Accede a las mejores marcas hasta -70%

Pared de gotelé blanco

El gotelé pasó hace muchos años a la historia. Esas pequeñas gotitas que se quedaban en la pared dejando una textura rugosa, ya no son tendencia. Sin embargo, muchas casas antiguas siguen contando con gotelé. Cómo quitar el gotelé es sencillo y por eso queremos enseñarte cómo hacerlo paso a paso.

¿Qué es el gotelé?

¡Ay el gotelé! Esta tendencia que tanto amaron nuestros abuelos ahora no nos gusta nada. Es más, el gotelé pasó a la historia hace muchos años. Pero muchas casas siguen contando con gotelé (desgraciadamente). Esta técnica consistía en esparcir pintura sobre la pared con una textura grumosa y en relieve. Pero ahora, esta tendencia que fue todo un éxito ahora ya no lo es.

El gotelé se usaba sobre todo para disminuir la visibilidad de las imperfecciones que contaban las paredes. El efecto rugoso hacía que no pudiéramos ver con claridad las grietas.

¿Por qué hemos cambiado el gotelé por las paredes lisas?

Uno de los principales motivos por el que hemos cambiado el gotelé por las paredes lisas es que ya no contamos con tantas imperfecciones en las paredes. Antes se utiliza el gotelé para disimular las imperfecciones de las paredes o del yeso. Hoy ya esto no pasa debido a que se utilizan paredes con tabiquería seca de pladur o similares. También se ha mejorado la técnica de aplicación de yeso en la pared lo que ha disminuido notablemente las imperfecciones.

5 ventajas de quitar el gotelé

  • Facilita la colocación de vinilos de pared o papeles pintados. En las superficies rugosas el acabado no es el mismo e incluso es peor.
  • Las paredes retienen menor suciedad a diferencia del gotelé debido a la rugosidad. Esto hace que sea más fácil mantener el orden y la limpieza en casa
  • Las paredes lisas aportan mucha más armonía y tranquilidad.
  • Cualquier reparación hecha en la pared se realiza más rápido con paredes lisas.
  • El gotelé crea muchas sombras que hace que al final el color no sea del todo homogéneo.

¿Cómo quitar el gotelé de las paredes?

Lo primero que debemos hacer antes de quitar el gotelé es determinar qué tipo tenemos. Si rascamos en la pared y añadimos agua, y posteriormente no se diluye es gotelé plástico. En el caso de que el gotelé se diluya fácilmente al agua, entonces contamos con gotelé al temple.

Una vez tengamos claro qué tipo de gotelé tenemos en la pared, es el momento de decir si lo hacemos nosotros o contamos con la ayuda de un profesional. Lo ideal es lo segundo, ya que conseguiremos un efecto mucho más correcto. Aunque es cierto que con paciencia podemos hacerlo nosotros mismos.

Cómo quitar el gotelé paso a paso

Materiales que necesitamos

  • Papel con cinta
  • Brocha para remates
  • Cinta de carrocero para cubrir los enchufes
  • Rodillo de pelo largo
  • Plástico para cubrir los muebles
  • Masilla en pasta
  • Guantes de vinilo

  1. Raspar

    Raspa el gotelé para conocer qué tipo tenemos en la pared. También es una buena forma para saber si contamos con una pared en buenas condiciones.

  2. Reparar

    Si la pared tiene algún defecto, deberíamos repararlo antes.

  3. Proteger

    Cubrimos los enchufes, los muebles y el suelo para que no se manchen.

  4. Mojar el rodillo con la masilla

    Introducimos el rodillo en la masilla de pasta, removiendo progresivamente para que no se pegue.

  5. Aplicar la masilla

    Cargamos de masilla generosamente el rodillo y lo aplicamos en la pared.

  6. Rematar con brocha

    Usamos unas brochas para rematar. Primero una para igualar la pared y dejarla homogénea, y luego otra para alisar la pared.

  7. Dejar secar

    Dejamos secar la primera capa entre 24 y 48 horas.

  8. Añadir agua (opcional)

    Si fuera necesaria una segunda capa de masilla, puedes añadir agua. Aunque te recomendamos que leas antes las instrucciones del fabricante.

  9. Lijar

    Cuando se seque la pared por completo, lijamos. El acabado que nos proporciona es como si la pared estuviera pintada al temple.

  10. Esperar

    Para pintar la pared del color que más nos guste debemos esperar entre unas 6 y 9 horas.

¿Cuánto tiempo tardamos en quitar el gotelé de la pared?

Pues como te hemos comentado depende mucho del resultado que obtengamos en la pared con la primera capa. Pero por lo general, tardamos entre 2-3 días. Podemos incluso tardar algo más si finalmente queremos aplicar una nueva pintura o papel pintado.

¿Cuánto suele costar quitar el gotelé?

Esto varía mucho dependiendo de la superficie de pared. Si contamos con la ayuda de un profesional nos podría costar entre 16-18€/m2 quitar el gotelé y alisar posteriormente la pared. Aunque ten en cuenta que es un coste muy aproximado. Si a esto le sumamos la pintura plástica o al temple, nos subirá un poco más el precio. Si lo hacemos nosotros mismos en casa, tendremos que informarnos en tiendas de bricolaje.