Seguro que te ha pasado alguna vez que se te ha atascado el fregadero y no sabes ni que hacer. Esto es algo más habitual de lo que pueda parecer, y se puede resolver fácilmente. Pero, ¿por dónde empezar? En Westwing te traemos algunos consejos y trucos para desatascar el fregadero y evitar que te ocurra constantemente.

4 formas de desatascar el fregadero o las tuberías en casa

La limpieza de casa es fundamental, pero especialmente la cocina y el baño son dos lugares a los que tenemos que prestar especial atención.

Lo primero que debemos hacer cuando nos hemos encontrado las tuberías atascadas en el fregadero, o incluso en la ducha, es eliminar los residuos que hayan quedado. A veces pueden ser residuos sólidos, y en otras ocasiones, restos de productos de higiene que hace que se atasquen los desagües de las viviendas. No solo los atascos en las tuberías son algo incómodo por porque no baja el agua, también porque, por norma general, se suelen producen malos olores.

Desatascador de émbolo o de goma

Para desatascar las tuberías de esta forma, lo primero que deberíamos hacer es tapar con cinta adhesiva la rejilla del fregadero. Luego, llenamos el fregadero de agua y bombeamos con el desatascador. Lo más probable es que comience a salir todos los residuos que se han ido acumulando en el fregadero. Tiramos los residuos a la basura, y cuando veamos que más o menos se ha quedado limpio, vertemos una olla de agua caliente. Así eliminaremos también cualquier residuo que haya podido quedar dentro de la tubería.

Sosa cáustica

Otro de los remedios más conocidos para desatascar tuberías es la sosa cáustica. La sosa cáustica es un producto que puedes encontrar en droguerías y supermercados. Eso sí, la sosa cáustica es muy corrosiva, por lo que hay que tener mucho cuidado a la hora de manipularla. Para usarla a la hora de desatascar tuberías, es importante utilizar guantes y mascarilla. En cuanto a su uso, lo primero que debes hacer antes de coger la sosa cáustica es eliminar todos los posibles residuos, y el agua estancada. Luego, ya podemos verter una taza de sosa cáustica en el desagüe. A continuación, añade dos tazas de agua hirviendo, y espera unos 15 minutos. Luego, ya podemos comprobar si se han desatascado o no las tuberías.

En el caso de que las tuberías no se hayan podido desatascar completamente, no se aconseja repetir el proceso con sosa cáustica. Si lo hacemos muy seguido, las tuberías se podrían dañar. ¿Nuestro consejo? Mejor contar ya con la ayuda de un profesional, y así descubrir donde se sitúa el verdadero atasco de las tuberías.

Desmontar el sifón

Otra opción para acabar de desatascar las tuberías es desmontando el sifón. Algunos de los sifones tienen un solo tapón, y son muy fáciles de desmontar. Una vez lo hagas, podrás vaciarlo y eliminar así todos los residuos que se hayan podido acumular. Si tienes muchas dudas sobre cómo hacerlo, también puedes acudir a un profesional o ver algún vídeo online.

Desatascador de alambre con forma de gancho

Otra de las opciones para desatascar las tuberías es la utilización de ganchos. Estos alambres permiten retirar los posibles atascas que se forman en las tuberías. Para hacerlo, simplemente tendremos que introducir el alambre en el desagüe e ir moviéndolo suavemente para retirar los posibles residuos. Si quieres hacerlo de una forma más sencilla, puedes verter una olla de agua hirviendo y así acabar con los restos que puedan quedar.

Remedios naturales para desatascar las tuberías

Además de las opciones que te hemos comentado, existen otras más naturales. Son remedios naturales que ayudan a eliminar los residuos de las tuberías, e incluso los malos olores.

Vinagre y bicarbonato

La mezcla de bicarbonato y vinagre es una de las más efectivas para limpiar las tuberías. Además, esta mezcla ayuda a eliminar los malos olores en los desagües.

  • Primero, retira el agua estancada del fregadero.
  • Luego, vierte media taza de bicarbonato y media de vinagre.
  • Espera durante 20 minutos hasta que haga efecto.
  • Hierve una olla con agua, y luego échala en el desagüe atascado. Si no hace efecto de forma inmediata podemos ayudarnos de un alambre o émbolo.

¿Qué ocurre si aun así no resolvemos el atasco de las tuberías? Lo mejor de usar remedios naturales, es que podemos repetir el proceso cuando queramos, ya que estas sustancias no son nocivas ni para nosotros, ni para el medio ambiente.

Cómo prevenir los atascos en las tuberías y los malos olores

  1. Intentar siempre que los platos que lleguen al fregadero, estén lo más limpio posible. Por pequeñas que sean, las partículas se van acumulando hasta provocar obstrucciones.
  2. Añade rejillas que funcionen como un colador en los desagües para evitar que los sólidos, como restos de comida o cabello, se cuelen por ellos.
  3. Evita desechar el aceite por esta vía, además de evitar contaminar litros de agua evitarás también atascos recurrentes.
  4. Vierte de vez en cuando una olla de agua hirviendo cada semana, y una vez al mes con bicarbonato y vinagre. De este modo ayudaremos a eliminar los restos de grasa y residuos sólidos que se puedan ir acumulando.

Esperamos que nuestros trucos y consejos te ayuden a desatascar el fregadero la próxima vez, y no olvides que en Westwing tenemos muchos más consejos de limpieza de la cocina: cómo limpiar vitrocerámica o limpiar acero inoxidable.

Decora tu fregadero con estos prácticos accesorios