Lavabo cuadrado

Lavabo cuadrado

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Lavabo cuadrado:la guía Westwing

Como todos los accesorios de baño, un lavabo cuadrado te ofrece una amplia gama de opciones, tanto en tamaño como en diseños. Además, los encuentras en distintos materiales, como la cerámica, la imitación madera y la piedra, elementos siempre elegantes que hablarán de tu buen gusto.

El diseño cuadrado se identifica, y mucho, con el estilo minimalista, pero también con otras tendencias que inspiran relax. Si quieres un aire sensual, elige lavabos de líneas curvas y muebles románticos, con acabado envejecido. Cualquiera sea el lavabo que buscas, lo tienes en Westwing, ¡regístrate y consíguelo!

El lavabo cuadrado, un elemento de evidente modernidad

Si consideramos que los antecesores de los lavabos actuales fueron aquellos adorables aguamaniles redondos, que se colocaban en un tocador antiguo o en un mueble de madera fabricado expresamente para ellos, intuimos que el lavabo cuadrado puede tener un origen moderno. Claro que, si nos vamos a la antigüedad, podríamos imaginar algún tipo de lavabo cuadrado anexo a las enormes bañeras rectangulares de la Antigua Roma. En cualquier caso, el lavabo cuadrado tal como lo vemos hoy es una pieza contemporánea. Sus líneas y acabados lo demuestran. Este tipo de lavabo puede diseñarse para descansar sobre una encimera, modalidad que crea espacios verdaderamente elegantes. Además, existen lavabos de diseño cuadrado para instalar suspendidos. La elección de uno u otro irá en función del efecto que quieras transmitir, ligero y retro o actual y acogedor. Expresa tu estilo por medio de la decoración del baño con un lavabo cuadrado, clave para definir el espacio de líneas puras que quieres conseguir.

Ideas para triunfar con el entorno de tu lavabo cuadrado

El lavabo cuadrado, si bien será la pieza protagonista del ambiente, tendrá que contar con accesorios y muebles de diseño, que le ayuden a mostrar su elegancia. Aquí tienes algunas sugerencias de encanto comprobado:

  • Elige un lavabo cuadrado de cerámica blanca y colócalo sobre una encimera de madera, con acabado natural. Si no quieres poner un mueble que recargue el ambiente, instala una barra en la zona inferior de la encimera, donde colgarás toallas blancas, marrones y beige. En una casa de campo, instala la zona del lavabo en la pared de la ventana.
  • En un piso urbano moderno, donde el baño suele ser pequeño, adosa la encimera, de gresite ocre, entre las tres paredes de fondo. Coloca un lavabo cuadrado estrecho, grifería monomando y accesorios de temperamento minimal.
  • Las líneas del cuadrado conciertan a la perfección con la filosofía zen. Combina tu lavabo cuadrado con un muebles de bambú y dos jarrones minimales de cerámica blanca.