paredes en tonos rosas

¿Hay que limpiar las paredes de la casa? ¿Cada cuánto hay que limpiarlas? Si te has preguntado alguna vez estas cuestiones, en Westwing hemos preparado algunos trucos para que aprendas a tener las paredes como el primer día. Te enseñamos a limpiar las paredes pintadas, pero también las que cuentan con vinilos o papeles pintados.  

¿Es necesario limpiar las paredes de la casa? 

Totalmente, ya que se acumula también mucha suciedad. Las paredes, aunque no lo creamos, necesitan un mantenimiento. Al menos una o dos veces al año, debemos limpiar las paredes de la casa. La mejor época es en primavera o en otoño, aprovechando que aún el clima es templado. Al limpiarlas usaremos agua por lo que necesitaremos poder abrir las ventanas para que se sequen de manera más rápida.  

Cómo limpiar las paredes de la casa paso a paso 

Antes de comenzar a limpiar las paredes, debemos tener en cuenta el tipo de pintura. En el caso de que la pintura sea de temple -cuyo disolvente es el agua-, mejor olvidarnos de pasarle nada a base de agua ya que se estropeará. Lo único que podemos hacer con este tipo de paredes es pasarles un plumero para quitar el polvo.  

En el caso de que contemos con pintura lavable o también conocida como plástica, sí que podemos usar agua. Eso sí, igualmente debemos saber que es una pintura bastante porosa por lo que, si hay manchas en la pared, será muy difícil de quitar solo con agua.  

¿Qué necesitaremos para limpiar las paredes? 

  • Una escoba o un aspirador de cepillo 
  • Un plumero o estropajo con mango 
  • Una toalla blanca 
  • Varios paños para quitar el polvo (preferiblemente blancos) 
  • Un cubo con agua tibia y jabón líquido 
  • Un cubo con agua tibia sin jabón 

Paso a paso  

  1. Retiramos todos los cuadros y adornos que tengamos en las paredes; también los muebles que estén cerca.  
  2. Recubrimos el suelo justo debajo de la zona que vamos a limpiar por si cae agua.  
  3. Quitamos el polvo de todas las paredes para que quede bien limpia, ya sea con una escoba o una aspiradora.  
  4. Limpiamos bien los rodapiés, que son los rincones dónde mayor suciedad se acumula. Podemos optar por eliminar la suciedad de estas zonas con la ayuda de un plumero o una esponja.  
  5. Nos ponemos manos a la obra ya en la pared, y primero limpiamos en una zona poco visible. Así nos aseguraremos que no quedarán marcas. 
  6. Limpiamos el resto de la pared con un paño blanco que no suelte pelusas humedecido con la mezcla de agua y jabón.  
  7. Luego aclaramos con el agua limpia en otro cubo, usando otro paño limpio de las mismas características.  
  8. Para terminar, abrimos las ventanas y dejamos secar.  

En el caso de que no sea suficiente con agua, lo más probable es que nos toque dar una mano de pintura a la casa.  

Remedios naturales para limpiar las paredes 

En el caso de que prefieras usar remedios naturales, existen opciones. Podemos sustituir el jabón líquido por un poco de vinagre o amoniaco. Para las manchas en la pared, se puede usar una pasta de bicarbonato de sodio. Aún así, te recomendamos probar en una zona poco visible antes de aplicar a toda la pared.  

Cómo limpiar papel pintado, azulejos y mármol 

Ahora que ya sabes cómo limpiar las paredes con pintura es hora de conocer cómo tratar las que llevan papel pintado u otros materiales.  

Papel pintado 

Antes de limpiar el papel pintado, tendremos que fijarnos en el acabado. Los papeles pintados de una sola capa de papel, son los más difíciles de limpiar. Para estos, al no ser impermeables, solo podemos limpiarlos con un trapo seco y quitar el polvo.  

En el caso de que sean papeles resistentes al agua, sí que podemos usar un paño húmedo. También en los papeles pintados de vinilo. Para las manchas más difíciles se puede usar una goma de borrar.  

Azulejos 

Para ahorrar tiempo a la hora de limpiar las baldosas debemos dejarlas húmedas. Lo podemos hacer de forma manual, o abriendo el grifo del agua caliente para que se disperse vapor por el espacio. 

Después, tan solo tendremos que frotar con un trapo y una mezcla de agua y jabón por todos los azulejos. Finalmente, tendremos que aclarar con agua limpia. También se pueden usar otros remedios como el vinagre o el amoniaco. 

Mármol 

Los frentes de cocina suelen estar hechos de mármol, y estos requieren de un cuidado especial. Para una limpieza profesional en casa, utiliza una pasta de bicarbonato de sodio mezclado con agua, y aplícala sobre la superficie a limpiar. Luego dejamos actuar media hora y retiramos la emulsión con un trapo húmedo. A continuación, dejamos secar y si hay alguna mancha podemos eliminarla previamente con medio jugo de limón.  

Si quieres saber más trucos de casa, tienes que echar un vistazo a todos los artículos que te hemos preparado desde Westwing. ¡Tendrás una casa impecable!  

¡Decora las paredes de tu casa!