salon con muebles negros y ventana abierta

La ventilación adecuada de la casa no sólo previene el crecimiento de moho, sino que también mejora significativamente la temperatura interior. Sin embargo, dependiendo del uso de la habitación en cuestión, hay diferencias individuales que deben tenerse en cuenta cuando se trata de ventilar la casa. También dependiendo de la estación del año debemos hacerlo de una manera u otra. Así que si quieres saber cómo ventilar la casa correctamente, ¡sigue leyendo nuestros consejos!

Las preguntas más frecuentes sobre cómo ventilar la casa

¿Sabías que la humedad y las sustancias nocivas del aire solo pueden ser eliminadas directamente a través de la ventilación? Nosotros tampoco. Y por eso, ¡te damos las respuestas a las tres preguntas más frecuentes sobre la ventilación correcta de la casa!

¿Por qué ventilar?

A menudo subestimamos la importancia de la ventilación de los espacios de casa. El intercambio de aire juega un papel importante en nuestro bienestar dentro de nuestra casa. Si entra muy poco oxígeno fresco en tus habitaciones, puedes sentirte rápidamente cansado y débil. Esto se debe principalmente a la alta proporción de CO2 en el aire de la habitación. Además, la humedad se acumula en el aire por lo que debe ser expulsada de forma regular al exterior de la vivienda, para así evitar los daños causados por la humedad y el moho.

¿Con qué frecuencia hay que ventilar?

Se recomienda ventilar al menos 3 veces al día, pero mejor 4 o 5 veces. No importa si es invierno o verano.

¿Cuánto tiempo debemos dejar las ventanas abiertas?

En general, cuanto más frío haga fuera, menor será el tiempo de ventilación. El tiempo óptimo de ventilación depende, por lo tanto, de la temperatura que haga fuera de casa. Lo recomendable es ventilar durante 9 o 10 minutos en noviembre. De diciembre a febrero debería ser de 4 a 6 minutos y en marzo de 10 minutos completos. Y de abril a octubre, de 15 a 20 minutos por ventilación.

¿Por qué aparece la condensación en las ventanas?

Si los cristales de las ventanas están a menudo cubiertos por condensación, esto puede ser un signo de un uso de ventilación/calefacción incorrecto. Debido a que las ventanas suelen ser el lugar más frío de la habitación, se deposita allí la humedad que no puede ser eliminada por ventilación.

A continuación, te damos nuestros consejos para evitar que consigas ventilar tu casa correctamente y que no aparezcan problemas y daños indeseados.

3 Motivos por los que debemos ventilar la casa

  1. Evitar el moho: ¿Sabías que un hogar de 3-4 personas produce 10-15 litros de agua al día? Esto significa que cocinar, ducharse, planchar y sudar acumulan mucha humedad en el aire. Si no se sustituye por una ventilación regular, permanece en las habitaciones y las paredes forman el perfecto ambiente para que aparezcan el moho y las bacterias. No sólo tiene un aspecto poco atractivo, sino que también es perjudicial para la salud.
  2. Aire fresco para la salud y la concentración: Cuanta más gente haya en una habitación, más CO2 se produce. Así que cuanto más se “carga” el aire, más cansados nos sentimos. El aire fresco y limpio es capaz de aumentar nuestro rendimiento y nuestra sensación de bienestar.
  3. Ahorra costes innecesarios: No hay calefacción adecuada sin ventilación adecuada… ¡y viceversa! Si no se ventila adecuadamente y el sistema de calefacción no funciona a toda velocidad, se puede desperdiciar mucha energía. Así que sigue nuestros consejos, ya que no solo harás algo bueno para el medio ambiente, sino que ¡tu cartera también te lo agradecerá!

Consejos para ventilar correctamente

Es probable que ya sepas que una ventilación adecuada es muy importante para la salud y el ambiente interior de la casa. Pero, ¿todavía no sabes como ventilar la casa correctamente? No te preocupes, nuestros expertos han reunido los mejores consejos para que sepas cómo ventilar a partir de ahora.

Ventilar rápido en vez de mucho rato

Asegúrate de que tus ventanas no estén constantemente abiertas. Esto sólo aumentará el consumo de energía y los gastos de calefacción se dispararán completamente. Es mejor si ventilas tus espacios con la calefacción apagada y abres la ventana para que entren rápidas ráfagas de aire.

