Descuentos de hasta -70% ¡Regístrate!

salón con una alfombra beige a cuadros, una silla negra

Una alfombra agradable proporciona un ambiente acogedor y hogareño. No tengas miedo de limpiarla cuando hagas la limpieza general de primavera. Limpiar alfombras por tu cuenta es rápido y fácil, además, te ahorrarás los costes de la limpieza profesional. ¡En pocos pasos tus alfombras volverán a brillar bajo tus pies!

6 pasos sobre cómo limpiar alfombras

  1. En primer lugar…

    …para poder limpiar una alfombra por ti mismo, primero tienes que empezar de forma pragmática, es decir, aspirando la alfombra.

  2. En segundo lugar…

    …si no tienes una máquina profesional de limpieza de alfombras, puedes limpiarla perfectamente con una aspiradora normal. Las aspiradoras modernas tienen varias opciones de aspiración que te permiten eliminar incluso el polvo más fino.

  3. En tercer lugar…

    …la suciedad pequeña en una alfombra de pelo largo o corto se puede eliminar perfectamente con un champú normal. Simplemente llena un tazón con agua y un poco de champú y cubre la mancha con la mezcla.

  4. En cuarto lugar…

    …deja la alfombra en remojo y elimina la suciedad con agua y un paño suave.

  5. En quinto lugar…

    …enjuaga hasta que no quede más espuma en la alfombra.

  6. Por último…

    …si la alfombra está particularmente sucia y aún así quieres limpiarla en casa, también puedes alquilar una máquina de limpieza de alfombras. Es importante tener una buena ventilación para secar bien las alfombras. ¡Limpiar una alfombra puede ser muy fácil!

Las preguntas más frecuentes sobre la limpieza de alfombras

¡Hemos recopilado las preguntas más frecuentes sobre la limpieza de alfombras! Sigue leyendo y descubre nuestras respuestas y consejos.

Limpia las alfombras de lana que se pisan con frecuencia con una aspiradora por lo menos una vez a la semana. De lo contrario, el polvo y la suciedad entrarán en las fibras y será difícil eliminar la suciedad.
Las manchas de vino tinto son, desafortunadamente, bastante comunes y especialmennte en la alfombra. Para limpiar o al menos reducir esas manchas, te recomendamos utilizar sal. Para limpiar la alfombra simplemente pon sal en la mancha, humedece la zona (si la mancha ya está seca) y frota de afuera hacia adentro, esto es muy importante, ¡no al revés!. Cuando todo esté seco, repite el proceso si aún no está del todo limpio.
Si la alfombra es un modelo de pelo largo, te recomendamos cepillarla antes de aspirar para que que puedas descubrir cualquier nudo con antelación. Repite estos procedimientos varias veces al año, para que tu alfombra de pelo largo permanezca fresca durante mucho tiempo.

Los mejores consejos y trucos para limpiar alfombras de materiales diferentes

Además de la lana, la seda y el algodón, las fibras naturales también incluyen el sisal y el yute. Para proteger tu alfombra de la humedad y la suciedad, se recomienda utilizar un aerosol de impregnación o un espray impermeabilizante. Sin embargo, desaconsejamos esto. El espray impide que la alfombra de fibra natural retenga humedad y respire.

Si la alfombra está hecha de fibras animales como la lana, ¡no utilices agua con jabón! Esto puede causar que tu alfombra pierda su firmeza y elasticidad. Si tienes una alfombra de seda, en este caso te recomendamos optar por una limpieza profesional.

Consejo: el agua con vinagre ayuda a que el color de las alfombras de lana vuelva a brillar, lo que puede refrescar los colores desteñidos. Para ello, mezcla vinagre o esencia de limón con agua en una proporción de 1:3 y cepilla una pequeña cantidad ligeramente contra la alfombra. Después de secar, cepilla de nuevo con cuidado.

Si tienes una alfombra de fibra sintética, no la laves nunca en la lavadora. La capa de látex podría disolverse y la alfombra podría sufrir daños a largo plazo.

Además, no es aconsejable secar la alfombra de fibra sintética con ayudas eléctricas después de limpiarla con agua. Debido a que estas alfombras contienen fibras químicas, pueden derretirse y perder su forma debido al exceso de calor.

Trucos de la abuela para limpiar alfombras:

No importa lo bien que hayas limpiado la alfombra, algunas manchas son simplemente más complicadas. Ciertas manchas en la alfombra pueden ser limpiadas por ti mismo. Lo único importante es que compruebes exactamente qué tipo de mancha es y buscar el mejor remedio. Lo bueno, es que para la limpieza de alfombras, es fácil encontrar remedios caseros.

  • Tan dulce como es el sabor del chocolate, tan amargas son sus manchas. No obstante, hay algunos remedios simples que puedes utilizar para limpiar la alfombra tú mismo. ¡Utiliza hielo! Si lo pones sobre la mancha (preferiblemente en una bolsa de plástico), el chocolate se congelará y será más fácil de quitar.
  • ¿Y cómo remediar las manchas de café? El agradable café de la tarde se puede convertir en una pesadilla si se te cae sobre la alfombra del salón, pero tranquila, tiene solución. Nuestro truco secreto utilizar agua mineral mezclada con levadura: basta con poner la mezcla sobre la mancha, humedecer y esperar. Cuando esté seco, aspira todo y la mancha se irá con poco esfuerzo.
  • Si nada ayuda: un simple limpiador de cristales (debido a la glicerina que contiene) o el conocido jabón tradicional de bilis también pueden ayudar a quitar muchas manchas. Con estos simples remedios caseros puedes quitar otras manchas de la alfombra en un abrir y cerrar de ojos.

Otros consejos importantes

Aunque hay limpiadores de alfombras ya preparados en el mercado, utilizar sal es a menudo la mejor y la más simple manera de limpiar la alfombra por ti mismo. La sal, ligeramente humedecida, se puede esparcir fácilmente sobre la alfombra y de esta forma absorber cualquier tipo de suciedad.

Simplemente espera unas horas o mejor toda la noche y luego aspira la sal. ¡Listo! También puedes hacerlo con polvo de limpieza de alfombras.

Lo más importante es que siempre pruebes estos trucos en una esquinita de la alfombra para asegurarte de que el material reacciona correctamente y así asegurarte de que puedes utilizar esa técnica de limpieza.