Cambio de armario

Con la llegada de la primavera y la subida de las temperaturas nuestras ganas de cambiar la dinámica en casa cambian, pasamos más tiempo en el balcón o terraza y realizamos limpiezas más exhaustivas para mantener el frescor y evitar polvo y ácaros. Pero las limpiezas de primavera no solo se reducen a muebles y suelos, sino que también llega el momento de cambiar el armario. Di adiós a los abrigos y saluda a los vestidos de primavera.

Sabemos que el cambio de armario puede ser una tarea larga y complicada, ya que en muchas ocasiones no sabemos que debemos guardar, como debemos guardarlo o donde podemos colocarlo. Por ello en Westwing te ayudamos a organizarte con estos 8 sencillos pasos podrás realizar el cambio de armario en un abrir y cerrar de ojos.

Como hacer un cambio de armario en 8 pasos

1. Vaciar el armario

El primer paso para que el cambio de armario sea un éxito es vaciar por completo el armario, ya que de otra manera no podremos ver con perspectiva qué prendas tenemos o que vamos a necesitar. Por tanto, haz espacio en la cama y comienza a sacar todo lo que tenemos, incluyendo cajones y zapateros.

2. Limpiar el armario

Qué mejor momento para aprovechar y realizar una limpieza del armario, así nos libraremos del polvo y ácaros acumulados durante el invierno. Además, nuestra ropa mantendrá mejor olor si el armario está limpio y desinfectado.

3. Limpieza de ropa

¿Cuántas veces tenemos más ropa de la que nos ponemos? Este es un problema común y lo cierto es que mucha ropa solo ocupa espacio, ya que nunca la utilizamos, por tanto, el cambio de armario es un momento perfecto para analizar nuestras prendas y deshacernos de aquellas cosas que no utilizamos.

4. Redistribuye

Organiza toda tu ropa antes de guardarla en el armario, así sabrás con que espacios cuentas y no te quedaras sin sitio, ten en cuenta que la ropa de primavera-verano ocupa menos espacio que la ropa de invierno, por tanto, podrás colgar más prendas y quedará más holgado.

5. Colocar según uso y actividad

No tendría ningún sentido colocar a primera vista aquellos vestidos de bodas o fiestas que nos encantan pero que solo usamos en ocasiones especiales, pues debemos seguir esta lógica para todas y cada una de nuestras prendas a la hora de ordenar el armario. Siempre debemos colocar a primera mano las prendas que mas usamos, y dejar atrás aquellas que rara vez nos ponemos.

6. Ordena

Cambiar el armario no solo significa colocar la ropa sin fijarnos en que estamos colocando o como lo estamos poniendo, es una situación ideal para mirar con detalle cómo se deben colocar las prendas. Cuanto más ordenemos más fácil será luego ver que tenemos o qué no. Ordena por colores o por textiles. Nunca falla.

7. Mantén los básicos

No es la primera vez que oímos que disponer de un fondo de armario es fundamental, y es que tener a mano un vaquero, una blusa blanca y una chaqueta siempre es un acierto. Por ello, aunque lleguen las buenas temperaturas y guardemos nuestras prendas de invierno, mantén los básicos en tu armario.

8. Cambiar los accesorios

A veces pensamos que cambiar el armario solo se reducen a la ropa y los zapatos, pero también debemos tener en cuenta los accesorios, ya que decimos adiós a bufandas y gorros y recibimos a los pañuelos, sombreros, gafas de sol y mas complementos. Nuestro consejo es que organices tus accesorios por separado y guardando espacio para ellos. Como por ejemplo un cajón para cinturones.

Sea como sea, mantener el orden a la hora de vestir es algo crucial, no solo mejorara tu paz mental, sino que será mucho más fácil a la hora de organizarnos y elegir el vestuario adecuado para cada día.

Accesorios que te ayudarán a tener una buena organización