Descuentos de hasta -70% ¡Regístrate!

taza de café espresso

Para empezar unos entrantes, como plato principal un risotto de hongos porcini, y como postre un Panna Cotta con fruta frescas. ¿Y qué viene después? ¡Un café espresso fresco y fragante, por supuesto! Así es como se ve la noche italiana perfecta. Y no estaría completo sin el fantástico espresso y la crema en una tacita. Pero, ¿por qué solo darse el gusto en el extranjero? ¡Incluso en tu casa puedes disfrutar de un espresso maravilloso!

Como la preparación del espresso es un arte, hay algunas cosas que hay que tener en cuenta para estar tan bien en casa como en Italia. Porque además de elegir los granos de café adecuados, necesitas la máquina adecuada y además un poco de tus propias habilidades que también forman parte de la preparación del espresso perfecto. Hemos recopilado los mejores consejos y trucos para un espresso delicioso.

Espresso o café, ¿cuál es la diferencia?

Para hacer un buen espresso, hay que entender por qué es tan especial. Porque la diferencia con el café normal depende de tres factores importantes.

Café Espresso

  1. El grano marca la diferencia

    Porque not todos los granos de café son para espresso. Aunque la materia prima es la misma, se suele preferir una cierta variedad, el grano de arábica aromático. Sin embargo, los granos del espresso se tostan más. Durante el proceso de un tostado más largo, el aroma se enriquece y la concentración de ácido disminuye. Además, los granos se muelen muy finamente antes de cocinarlos. De este modo se garantiza que se adapten perfectamente a la preparación posterior del espresso.

  2. Espresso: café bajo presión

    En contraste con el café normal, el agua caliente es presionada a través del polvo fino del espresso en poco tiempo. El resultado es un líquido concentrado. La finura del polvo evita la formación excesiva de espuma y la liberación de sustancias amargas en el café. Al mismo tiempo, la presión asegura que los aromas se disuelvan bien en el agua caliente en poco tiempo. El espresso contiene menos cafeína que el café normal y es más digerible debido a su baja acidez.

  3. Metodo de preparación

    Muchas cafeteras totalmente automáticas pueden cocinar el espresso por sí solas. Sin embargo, los profesionales prefieren utilizar, por ejemplo, una cafetera espresso manual de pistón para preparar este café tan especial. Con esta máquina, muchos factores pueden ser determinados por ti mismo. Porque el espresso sólo se convierte en un gran placer cuando está bien preparado.

La verdadera máquina para hacer un café espresso

Una máquina de espresso clásica que prefieren los gourmets de todo el mundo es la cafetera espresso. Sin embargo, esto requiere un poco de trabajo manual para moler los granos y el grado correcto de molienda en la moledora. Pero no te tienes que preocupar, existen máquinas de café espresso totalmente automática, qeu dan un espresso excelente.

Máquina de café totalmente automática de Westwing

Aquellos a los que les gusta disfrutar de diferentes especialidades de café no necesitan comprar una máquina nueva especialmente para su espresso. Muchas máquinas de café y cafeteras totalmente automáticas han asumido ahora también la cocción a presión para el café normal. Por lo tanto, no sólo son capaces de preparar café, cappuccino o latte macchiato, sino que también dominan el espresso.

Máquinas de cápsulas

La solución más fácil y rápida para un espresso delicioso es la máquina de cápsulas. Lo único que necesitas para disfrutar de un espresso delicioso es poner una cápsula de café, ¡y ya está! Estas cápsulas ya contienen la mezcla perfecta y sólo necesitan ser remojadas con agua caliente por la máquina. Esta es otra manera de hacer un buen espresso con un mínimo de tiempo y esfuerzo.

Cafetera de espresso

Las cafeteras mecánicas son adecuadas para todos los aficionados al espresso. En este modelo, la presión no es generada por una máquina, sino por las ventajas de la física simple. Es cierto que esto hace un poco más de trabajo que pulsar un botón en la máquina de espresso totalmente automática. Sin embargo, un fabricante de espresso ocupa mucho menos espacio, no requiere compras costosas y puede cocinar tan bien como un espresso con un poco de práctica. Después de todo, ¡había un buen espresso incluso antes de las máquinas totalmente automáticas!

Las más sabrosas recetas para un café espresso

El café pequeño se suele tomar después de la comida acompañado con algo dulce. Por eso, los postres son especialmente adecuados en combinación con un café espresso. ¿Qué tal un delicioso tiramisú casero con tu café?

¿No quieres tomar siempre un espresso básico? También puedes dar sabor a tu café con algunos trucos. Para los días calurosos de verano, por ejemplo, añade una bola de helado de vainilla con tu espresso. Simplemente pon el helado en la taza y echa el café sobre él. ¡Listo!

Para la versión de moda puedes hacer tu propio café espresso tonic. Todo lo que necesitas son tres ingredientes: 150 ml de agua tónica, cubitos de hielo y un espresso. Llena un vaso con tónica y cubitos de hielo y añade el café. Estás listo para disfrutar de la bebida tan de moda.

¿La receta de tu elección está lista y todavía estás buscando platos de servir con estilo? Hemos reunido una selección de tazas y juegos de café espresso con estilo para ti.