Ventilación cruzada: Para un flujo de aire adecuado

La ventilación cruzada es un método igualmente eficaz. En este caso, se trata de hacer que entre aire fresco en muy poco tiempo. Para ello, apaga todos los radiadores y abre las ventanas de todas las habitaciones. Al mismo tiempo, todas las puertas deben estar abiertas. Después de sólo dos minutos de ventilación cruzada en invierno, el contenido de humedad en su casa desminuirá significativamente.

Ventilar correctamente el dormitorio, baño y cocina

En el dormitorio debes ventilar la habitación intensamente, especialmente después de levantarte. Esto permite que las sustancias del aire nocturno escapen al exterior. Es mejor quitar el edredón y la almohada del colchón para ventilarlo. Además: deja siempre un espacio de al menos 10 cm entre los muebles y la pared para que el aire de la habitación pueda circular perfectamente.

En el baño y la cocina, por otro lado, se puede acumular mucha humedad después de un tiempo muy corto. Allí debes abrir las ventanas de par en par inmediatamente después de bañarte, ducharte o cocinar. Además, asegúrate de que también has eliminado el agua de las paredes y el suelo del baño.

Ventilar bien el trastero

En los trasteros, el crecimiento de moho se produce con mayor frecuencia. Esto se debe principalmente al hecho de que las paredes exteriores aquí son a menudo bastante frías. En verano, cuando el aire caliente entra en el sótano, la humedad puede condensarse en las paredes más frías. Por lo tanto, en verano, debes ventilar por la noche o en las primeras horas de la mañana. En invierno se puede ventilar a cualquier hora del día.

Edificios de nueva construcción

En un edificio nuevo, algunas de las paredes del edificio siguen liberando humedad en el aire incluso semanas después de mudarse. Por lo tanto, la ventilación de la casa de manera regular es muy importante y sobre todo, la ventilación cruzada al menos de 2 a 4 veces al día de 5 a 10 minutos. En primavera y otoño también se puede ventilar durante más tiempo.

Ventilación óptima contra el moho

Para prevenir el moho en su casa, no sólo es esencial una correcta ventilación. También puedes controlar la humedad con un higrómetro. En invierno no debería ser más del 50 por ciento. Mantén a la vista el porcentaje de humedad ya que el aire muy húmedo promueve el crecimiento de moho en casa.

No secar la colada dentro de casa

Si tienes la posibilidad, no debes dejar tu ropa para que se seque dentro de casa. Esto produce aún más humedad, que luego tiene que ser eliminada de nuevo. Lo mejor es poner la colada en el balcón o colgar la ropa en el exterior. Sin embargo, si es inevitable secar la ropa dentro del apartamento, cierra la puerta de la habitación y deja la ventana abierta.

Ventilar la casa para personas con alergia

Para las personas con alergias como al polen por ejemplo, la ventilación puede ser un verdadero desafío. En las ciudades, la concentración de polen en el aire es más baja por la mañana y en el campo por la tarde. Por lo tanto, estos momentos son los mejores para ventilar la casa. Además, entrará menos polen en casa cuando se ventile brevemente que cuando la ventana esté permanentemente abierta.

Guía: Cómo ventilar la casa en verano

En verano, también se recomienda la ventilación regular. Incluso si puede sonar un poco contradictorio al principio. Pero por supuesto no debes abrir las ventanas con el calor del mediodía. En los meses cálidos, es mejor ventilar la casa temprano por la mañana y tarde por la noche o incluso bien entrada la noche. Si no hay mucha humedad en el exterior durante el día, también se puede aprovechar para dejar las ventanas abiertas durante pequeños periodos de tiempo.

Guía: Cómo ventilar la casa en invierno

A pesar del frío que podría entrar en casa desde el exterior, la ventilación es una necesidad incluso en invierno. En los días más frescos del año, deberías ventilar tu casa 4 o 5 veces al día durante 5 o 10 minutos como máximo. Muy importante: no dejes las ventanas medio abiertas durante mucho tiempo, especialmente en invierno ya que existe el riesgo de que la habitación se enfríe demasiado.

Una buena ventilación significa también un buen uso de la calefacción

Si estás ventilando la casa es el momento de que apagues la calefacción aunque abras la ventana solo unos minutos porque la corriente fría de aire exterior que entra hará que aumente el consumo de energía. Inmediatamente después de cerrar la ventanta, puedes volver a encender la calefacción a la temperatura correcta. Dicha temperatura debe estar entorno a unos 20 grados. En la cocina y el dormitorio, la temperatura de 17 grados es a menudo suficiente.

Consigue un aroma agradable después de ventilar