Jardines de piedra

Jardines de piedra

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Jardines de piedra:la guía Westwing

Un pedazo de jardín con arreglos especiales que te recuerdan a los paisajes de las montañas de cualquier región. Con la combinación adecuada de plantas, arbustos y rocas podremos representar el paisaje alpino que más nos inspire en nuestro propio jardín, despierta tus sentimientos gracias a los jardines de piedra.

 

Cómo conseguir nuestro jardín de piedra

La mejor receta para conseguir una buena ambientación en los jardines de piedra es elegir una buena base. Estas piedras deben de alojar todas las plantas y ser adecuadas para drenar el riego de estas e incluso posibles fuentes que queramos instalar. El agua debe correr por las rocas sin estancarse, ya que esto puede producir charcas, malos olores e incluso ahogar nuestras plantas. Otro aspecto muy importante es la pendiente, las rocas deben de reflejar las pendientes naturales de los paisajes alpinos, esto te ayudará en el drenaje y en la presentación de los jardines de piedra.

Con la elección minuciosa y ordenada de distintos tipos de piedras se pueden recrear jardines de piedra maravillosos, que junto a las plantas escogidas especialmente para la ocasión, podemos ambientar cualquier paisaje alpino que nos inspire. Transforma tu jardín y disfruta de toda la alegría de la naturaleza en tu hogar con tu jardín.

Un detalle que siempre queda bonito en el jardín es lucir las paredes y los muros en piedra, estos detalles ambientan muy bien los paisajes y además proporcionan sombras frescas en el jardín. Es conveniente no elegir muchos tipos diferentes de rocas, y que combines el estilo de paredes y muros con el de la base de nuestras plantas, los jardines de piedra ganarán en naturalidad.

Las piedras naturales muy grandes pueden resultar muy llamativas en el jardín si están bien colocadas, puedes colocarlas con plantas y flores alrededor o usarlas a modo de accesorio decorativo. Los jardines de piedra se ven muy bonitos cuando transmiten la sensación de orden y cuidado, cuando el balance de rocas y plantas encaja se crea una atmósfera de paz y tranquilidad, con la cual podremos pasar horas y horas disfrutando simplemente estando en estos jardines de piedra.

Replantar los jardines de piedra

El ambiente creado en los jardines de piedra requiere de plantas a juego que luzcan visualmente combinadas con panorama rocoso que hemos creado. Existen plantas y flores de muchos colores que podemos combinar en el jardín con otras tantas variedades de piedra, siempre teniendo en cuenta el drenaje de las mismas. Colores verdes, violetas y amarillos lucen exquisitamente combinados en los jardines de piedra blanca y gris claro, dando la sensación de que estamos en medio de un paraíso en la montaña. Si te gustan las plantas grandes puedes echar mano de pequeños árboles y arbustos que combinen con el paisaje alpino que has elegido, existen muchos tipos de posibilidades para los jardines de piedra.

Es muy importante que elijas plantas de hoja perenne para poder darle vida al jardín, imagínate estos jardines de piedra sin color verde… Existe también una gran variedad de flores de montaña con las que puedes combinar colores y efectos para conseguir el mejor paisaje en tu jardín.

Por último no olvides la posibilidad de crear tu propio arroyo o manantial en el jardín, para ello puedes colocar las piedras en forma de escaleras con las que conseguirás un efecto precioso del agua cayendo a través de ellos. Pon alrededor jarrones rotos, pequeñas flores o sillas de madera para conseguir un tono rústico y acogedor en el jardín, ¡los jardines de piedra son auténticas maravillas!

 

Próximas campañas