Descuentos de hasta -70% ¡Regístrate!

Habitación amplia con gran armario empotrado gris oscuro

Si hay algo que no puede faltar en una casa son armarios. Los armarios permiten una mejor organización de todo y por tanto permiten conseguir mayor orden y limpieza en casa. Y es que por muy bonita que esté decorada una casa si no está ordenada, no luce de la misma forma. Entre los distintos tipos de armarios hay uno que prevalece sobre el resto, los armarios empotrados. Te contamos todo sobre estos armarios y cómo puedes organizarlos.  

Ventajas de los armarios empotrados 

  • Mayor espacio: Los armarios empotrados nos ayudan a ganar metros en las habitaciones y por supuesto más espacio para ordenar. Esto es debido a que este tipo de armarios suelen hacerse desde el suelo hasta el techo de la habitación.  
  • Mayor limpieza: Son mucho más fáciles de limpiar ya que prácticamente no hay huecos. Solo tendremos que limpiar el interior del armario.  
  • Mayor orden: Al ser parte de la pared y estar integrados en la habitación suelen dar una mayor sensación de orden. Además, suelen estar hechos a medida lo que nos ayuda a que ordenar los armarios sea mucho más sencillo.  
  • Mejor adaptabilidad: Al estar muchos de los armarios hechos a medida podemos adaptarnos fácilmente al estilo de nuestra casa.  

Desventajas de los armarios empotrados 

  • Mudanzas: En el caso de que quieras instalar un armario-empotrado en una vivienda de alquiler no te lo aconsejamos ya que luego no podrás llevarte este armario.  
  • Precio: Los armarios empotrados suelen ser a medida por lo que lo más probable es que su coste sea mayor.  
  • Movilidad reducida en casa: Los armarios empotrados son fijos por lo que no podremos moverlos por la casa si nos apetece.  

Cómo elegir las mejores puertas para un armario empotrado 

La elección de las puertas de los armarios empotrados depende mucho de nuesto pero también de las dimensiones de la habitación. Estas son algunas de las más comunes:  

  1. Abatible: Son las puertas más comunes y las que solemos ver en muchos armarios empotrados. Su instalación además es muy sencilla en comparación con otras puertas ya que solo necesitan un par de bisagras.  
  2. Correderas: Son otra de las puertas más cómodas y deseadas para añadir a los armarios empotrados. No ocupan nada de espacio y lo único que se necesita es poner rodamientos para que se deslicen las puertas.  
  3. Plegables: En este tipo de puertas debemos contar con bastante espacio en la habitación donde queramos añadir el armario. Es imprescindible dejar un pequeño espacio para que la puerta se pueda abrir con facilidad.  

Trucos para montar un armario empotrado paso a paso 

Antes de comenzar a montar nuestro armario debemos planificar el espacio donde queremos añadirlo. Esto nos ayudará a ser más precisos tanto en organización del armario como en el presupuesto. Con estos sencillos pasos podremos montar nuestro armario empotrado:  

  1. Toma las medidas

    Después de haber medido el espacio haz el cerco o nudillo de madera del armario. Esto nos servirá de guía para instalar los módulos.  

  2. Monta la base

    Añade los listones al suelo para construir una base sobre la que vayan los módulos del armario.  

  3. Instala los módulos

    Construye los módulos del armario. Es importante que cuando vayas a hacerlo protejas bien el suelo del armario.

  4. Añade baldas

    Coloca el módulo en su sitio y vete añadiendo de forma progresiva baldas para que soporten el resto de módulos.

  5. Ajusta los módulos

    ¡Es la hora de ajustar los módulos! Una vez tengas ya la distribución de los módulos definidas es hora de ajustarlos.

  6. Sujeta los módulos

    Una buena manera para sujetar los diferentes módulos es unirlos también al cerco de nudillo o a los listones colocados en las paredes. Atornilla los módulos en diversos puntos y tapa con un embellecedor de tornillos.

  7. Atornilla los módulos

    Atornilla los módulos entre sí para dar mayor estabilidad y seguridad.

  8. Retoca los huecos

    Si han quedado huecos entre los módulos puedes taparlo con espuma de poliuretano.

  9. Monta las puertas

    Ahora toca el turno a las puertas. El montaje varía mucho dependiendo del tipo de puerta que hayamos elegido. Por lo que lo mejor es seguir las recomendaciones del fabricante.

¿Cuánto cuesta un armario empotrado? 

Su coste varía mucho dependiendo de la elección que hagamos de materiales y las puertas. Pero por normal general ronda los 400-800 euros de media. Si además vestimos el interior del armario con cajas, papel pintado, tiradores y más elementos de almacenaje el precio se nos incrementará. Aunque es cierto que merece la pena ya que podremos contar con un armario empotrado a medida bonito y además bien ordenado.  

Cómo mantener el orden en casa con un armario empotrado 

Conseguir orden es sencillo si realmente somos constantes y contamos con los elementos adecuados para hacerlo. Un armario empotrado nos ayudará a ser mucho más ordenados pero también las cajas y elementos de organización que vayamos añadiendo. Y es que ordenar armarios no es sencillo, pero ¡se puede! Estos son algunos de los elementos que te ayudará a mantener el armario de diez:  

  • Cajas: Ayudan a ordenar los armarios mucho mejor y más rápido. Nos permite incluso llevar a cabo el método KonMari y conseguir así más orden.  
  • Perchas: Son fundamentales para colgar las prendas o elementos que preferimos ver colgados.  
  • Separadores: En un mismo cajón podemos hacer división de espacios lo que nos ayudará a aumentar el orden.  
  • Luces: Ayudan a visualizar mejor el armario. Puedes incorporar en el diseño del armario empotrado algunos focos o para ahorrar consumo de luz optar por pequeñas tiras LED.  

5 zapateros para armarios empotrados

Otro de los aspectos positivos de los armarios empotrados, como ya te hemos comentado, es que ayudan a diseñar el espacio en base a nuestras prioridades. Esto facilita que podamos organizar mejor el armario y por supuesto los zapatos. Si estás en la búsqueda de un zapatero para un armario empotrado, estas son algunas de nuestras ideas favoritas.  

  1. Zapateros con baldas extraíbles: Son la opción más cómoda ya que podemos ver mucho mejor el calzado. También permiten una limpieza más eficaz gracias a los rieles. Es importante que dejemos algo de hueco entre las baldas para que podamos añadir todo tipo de zapatos.  
  2. Baldas fijas pero inclinadas: Es una opción muy parecida a la anterior, pero con la diferencia de la pequeña inclinación que nos permite ver mejor todos los zapatos.  
  3. Barras tras las puertas del armario: Si el armario no es tan amplio, la opción de las barras tras las puertas es la mejor. Ganamos espacio y más organización en el armario.  
  4. Zapateros con hormas: Este tipo de zapatero es muy común y ayuda a que el zapato no pierda su forma. Podemos combinarlo con otro tipo de zapatero si nos apetece.  
  5. Zapateros con estructura metálica: Es también una opción de zapatero muy utilizada, ya que el metal es bastante duradero. En muchas ocasiones este tipo de zapatero se hace a medida en algún módulo del armario.