Lana de oveja

Lana de oveja

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Lana de oveja:la guía Westwing

La lana de oveja crea en casa un ambiente muy hogareño y acogedor - no importa si tienes lana de oveja en una alfombra, en una funda de almohada o en una manta: este material es suave y transmite calidez, con ella nuestros espacios son acogedoras cuevas.

Lana de oveja: alfombras

Lana de ovejaLa lana de oveja es probablemente más utilizada para hacer alfombras. Porque si uno se levanta de la cama después de una noche relajante y acogedora, no le apetece sentir directamente el frío suelo bajo sus pies, ¡para empezar mal el día! Los pies se merecen tener una agradable sensación por la mañana, como la que da la lana de oveja: suave, mimosa, ¡como tener el cielo en la tierra!

Sin embargo, la lana de oveja no solo es perfecta para las alfombras, sino también para las sillas de la pequeña biblioteca privada, o simplemente en la sala de estar.

Lana de oveja: beneficios

Hay algunas ventajas de la lana de oveja que la convierten cada vez en un material más popular en interiores:

– Calor: aporta calor a nuestra casa y a nosotros

– Transpirable: la lana es perfecta ya que no acumula olores

– Suave: el tacto de la lana de oveja nos relaja

– Estéticamente bonita

– Regula la humedad

Lana de oveja: cómo limpiarla

Limpiar la lana de oveja no es difícil, pero es un material muy sensible y para cuidarlo debemos tener en cuenta algunas instrucciones.

Lavado: No todas las lanas de ovejas se pueden limpiar o lavar. Muchas se pueden lavar a mano o en la lavadora a un máximo de 30 grados Celsius.

Secado: Nunca se debe poner en la secadora, deja que se seque al aire libre.

Aspirar: La mejor y más rápida de las limpiezas es la aspiradora. Eliminarás mucha suciedad, que no esperabas que hubiera en la alfombra.

Planchado: La lana de oveja no debe ser planchada.

Alternativas

Por supuesto, hay imitaciones: ahora se hacen tan bien que son muy parecidas. Estas imitaciones tienen un precio más bajo, el único punto negativo es que las ventajas no son tantas ya que la calidad no es la misma. Tanto si optas por una auténtica lana de oveja como por una imitación algo es seguro: ¡conseguirás calidez hogareña en casa!

Próximas campañas