Descuentos de hasta -70% ¡Regístrate!

Tarta sobre bandeja decorada con crema

Un cumpleaños, un aniversario…Cualquier celebración es buena para acompañarla de un rico pastel. Y es que cuando ponemos un pastel sobre la mesa en uno de estos acontecimiento solo percibimos buen humor. Sorprende a tus invitados con una rica tarta. Te enseñamos cómo decorar una tarta para la ocasión según tu estilo. ¿Te animas a descubrirlo? 

Las celebraciones de cumpleaños nos encantan. Esta tradición de añadir una tarta y soplar las velas cada vez que cumplimos años se remonta al siglo XIII. Cada vez que un niño cumplía años se le despertaba por la mañana con un pastel de cumpleaños y con tantas velas como años cumplía. Como ves a pesar de la antigüedad de esta tradición, hemos seguido manteniéndola. 

Nos encanta la cocina y por supuesto los pasteles de cumpleaños, pero más cuando encima combinan con la decoración de nuestra casa. Toma nota de estos pasteles y ya verás como te convertirás en el perfecto anfitrión: 

  • Pastel de cumpleaños chic: para los más glamurosos no puede faltar en su fiesta de cumpleaños una tarta de lo más chic. Lo ideal es decorar el pastel de cumpleaños con una cobertura en tonos dorados o plateados, que sean brillantes. Decora la zona baja del pastel con unas flores, a modo de corona, ¡ya verás que chic! Elige el color de la cobertura según la decoración de la zona donde vayas a poner la tarta. Le dará un plus de elegancia y sofisticación.  
  • Pastel de cumpleaños minimalista: si eres fan de la decoración minimalista también puedes transmitirlo en tu tarta. Lo importante es que el pastel de cumpleaños sea al mismo tiempo sencillo y elegante. Una buena forma de conseguirlo es poner la cobertura de color blanco, y luego añadir pequeños detalles. Una idea para decorar la tarta puede ser agregar en la parte superior un pequeño cono con frutas recubierto de unas finas capas de sirope de chocolate negro. 
  • Pastel de cumpleaños clásico: para los más clásicos lo ideal es acudir a pasteles de cumpleaños de siempre, de los que nunca fallan. Una tarta sacher con mora y frambuesa, o la típica tarta cheesecake, son algunas de las opciones que no pueden faltar en tu fiesta de cumpleaños.  
  • Pastel de cumpleaños infantil: a lo largo del año siempre hay una fiesta de cumpleaños infantil. Y es que al final los reyes de los cumpleaños son los más pequeños de la casa. La mejor forma de decorar su pastel de cumpleaños es con una cobertura en un color liso, y luego añadirle pequeñas figuras de sus dibujos infantiles favoritos. Para que te combine con el resto de la decoración, puedes hacer hincapié en la mesa donde vayas a poner el pastel. Añade una decoración con los mismo tonos de la tarta o por lo menos el principal, el de la cobertura.  

Accesorios para decorar la mesa de cumpleaños 

En una fiesta de cumpleaños, uno de los mayores problemas es cómo decorar una tarta, pero también la mesa. La mesa al final también es una de las protagonistas indiscutibles de cualquier celebración. Para que puedas conseguir una mesa de diez y sorprender debes tener en cuenta algunos detalles como la vajilla, la cubertería, los pies de tarta o los textiles. Intenta que estén en sintonía con la decoración del pastel y sus colores. Otra de los accesorios que nos encanta añadir en estas mesas tan festivas son guirnaldas, letras con el nombre del cumpleañero, difusores de aromas, o flores. Ahora ya estás listo para celebrar un cumpleaños que sea digno de recordar.