Lavabo infantil

Lavabo infantil

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Lavabo infantil:la guía Westwing

Los pequeños de la casa también necesitan sus propios muebles. Sobre todo cuando su estatura y tamaño no les permite llegar a donde necesitan. Por eso un lavabo infantil es una gran idea para que los niños aprendan las rutinas de higiene básicas como lavarse las manos o los dientes.

Regístrate en Westwing y descubre el lavabo infantil ideal y cómo decorar para los más pequeños. Accede a nuestra guía de estilo y encuentra los consejos de decoración que te inspirarán para re-decorar tu casa.

Lavabo infantil: pragmatismo y diversión

Los pequeños crecen muy rápido y colocar un lavabo infantil en casa puede parecernos algo poco amortizable. Pero la realidad es que no solo es una opción divertida para que los niños aprendan normas básicas de higiene, sino que le dará un toque de color a nuestro baño que lo hará muy original. Aunque un lavabo infantil no tiene por qué ser colorido y con un material blando, como es el plástico o la silicona. Una forma original de colocar uno es encontrando una réplica del que ya tenemos pero en un tamaño más pequeño y puesto un poco más bajo. Seguirá cuadrando con la decoración y quedará ¡muy simpático!

Si no quieres hacer reformas en el cuarto de baño tienes la solución en un lavabo infantil para la bañera. Se trata de una especie de bandeja que se apoya en uno de los extremos de la bañera cercano al grifo y en el que el pequeño puede tener el agua, su cepillo de dientes y algo de jabón. Son de quita y pon y la mayoría incluye un pequeño espejo abatible para completar el conjunto.

Un lavabo infantil muy original

Si algo tiene la decoración infantil es que es muy original y divertida. A la hora de encontrar un lavabo infantil tendremos cientos de posibilidades. Hay algunos que incluyen su propio mueble con forma de monstruito simpático. El mismo muñeco tiene unas pequeñas patas y en su gran boca está el lavabo infantil. Son fáciles de instalar y le encantará a los pequeños y los no tan pequeños.

También puedes elegir un lavabo infantil con formas. Una forma de nube o estrella quedará muy bien sin necesidad de incorporar algún color que pueda distorsionarnos el resto de la decoración. Por supuesto, un lavabo infantil también es posible de conseguir con un DIY. Sigue leyendo y encontrarás algunos consejos muy sencillos que conseguirán que tu lavabo sea apto para los pequeños reyes de la casa.

  • Puedes hacer que tu lavabo sea infantil decorando el mueble. Puedes pintar las puertas con divertidos dibujos y añadir una escalerita pequeña para que los niños alcancen a la pila. ¡Estarán deseando subirse!
  • Un truco muy sencillo es colocar algunos vinilos en el lavabo con accesorios a juego. Sus dibujos entretendrán a los peques mientras se lavan los dientes y cuando crezcan ¡solo tendrás que quitarlos!