Accede a las mejores marcas hasta -70%

Perro salchicha bebé mordiendo manta de la cama

Vivir con un perro en un piso es posible si llevamos una corriente higiene y les educamos a que tengan sus propios espacios. Los animales domésticos son uno de los mejores compañeros de viaje: nos dan cariño, alegría, bienestar, seguridad y en sí felicidad. Toma nota de estos consejos y prepara la casa para darle la bienvenida al nuevo miembro de la familia.  

Beneficios de tener mascotas en casa 

Las mascotas tienen un gran beneficio sobre la salud mental y física de los humanos. Concretamente los perros nos ayudan y nos obligan a mantener un ejercicio diario. Al tener que sacarlos a la calle varias veces al día, esto hace que nos obliguemos a dar algunos paseos a pesar del cansancio. Al principio te costará adaptarte pero luego te lo tomarás como un momento de desconexión del día con tu mascota.  

Otro de los beneficios de los perros es que aportan mucho cariño. A las personas que viven solas tanto jóvenes como mayores, les ayuda a no caer en depresión y sentirse menos solos. Esto nos hace mucho más seguros y ayuda a ir creciendo la confianza en nosotros mismos. Los perros además, son una excelente compañía para los niños. Los peques de la casa se divierten mucho con ellos y ellos les protegen. Además, por parte de los niños comienza también un aprendizaje en cuanto a responsabilidades con el perro y crece también un sentimiento de apego y empatía.  

Cómo limpiar la casa cuando tenemos mascotas 

Vivir con un perro en un piso también requiere de una higiene sobre todo cuando tenemos niños en casa o más de una mascota. Si queremos mantener nuestra casa limpia, ordenada y perfecta, debemos ser constante con la limpieza de las mascotas y también de los pelos que estos van dejando por casa. Los pelos de las mascotas es uno de los mayores problemas que podemos tener en casa. Te recomendamos que desde pequeño enseñes a tus mascotas a que duerman y no se suban a camas o sofás, así evitarás que estas zonas se llenen de pelos. Intenta siempre pasar la aspiradora o el robot todos los días para que no se acumulen los pelos y los niños puedan jugar libremente en el suelo. Además hay otros trucos que debes tener en cuenta:  

  • Velas: hay velas antiolor especialmente diseñadas para combatir el aroma natural de los perros. Enciende las velas un rato cada día y verás como la casa huele más a limpio.  
  • Rodillo: si te gusta acurrucarte con tu perro luego sacude bien las mantas o zonas donde hayas estado con la mascota. Un truco es pasar siempre el rodillo. Estos rodillos ayudan a coger rápidamente los pelos o pelusas del sofá o de los textiles. Será uno de tus mejores aliados.  
  • Buena comida: el olor de las mascotas también está asociado a lo que comen. Intenta cuidar la calidad de los alimentos y así evitarás malos olores.  
  • Lava siempre su cama: intenta mantener siempre limpia su cama. Lava la cama al menos 2 veces por semana.  
  • Abre las ventanas: igual que refrescas la casa cuando te levantas y abres las ventanas, haz lo mismo cuando tienes mascotas. Con 5 minutos será más que suficiente.  
  • Buena higiene: no es recomendable bañar con mucha frecuencia a las mascotas. Lo ideal es que se bañan una vez al mes, dependiendo de la raza. Eso sí, diariamente cepilla bien el pelo para eliminar cualquier suciedad, y haz lo mismo con los dientes. Un truco: cuando vuelvan del paseo limpia bien sus patas. Utiliza unas toallitas especiales para perros y así evitarás que ensucien la casa.  

Rincones especiales para mascotas 

Como ves vivir con un perro en un piso no es imposible si somos algo más cuidadosos y limpios. Lo importante es poner normas a los perros como por ejemplo que tengan su propia cama. Hay camas ideales de fibras naturales y muy acolchadas donde podrán descansar cómodamente. Evita que se suban al sillón o al sofá y así no tendrás que lidiar con los pelos. Prepara una camita acogedora, e incluso puedes poner dos: una en el salón y otra en tu dormitorio. De esta forma, se sentirá mucho más cómodo pudiendo cambiar de sitio en casa.