Accede a las mejores marcas hasta -70%

Escoba y recogedor de mano colgados en la pared

Ahora es el momento de limpiar nuestra casa ya que tenemos más tiempo. NO hay excusas para que nuestra casa esté limpia y ordenada. Para hacer una limpieza en profundidad se necesita tiempo (que ya lo tenemos) y también eliminar aquello que realmente no usamos. Para que puedas conseguirlo, te damos algunos trucos muy sencillos. 

Consejos para una limpieza en profundidad en 10 pasos:

1. Ventila la casa al levantarte

Es imprescindible hacer este sencillo paso todos los días y durante todo el año. Al estar la casa completamente cerrada durante la noche, las bacterias se pueden instalar mucho más rápido. Deja las ventanas abiertas unos minutos por la mañana mientras desayunas. Notarás el ambiente mucho más agradable. 

2. Pasa todos los días el robot o la aspiradora

El polvo se acumula fácilmente en cualquier casa por lo que si pasamos el robot o la aspiradora cada día, no tendremos que hacer una limpieza tan profunda el fin de semana. Por otro lado, conseguiremos mantener la casa limpia durante toda la semana. Aunque estemos en casa puedes seguir programando el robot por habitaciones y así seguir trabajando sin problema. 

3. Cambia con frecuencia los textiles

Los textiles acumulan suciedad, sobre todo la ropa de cama. Por eso se recomienda cambiar al menos la ropa de cama de 2 a 3 veces por semana. En verano, esta frecuencia incluso puede aumentar ya que sudamos más. También si hemos estado resfriados se recomienda cambiar las sábanas con mucha más frecuencia ya que los virus se pueden instalar con mayor facilidad en la cama. 

4. Haz limpieza en el armario

Aprovecha los cambios de estación para organizar bien el armario. Te recomendamos que sigas el método KonMari para que te sea más fácil decidir si dejar o tirar lo que tienes en el armario. Además, gracias a este método podremos aprender a doblar mejor la ropa y así ganar espacio en nuestro armario. 

5. Limpia el interior de los electrodomésticos

Aunque no lo creas los electrodomésticos también necesitan una limpieza en profundidad. Muchas veces por falta de tiempo no lo hacemos. Ahora que tenemos tiempo no hay excusas para limpiar y cuidar nuestros electrodomésticos. Podemos limpiar desde la cajetilla de la lavadora, el frigorífico, la tostadora o el horno. 

6. Toca limpiar los cajones

La ventaja de los cajones es que nos permite organizar mejor muchos objetos, pero lo malo es que nos sirven como excusa para acumular y acumular sin parar. Por eso, es el momento de sacar los cajones uno a uno y deshacerte de aquello que realmente no uses. Para que te resulte más sencillo, hazte con cestas, joyeros o pequeñas cajas para guardar accesorios más concretos y así organizar mejor los cajones. 

7. Limpia las ventanas

Es el momento de limpiar los cristales de la casa. Durante el año deberíamos limpiarlos asiduamente y mucho más en la época de verano. Puedes usar productos específicos o remedios naturales. El remedio natural más efectivo para acabar con todo tipo de suciedad en las ventanas es el vinagre blanco. Puedes conseguirlo fácilmente en el supermercado y es muy económico. Otra de las ventajas del vinagre es que no es tóxico. 

8. Es el momento de limpiar los zócalos

Muchas veces nos olvidamos de limpiar los pequeños rincones u objetos de la casa, como los zócalos y rodapiés. Para hacer una limpieza en profundidad de zócalos y rodapiés necesitaremos simplemente un paño húmedo. En el caso de que hayan aparecido algunas manchas, necesitaremos algo de jabón o incluso un cepillo para eliminar la suciedad más incrustada. 

9. Limpia el colchón

Aprovecha los cambios de estación para cambiar la funda del colchón y por supuesto limpiarlo. Una de las formas más sencillas de limpiar el colchón es con la aspiradora aunque también puedes utilizar bicarbonato. También te recomendamos hacer lo mismo con las almohadas y los cojines ya que absorben rápidamente muchos ácaros. 

 10. Friega el suelo

Aunque pasemos la aspiradora a diario te recomendamos fregar también el suelo. Fregar ayuda a eliminar manchas, a dar más brillo y por supuesto a refrescar el suelo. Intenta siempre usar el producto adecuado al tipo de suelo que tengas en casa. De esta forma, podrás seguir manteniendo en buenas condiciones el suelo y te durará en perfecto estado más tiempo. 

¿Quieres seguir leyendo más trucos de limpieza relacionados con desinfectar la comida después de hacer la compra? ¡No te pierdas este artículo!