ideas de almacenaje para baños pequeños

Cuanto más pequeño es un baño, más grande tiene que ser el ingenio para sacarle el máximo partido al espacio, con soluciones de almacenaje que sean prácticas y estéticamente atractivas. ¿Quieres saber qué pequeños accesorios de baño te aportarán grandes prestaciones? ¡No te pierdas nuestras mejores ideas de almacenaje para baños pequeños!

Soluciones XL para baños XS

“Ay (suspiro)… tantas cremas, geles, toallas, complementos… y tan poco espacio”. Si te has visto en más de una ocasión pronunciando esta frase, entonces es que necesitas optimizar el almacenaje de tu baño. Pon en práctica estas ideas y comprobarás cómo tu cuarto de aseo se verá más amplio y ordenado.

Muebles

  • El mueble del lavabo hasta el suelo: para un baño pequeño no hay nada mejor que un mobiliario a medida que optimice cada centímetro de la sala. El mueble bajolavabo deberá ser completo y llegar hasta el suelo, para poder guardar cuantas más cosas mejor.
  • Si tu mueble del lavabo no llega al suelo, pon unas cestas con toallas o repuestos de papel higiénico, por ejemplo, debajo.
  • Interiores bien compartimentados y organizados, con separadores. Este es el siguiente secreto más práctico para un óptimo almacenaje en el baño. Cajones y baldas deben estar perfectamente ordenados y compartimentados con separadores y recipientes que contengan los enseres y productos de higiene y belleza por temática.
  • Mejor con puertas. Piensa que los estantes están bien, pero el almacenaje a la vista puede dar una sensación de caos en un espacio mini.

Espejos

  • Almacenaje tras el espejo: ideas de almacenaje para baños pequeños clásica. El espejo puede convertirse en un aliado del orden si esconde tras de si un espacio, con poco fondo, para los cepillos de dientes y otros ítems del día a día.
  • O espejos con contornos que sirven de repisa. Si no te van los espejos-armario, entonces opta por esta solución, que además de estética resulta muy práctica.
  • Cuanto más despejada esté la encimera del lavabo, más amplio y limpio se verá todo. Para ello, usa siempre bandejas para el jabón, crema de manos y una vela. Todo bien recogido y agrupado en un soporte que, además, aporte sentido decorativo.
  • Incluye un espejo de aumento. Las superficies reflectantes y los espejos duplican espacio y luz.

Textiles

  • La parte superior de la puerta del baño puede dar paso a unos estantes para toallas. Si no te da la altura de la estancia para ello, siempre puedes colgar un accesorio de la puerta con colgadores y ganchos para toallas y albornoces.
  •  Pon una doble barra en la ducha: una para la cortina (si es que no tienes mampara) y otra para poner ganchos de los que colgar una cesta, la toalla, la ropa…
  • Y seguimos hablando de toallas, porque para tenerlas a mano y ordenadas nada mejor que una escalera. Ocupa poco y da para mucho. Si tienes más presupuesto, los radiadores toalleros hacen lo mismo pero, además, te mantienen las toallas secas y calentitas.
  • Aprovecha hasta el último rincón colocando una cesta para la ropa sucia en la esquina.
  • Las toallas y albornoces en blanco darán más luminosidad y amplitud a tu pequeño baño.

Accesorios de baño

  • Haz que el orden se suba por las paredes. Si hay poco espacio, organiza en vertical mediante estantes, cestas colgantes, una barra…Una de las ideas de almacenaje para baños pequeños más sencillas y prácticas.
  • Un estante de bañera de quita y pon duplicará su capacidad de almacenaje.
  • El portarrollos de papel higiénico mejor anclado a la pared. Los de pie ocupan espacio de suelo y aquí no vamos sobrados de eso.
  • Elige un modelo de escobilla que también pueda anclarse a la pared, por el mismo motivo.
  • Escoge todos los accesorios del baño del mismo color y diseño. En un aseo mini es importante la sencillez y que todo siga una misma estética. Opta por un set de accesorios de una misma colección.
  • En la ducha, no puede faltar un buen estante donde tener los geles, champús y mascarillas. Usa botes rellenables, todos iguales, etiquetados con el nombre de su contenido. De este modo, el estante de la ducha con varios niveles se verá más armónico y amplio.
  • Un organizador de cosmética transparente apenas ocupa espacio visualmente y está diseñado para albergar todos los productos que uses en tus rutinas de día y de noche. Los giratorios son especialmente prácticos. ¡Todo a mano! Y no desperdigado por la encimera…

Los 10 accesorios imprescindibles para almacenar

Los pequeños cambios pueden ser poderosos. Y es que si pones cualquiera de estos productos en tu baño, verás cómo de inmediato su capacidad de almacenaje se multiplica y, de paso, también su belleza decorativa:

  1. Botes de cristal para guardar los algodones o discos desmaquillantes: son piezas sofisticadas con las que tener a mano y bien guardados los bastoncillos para las orejas o los discos y algodones para la limpieza facial. Nada que ver con tenerlos en sus plásticos o recipientes originales.
  2. Bandejas: de mármol, pizarra, bambú o metal, estos pequeños objetos te servirán para agrupar jabones y velas sobre la encimera del lavabo.
  3. Cestas: son maravillosas para guardar las toallas de recambio enrolladas o el papel higiénico de repuesto.
  4. Cajas: las de tela pueden servirte también para toallas o bien para guardar el secador y la plancha juntos y bien recogidos.
  5. Organizadores de cosméticos: con compartimentos para cada producto, son compactos y los cómplices perfectos del orden para tu tocador.
  6. Organizadores de joyas: anillos, pulseras y collares que uses a diario, mejor bien expuestos y a mano en un organizador específico para ello.
  7. Botiquín: son cajas donde guardar los medicamentos y artículos para curas. Tener todo lo de farmacia en un mismo recipiente hará que, ante cualquier urgencia, sepas donde acudir. No puede faltar en tu baño.
  8. Dosificadores de jabón de pared, ocupan menos: si no tienes mucho espacio en tu encimera, opta por estos accesorios de baño anclados a la pared. No te robarán ni un milímetro de tu encimera de lavabo.
  9. Cestas de lavandería ¡plegables! Si en tu aseo no cabe un gran cubo para la ropa sucia, este tipo de cestas te serán muy útiles ya que, plegadas, no ocupan nada y las puedes transportar fácilmente.
  10. Papeleras mini: estas piezas ocupan poco y sirven mucho. Con pedal, serán más ergonómicas.

Esperamos que con estas ideas de almacenaje para baños pequeños te hayas inspirado para poner solución a tu baño para que todo esté bien guardado.

¿Te ha gustado este artículo? Entonces no te pierdas: cómo orginazar el baño y cómo doblar toallas como un profesional para que tu baño parezca un spa. ¡No te los pierdas!