¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Jarras:la guía Westwing

Las jarras deben traer consigo funcionalidad, deben ser útiles para servir bebidas, y también contener las dimensiones adecuadas para regular su temperatura y proporcionar una buena oxigenación.

Las jarras son por si mismas un punto de atracción en la mesa, se sitúan siempre en el centro de la mesa para que todo el mundo tenga acceso a ellas y son una de las primeras cosas que apreciamos en cada comida.


Bien sea por su funcionalidad o por su aspecto decorativo, las jarras mejoran nuestro día a día en casa. Puedes tenerla acompañando una acogedora tarde con los amigos, siempre habrá alguien a quien le apetezca un vaso de agua y lucirá bonita en la mesa al mismo tiempo. En las tardes calurosas de verano puedes utilizar las jarras de cristal para proporcionar bebida fresca, pero además recrean un ambiente fresco, ideal para dar esta sensación simplemente con una mirada. Las jarras pueden transformar cualquier parte de cualquier espacio en el centro de atención, sus diseños pintorescos y llamativos pueden aprovecharse para muchas más cosas que servir agua, decora tu mesa, tus ventanas, tus estanterías o riega las plantas.

Teteras

Imagina un típico día de invierno: envuelto en una manta en el sofá, vamos a hacer zapping por la TV para ver qué hacen, o tal vez nos disponemos a leer un libro, para acompañar estos momentos, no hay nada mejor que un té. ¿Qué sería de un momento así sin una bebida caliente, sola, en mitad de la noche? Atrás queda el tiempo de trabajo y estrés es hora de relajarse y estar a gusto en casa, muchas veces decides pasar estos momentos en compañía, momentos en los que el té es todavía más popular. La gente ya va tomando conciencia que el té es más saludable que el café y nos produce un sentimiento acorde con el relax que esperamos en estos maravillosos momentos.

Los rituales son importantes y estructuran nuestra rutina diaria. Preparar una tetera y beber té es uno de ellos, antes de dormir, antes de descansar, para las reuniones con amigos o después de las comidas, ¿qué haríamos sin las teteras? Los fabricantes conocen la importancia de estas jarras en nuestra vida diaria, y por ello cada vez se esfuerzan más en ofrecer diseños exclusivos, a conjunto con las tazas que dotan de elegancia a cualquier espacio en el que se sirvan.

Consejo: para ayudar a la digestión de comidas pesadas, no hay nada mejor que una buena infusión en agua calienta, ¡con ello podrás dormir tranquilamente toda la noche!

Jarras de vino

Estas jarras son un accesorio elegante en cualquier mesa de cualquier estilo. Son jarras de cristal diseñadas para oxigenar los vinos y conseguir todo su aroma y sabor. Son formas simples, con una boca y un cuerpo grandes, para que el líquido se encuentre perfectamente en contacto con el aire.

Este tipo de jarras están pensadas especialmente para servir vinos, pero podemos utilizarlas para otras bebidas. Un buen zumo de frutas exóticas, una cerveza o una sangría son buenos ejemplos, este tipo de jarras lucirán preciosas en la mesa y a todo el mundo le apetecerá disfrutar de una bebida proveniente de esta jarra.

Estéticamente quedan muy bien, son una mezcla de estilo francés e italiano, perfectas para dar un aire nuevo a tus espacios.

Consejo: las clásicas limonadas de Francia de la Moruacienne vienen decorando los espacios desde hace muchos años, aprovecha el diseño de estas jarras para traer un aire francés a tu hogar. ¡Prepara tu mesa con elegancia!

Jarras decorativas

Tal vez ya tienes una luciendo en el comedor, la sala de estar o incluso en tu propio dormitorio. Las jarras decorativas son accesorios muy elegantes y dan un aspecto muy hogareño. Quedan geniales en muchos espacios, hasta en el pasillo, consiguen siempre un ambiente rural, y son geniales para revitalizar muebles anticuados y aburridos.

Desde las tradicionales jarras de cerámica hasta las jarras metálicas en infinidad de diseños y formas, podemos encontrar cualquier modelo adaptable a cualquier mueble y habitación. Puedes hasta crear las tuyas propias vaciando un simple bote de aluminio, llénalo de tierra y colócalo estratégicamente con sus debidas flores en el punto adecuado para que traigan a tu habitación todo el aire de una casa rural.

Como pequeño consejo, puedes buscar jarras de leche viejas muy baratas, en ebay por ejemplo hay una gran selección.

Jarras para regar

¿Quién iba a imaginar que pintando la palabra “regar” en una jarra podría transformarse en una regadera? Las jarras son muy manejables, y puedes aprovecharlas para regar meticulosamente las plantas sin necesidad de comprar una regadera. Las jarras de aluminio que muchos tenemos abandonadas por la casa, se pueden transformar rápidamente en elegantes regaderas, con las que podemos regar las plantas del balcón o la ventana. Puedes transformarlas o comprarlas ya especialmente diseñadas con estampados florales.

Existen además modelos XXL que sirven simplemente para tenerlos como elementos decorativos para el jardín, ¡con las jarras el mundo se vuelve decorativo a la vez que funcional!