Accede a las mejores marcas hasta -70%

Accede a las mejores marcas hasta -70%

Delia con su bulldog francés en la oficina

Las mascotas nos dan cariño, no juzgan y son muy fieles. Tener una mascota ayuda a mejorar nuestra salud mental. Según un estudio, las mascotas pueden ayudarnos incluso a salir de estados de soledad y depresión. Cambian nuestro humor y nos ayudan a equilibrar nuestros momentos de estrés. Por eso, cada vez más oficinas se han sumado a la tendencia de contar con mascotas en sus puestos de trabajo. Te enseñamos a que descubras cuáles son los beneficios de tener perros en la oficina y cómo puedes ayudarles a que ellos también se sientan cómodos en estos espacios. 

Los beneficios de tener mascotas 

Las mascotas nos ayudan a crecer de forma personal. Nos ayudan a mejorar nuestro estado de ánimo y se terminan convirtiendo en parte de nuestra vida. Las mascotas como perros y gatos benefician a nuestro cerebro, además de otros beneficios: 

  1. Evitan el sentimiento de soledad: no todo el mundo vive acompañado, y cada vez en España más personas mayores viven solas. Las mascotas se han convertido en una de las mejores alternativas para esas personas que se ven solas. Las mascotas nos hacen sentir más protegidos en casa y no tan desamparados.  
  2. Alivian la depresión y la tristeza: ayudan a las personas que se encuentran en un mal momento a salir de ese hoyo. Las mascotas dan mucho cariño por lo que es uno de los remedios más saludables para salir del grave problema que conlleva la depresión. Muchas personas prefieren no hablar de sus problemas o estados de ánimo con amigos. Las mascotas se convierten en sus mejores compañeros de viaje en estos pequeños baches ya que pueden hablar con ellos y desahogarse si ser criticados.  
  3. Aumentan nuestra felicidad: las mascotas nos hacen mucho más felices. Al poder jugar con ellos como los niños, aumentan nuestros niveles de oxitocina, lo que nos hacen mucho más alegres y felices. Este además, es un buen antídoto para reducir el estrés, la ansiedad y el mal humor.  
  4. Reducen el estrés: según un estudio las mascotas ayudan a reducir nuestros estrés, debido a su felicidad constante y también porque acariciarlos nos relaja (y también a ellos). Estos pequeños momentos con nuestras mascotas hacen que la mente se libere y tengamos una sensación de bienestar. Por eso, si tienes la suerte de llevar a tu perro a la oficina en tus ratos de descanso podrás desestresarte con ellos. 
  5. Somos más responsables: las mascotas son como los hijos, cuando tenemos uno nos volvemos mucho más responsables y organizados. Las mascotas como los peques requiere atención, cuidados y también horarios. Esto hará que seas mucho más constante con tu vida y con las organización diaria. Además, si tienes ambos notarás como las mascotas también protegerán a los niños y estos al mismo tiempo aprenderán de ellos.  
  6. Refuerzan la autoestima: las personas que tienen mascotas tienen una autoestima mucho más fuerte, ya que no les importa llorar, reír, o jugar sin miedo al qué dirán.  

Accesorios para perros en la oficina 

Si tienes la oportunidad de llevar a tu perro a la oficina es hora de que le lleves accesorios coquetos y cómodos. Los perros al estar en un espacio que no es tu casa pueden sentirse algo incómodos e irritantes. Para que este no te ocurra intenta contar con los accesorios perfectos para ellos. Una de las cosas que siempre debes dejar en la oficina son los juguetes. A los perros les encanta divertirse y pasárselo bien con sus juguetes. Los juguetes con sonidos y con textura son los que más les gustan, así como las pelotas. Lo bueno de los juguetes es que ayuda a estimular a los perros y que al mismo tiempo hagan algo de ejercicio, más que lo paseos durante el día.  

Añade una pequeña cama o una colchoneta cerca de tu espacio de trabajo. Así cuando termine de jugar podrá tener un sitio idóneo para descansar. Ponle alguna manta que le guste o que use en casa para que sea mucho más acogedor. Además, de la colchoneta también llévale al trabajo alguna ropa coqueta. Sobre todo cuando llueve o hace frío es hora de sacarles el chubasquero o el jersey. Si te atreves puedes incluso optar por alguno algo más divertido como de superhéroe.