo desinfectar la casa paso a paso

Nuestra casa se ha convertido en nuestro pequeño mundo. Confinamientos, restricciones…Han hecho que pasemos más tiempo en casa, pero esto no quiere decir que no entren virus en ella. Por eso, es importante que sigas estos consejos para desinfectar bien toda la casa y mantenerla a raya y a prueba de virus.

  • Antes de nada, ventila las habitaciones

Antes de comenzar a limpiar todas las habitaciones es importante la ventilación de casa. Sabemos que cuando hacen temperaturas tan gélidas es difícil ventilar demasiado tiempo la casa, pero si lo hacemos evitaremos que los virus se concentren en nuestra vivienda. Por eso, te recomendamos abrir las ventanas de toda la casa al menos 10 minutos. Esto es más que suficiente. En el caso de que podamos abrirlas más tiempo, mejor.

  • Limpieza diaria

La limpieza diaria es crucial para mantener la casa limpia. Esto no quiere decir que esté limpia al 100%, pero es cierto que nos ahorraremos bastantes horas del fin de semana dedicadas a la limpieza de la casa. De esta forma, si tenemos alguna visita imprevista en casa, todo estará limpio y bien organizado.

  • Desinfecta cada día las superficies

Ante la presencia de virus, hay que desinfectar todo lo que podamos y si es a diario mejor. La lejía diluida en agua es ideal para las superficies. Pero hay que tener cuidado. La lejía no se debe mezclar con ningún otro producto, ya que puede llegar a ser tóxico.

  • La organización es la clave

El orden es sumamente importante en una casa. Cuanto más orden tengamos, más limpio parecerá todo. La clave para mantener todo ordenado es la constancia y una limpieza con cabeza. Es decir, comienza primero a limpiar por las zonas menos sucias y termina por las que más lo estén. También otra clave para acertar con las labores de limpieza -y evitar limpiar dos veces- es comenzar por arriba y terminar por limpiar la zona de abajo, es decir los suelos y alfombras.

  • Desinfecta con los materiales adecuados

Para evitar propagar los virus por toda la casa, es importante ponerse guantes, usar ropa específica y no utilizar los mismos paños para todas las superficies. Una vez hemos terminado de limpiar toda la casa, es el momento de lavar y dejar secar todo lo que hayamos utilizado, ¡y por supuesto cambiarnos de ropa!

Cómo desinfectar la ropa y la comida que compramos en los supermercados

Además de la casa, con la pandemia que vivimos es importante desinfectar la comida y la ropa. En Westwing, te damos algunos consejos sobre cómo desinfectar ambas cosas de forma eficiente.

Aunque no está demostrado que por la ropa nos podamos contagiar, es cierto que recomiendan lavar bien las prendas que usemos en el exterior o en sitios cerrados. Lo más adecuado es lavar la ropa de hogar y las prendas que lo soporten a 60º. A esa temperatura nos estaremos asegurando que cualquier virus o germen desaparece.

Para desinfectar la ropa que no soporta temperaturas superiores a 30º, lo más adecuado es añadir en el cajetín del suavizante 50 ml de vinagre para una mayor limpieza. Para las prendas que no se pueden lavar te recomendamos ventilarlas al sol y plancharlas con vapor.

¡Cuidado! Lo que nunca se debe hacer es sacudir las prendas antes de ponerlas en la lavadora o ventilarlas, ya que este sencillo movimiento puede hacer que el virus vaya a parar a otras superficies, como el suelo, el tendedero o la propia lavadora.

¿Y qué pasa con la ropa de casa? Lo mismo. Debemos extremar las precauciones y cambiarla más a menudo. Ropa de cama, toallas, paños de cocina, manteles…

Desinfectar la comida

Con respecto a la comida que traemos del supermercado, también es recomendable desinfectarla, aunque tampoco se ha demostrado que nos podamos contagiar con los alimentos. Igualmente te damos las siguientes recomendaciones:

  • Si los envases vienen envueltos en cartón o plástico, sácalos del embalaje.
  • Las latas y los envases de plástico y de cristal se pueden desinfectar con un trapo con lejía diluida en agua.
  • Para las frutas y verduras, lo mejor es desinfectarlas con lejía alimentaria antes de su consumo.

Aunque hagamos todas estas recomendaciones, lo más adecuado es siempre lavarse las manos cada vez que toquemos algunos de estos envases. Y sobre todo no llevarnos las manos, hasta que no estén limpias a la zona de la boca, nariz y ojos.

Descubre nuestros productos para tener una casa limpia y fresca