Accede a las mejores marcas hasta -70%

Cocina pequeña en tonos negros y blancos con horno de fondo

Los hábitos de consumo han cambiado en los últimos años. Hemos dejado de consumir alimentos con altos índices de azúcar y otros procesados. Estamos mucho más pendientes de lo que comemos, y sobre todo preferimos comer alimentos sin estar procesados. Al aumentar el consumo de alimentación mucho más saludable, el uso del horno también ha crecido. Las recetas al horno apenas llevan aceite por lo que son ya una de las alternativas perfectas para cocinar. Pero, ¿sabes cómo limpiar el horno de forma adecuada?  

El horno como el resto de electrodomésticos necesitan una limpieza continuada ya que en él introducimos alimentos que luego consumimos. Es cierto, que cuando cocinamos algo en el horno debemos intentar utilizar moldes o bandejas especiales para cocinar. De esta forma, no se ensuciará la zona de la bandeja. Igualmente para proteger la bandeja te recomendamos que hagas uso del papel del horno.  

Remedios naturales para limpiar el horno 

Una buena forma de desinfectar el horno es con remedios naturales con ingredientes como bicarbonato y el vinagre:  

  • Vinagre: el vinagre se utiliza mucho a la hora de desinfectar zonas de la casa, ya que tiene propiedades antibacterianas. Por ejemplo, a la hora de quitar la cal que queda incrustada en la cristalera del baño es una de las mejores alternativas. En cuanto al horno, simplemente mezcla el vinagre con agua. Intenta que no sea demasiado vinagre para que posteriormente el horno quede con un olor intenso.   
    En el caso de que el horno no esté muy sucio podemos llenar la bandeja con agua y vinagre y calentar durante al menos 20 minutos. Durante este tiempo cualquier resto de suciedad que haya quedado incrustado se eliminará por completo. Otra opción es simplemente pasar un paño húmedo con agua y vinagre por todo el horno para eliminar cualquier resto de suciedad que haya quedado mientras hemos cocinado.  
  • Bicarbonato: el bicarbonato es otro de los imprescindibles para la casa. Elimina malos olores y además, ayuda a eliminar cualquier suciedad incrustada. Una buena forma de usar el bicarbonato es mezclarlo con vinagre y agua. Añade esta mezcla con la ayuda de un pulverizador por todo el horno. Espera unas cuantas horas o toda la noche, y luego aclara con agua. Saldrá mucho más fácil la suciedad del horno.  
  • Limón: el limón actúa como el vinagre a modo de desinfectante, y además protege de los malos olores. Mezcla agua, limón y bicarbonato para conseguir un horno limpio perfecto. 

¿Qué materiales puedo introducir en el horno?  

Ahora que ya sabemos cómo limpiar el horno, es importante que también conozcas cuáles son los recipientes que puedes introducir en este electrodoméstico. Existe una gran diferencia con el microondas, y mucha gente lo desconoce. Te contamos cuál es la diferencia y qué recipientes utilizar.  

La gran diferencia entre el horno y el microondas es que este último no acepta materiales metálicos, mientras que el horno sí. Por eso, si introduces un plato con algún detalle metálico en el microondas verás como saltará alguna que otra chispa, por lo que mejor evítalo.  

Para el horno podemos utilizar muchos materiales entre ellos está el vidrio de pyrex que soporta muy bien las altas temperaturas. El barro también es otros de los materiales que puedes introducir en el horno, aunque te recomendamos que lo introduzcas con el hornos ya precalentado. La silicona tanto en el horno como en el microondas es uno de lo materiales que mejor aguanta las altas temperaturas. Además, son muy ligeros y fáciles de limpiar. Eso sí, siempre lee bien la etiqueta de cada recipiente porque muchos de ellos dependiendo de la marca no son aptos para horno.