Ladrillo

Ladrillo

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Ladrillo:la guía Westwing

Tradicionalmente, el ladrillo se ha cubierto con yeso, pintura, tela, papel o paneles de madera; pero, cada vez más, el ladrillo visto es una tendencia de decoración que llega a todo tipo de casas. Desde las más grandes, donde puede combinarse con muebles antiguos en contrastes de vértigo, hasta en apartamentos pequeños de aire ultramoderno.

El ladrillo forma parte de la estructura de todos los edificios, así que los decoradores sólo deben devolverle su apariencia. Basta con limpiar la pared para eliminar las capas que lo recubren. Regístrate en Westwing para conocer cuál es el paso siguiente y decora con ladrillo

Tradicionalmente, el ladrillo se ha cubierto con yeso, pintura, tela, papel o paneles de madera; y, cada vez más, el ladrillo visto es una tendencia de decoración que llega a todo tipo de casas. Desde las más grandes, donde puede combinarse con muebles antiguos en contrastes de vértigo, hasta en apartamentos pequeños de aire ultramoderno.

El ladrillo forma parte de la estructura de todos los edificios, así que los decoradores sólo deben devolverle su apariencia. Basta con limpiar la pared para eliminar las capas que lo recubren. Regístrate en Westwing para conocer cuál es el siguiente paso y decora con ladrillo.

Ladrillo en interiores

El ladrillo es un elemento que evoca estilos muy cinematográficos, como los lofts neoyorkinos o los edificios victorianos típicos de Gran Bretaña. Estudios de grandes pintores que vivieron en París también tenían el ladrillo como protagonista. Hoy puedes recrear esos ambientes y muchos más usando ladrillo visto en una o varias paredes de la habitación que escojas. El sabor final que consigas dependerá de los elementos con que rodees al ladrillo, pero este material de construcción funcionará como base de todos ellos.

  • Cabeceros de cama: coloca paneles de imitación de ladrillo o haz obra y deja el ladrillo visto en la pared sobre la que va la cama. A primera vista el efecto es impactante. Suaviza el efecto de la piedra con tapices o fotografías de naturaleza.
  • Ladrillo pintado: pide a los pintores que den una mano de pintura en el mismo tono que el suelo para crear un cuarto íntimo y muy personal.
  • Dos paredes: deja el ladrillo visto en dos paredes que converjan en una esquina y pinta las otras dos de un color claro. Usa el blanco y los tonos nude para conseguir un ambiente minimalista y acogedor.
  • Estudio de ladrillo: perfecto para colocar una mesa de caballete en la que quepa todo lo que necesitas. Con estanterías metálicas o madera sin desbastar, el ambiente industrial perfecto para despertar la creatividad.

Exteriores de ladrillo

El exterior de tu casa es lo primero que se ve y el ladrillo puede dar un aspecto encantador a una estructura simple de formas cuadradas. Revestir las paredes de ladrillos de diferentes colores es el primer paso para que la casa sea distinta. Por ejemplo, el ladrillo color chocolate aporta un sabor de casita de montaña, y el amarillo es más urbano. Una combinación de madera y ladrillo también funciona en exteriores. Pero el suelo del jardín también admite el ladrillo como elemento decorativo; por ejemplo en caminos sinuosos que le darán un aire más trabajado que si dejas el césped sin tratar. Puedes colocar una hilera de ladrillos seguida formando curvas o plataformas salteadas a modo de piedras que cruzan un río.

Por supuesto, un jardín o un patio que se precie realza su valor si dispone de una barbacoa; y las barbacoas de ladrillo son un extra que sólo tiene ventajas: tú escoges el tamaño, el diseño y el tipo de ladrillo. Si das fiestas a menudo, una barbacoa será tu mejor aliada durante los meses de luz y calor. Regístrate en Westwing y encuentra todos los tipos de barbacoa que puedes construir con ladrillo y todas las formas en que estos pequeños bloques de colores pueden cambiar tu casa por dentro y por fuera.