Jarrones caseros

Jarrones caseros

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Jarrones caseros:la guía Westwing

Los jarrones son perfectos para aportar estilo a nuestra casa, pues son el complemento por excelencia en la decoración de espacios interiores. Ofrecen una amplia variedad de diseños, tamaños, materiales, colores... Puedes elegir los que más te gusten, pero si quieres también puedes optar por personalizarlos y proyectar tu personalidad y estilo en ellos. ¡Deja que los jarrones caseros reflejen cómo eres!

En Westwing nos encantan el arte y las manualidades. ¿Qué mejor que combinar estilo y arte en la decoración de interiores? ¿Acaso no van de la mano? Si tienes un pequeño espacio que se ve muy solitario, los jarrones son el recurso ideal para darle un nuevo aire. Pero no te conformes, ¡atrévete a diseñar tus propios jarrones! Será una actividad muy divertida y que disfrutarás más tarde admirando el resultado.

DA UN TOQUE PERSONAL A TU CASA CON JARRONES CASEROS

A menudo las visitas que recibimos en casa nos obsequian con un pequeño detalle, como un pequeño pastel, pero a veces también traen un bonito ramo de flores que no tenemos dónde poner. Si te ha pasado esto, entonces sería una buena idea tener algún jarrón preparado para una ocasión similar, ¿no crees? ¿Y qué mejor que los jarrones caseros? En Westwing te damos algunas ideas para crear y decorar tu propio jarrón. ¡No te las pierdas!

  • Jarrones con pétalos. ¿Te ha regalado alguien unas hermosas rosas, pero ya se están empezando a deshojar? Úsalos para decorar un jarrón. Simplemente coge un envase de plástico y cubre el borde superior de pegamento. Pega una capa de pétalos y haz lo mismo con el resto de pétalos hasta llegar al borde inferior del jarrón. Déjalo secar. Por último, llénalo de agua y añade unas flores secas.
  • Jarrones de papel. Quizás tienes en casa un jarrón muy feo que te da vergüenza mostrar. ¡No lo tires a la basura, puedes utilizarlo para crear un jarrón totalmente nuevo! Corta el papel de periódico en pequeños trozos. Diluye la cola con un poco de agua en un recipiente hondo. Cubre el jarrón con los trozos de papel y estíralos de tal manera que no quede ninguna arruga. Déjalo secar bien y a continuación, pinta tu jarrón o haz algún pequeño dibujo que te guste.
  • Jarrones pizarra. ¡Esta idea es muy original y divertida! Pinta un jarrón de madera con pintura de pizarra. Déjalo secar y después, empieza a dibujar y pintar en él. ¡Los niños se lo pasarán en grande ayudándote a decorarlo!

¿Te han gustado estas ideas? Como ves, los jarrones ofrecen infinidad de posibilidades. Una alternativa magnífica es rellenar nuestros jarrones con hojas de árbol para una decoración otoñal o con comestibles como naranjas o limones. ¡Tendrás el perfecto centro de mesa! También puedes llenar tus jarrones de aroma poniendo en su interior esencias suaves o velas aromáticas. ¿Qué te parece? ¡Segura que te convence más de una de nuestras sugerencias!

¡Decora tu casa con jarrones caseros! Son la guinda perfecta para cualquier mesa, recibidor o mueble auxiliar. ¡Déjate inspirar por los productos y consejos de Westwing y transforma cualquier espacio de tu casa!

jarrones caseros