Descuentos de hasta -70% ¡Regístrate!

Perro sentado frente a las ventanas de un piso

Uno de los grandes placeres es llegar a casa y sentirnos a gusto. Muchas veces simplemente no lo conseguimos porque la casa no están bien aireada. Con estos pequeños y simples trucos podrás conseguir mantener la casa fresca incluso con alguna que otra ola de calor.  

Trucos de casa para mantenerla fresca 

  1. Abre las ventanas

    Intenta abrir siempre las ventanas a primera hora de la mañana cuando aún el sol no esté dando fuerte. Ayudarás también a airear la casa del aire que se haya podido concentrar durante la noche. Un truco: hazlo nada más levantarte. El aire irá corriendo por la casa mientras te preparas para salir al trabajo. Una vez tengas que irte cierra las ventanas, y así conseguirás mantener ese aire fresco en casa más tiempo. 

  2. Baja las persianas

    Si en tu casa da mucha luz por la mañana y el sol es muy fuerte mejor baja la persiana un poco más de la mitad. Con esto conseguirás evitar que el sol de directamente a la casa y cuando llegues sea casi un horno. Sobre todo en verano y cuándo hay ola de calor debes hacer hincapié en este pequeño detalle.

  3. Apuesta por colores claros

    Los colores más neutros como el blanco, el ocre o el beige te ayudarán a que la casa esté mucho más fresca. También el azul, es un color frío que ayuda a mantener ese ambiente fresco en casa. Además, si utilizas materiales como algodón o lino ayudarás a que el ambiente sea el doble de fresco.  

  4. El ventilador

    Los ventiladores con aspas en el techo se han vuelto a poner de moda. Aprovecha esta tendencia para incorporar uno en el salón o en el dormitorio. Si ya tienes la casa bien aireada conseguirás que el fresco sea aún mayor gracias a los ventiladores. Son piezas muy elegantes, que además alumbran ya que muchos de ellos son al mismo tiempo lámparas.  

  5. Plantas en la terraza

    Las plantas dan vida y también frescor a la casa. Si tienes un balcón o una terraza intenta poner bastantes plantas. Sobre todo las plantas altas te ayudarán a proteger la casa y generar sombra. Si tienes un jardín más amplio puedes incorporar plantas trepadoras como las hiedras para evitar que las paredes se calientes.  

¿Qué debemos hacer si contamos con un gran ventanal? 

Muchas casas tienen la suerte de contar con un gran ventanal, pero no siempre es una ventaja ya que en verano este tipo de casas se calientan mucho antes. Si es tu caso y cuentas con una cristalera muy amplia lo ideal es que mantengas la mayor parte del tiempo los laterales de las ventanas abiertos. Debes intentar que corra el aire lo máximo posible. Si está totalmente cerrado, se creará un efecto invernadero donde la temperatura de la casa irá creciendo notablemente.  

¿Qué elementos pueden ayudar a mantener la casa fresca? 

Muchos de los elementos o pequeños trucos de casa que te hemos comentando anteriormente son los que te ayudarán a contar con una casa más fresca sobre todo en verano. Aunque es cierto que hay elementos fuera de esa lista que también te ayudarán a dar frescor a la casa:  

  • Elige doble cristal: los ventanales con doble cristal evitan que el calor remita con mucha intensidad.  
  • Protección solar: las casas también necesitan protección solar, y no hablamos de cremas precisamente. Las casas necesitan a veces de una protección extra para mantenerse frescas, como toldos, persianas, cortinas dobles o simplemente textiles que sean más ligeros. En los suelos también es importante incorporar textiles finos y ligeros. Las alfombras de fibras naturales son la mejor opción ya que absorben la humedad y reducen la sensación de calor.